Martes, 10 de Octubre de 2017: lobotomía laboral

Querido diario… mi promedio de trabajo es inversamente proporcional a mi promedio de chateo. Estos días prácticamente he desaparecido del mundo.

Necesito revisar una aplicación que tiene versiones móviles, curiosamente la autenticación tiene un doble factor y es sólo por móvil; me dieron el IPA y el APK. Intenté con Android y… pues…

Reinicie, reinicie y reinicie… y nunca se desactivo el Hypervisor-V así que pues coff..  mañana intentaré otra cosa porque no he tenido tiempo.

Hoy la Señorita RH me dijo… ¡ah! si, tengo una Señorita RH, no es como RH normal, ella en realidad hum… creo que sólo se encarga que en ningún momento me llegué mi lapsus ético; bueno, me dijo “y si no te gusta el calor, las tortillas de harina, ¿por qué no regresas?”.. contesté con un táctico “si no viviese allí, probablemente tendría un buen empleo… de hecho, si no fuese por Mexicali, jamás habría conocido a Mam”.

Después de la plática con señorita RH acepté mandar mi correo para un trabajo que me ofrecieron en Austria, para dedicarme a revisar cosas en la nube, SCADA/ISC, de esas aplicaciones en donde sólo se tienen un montón de webservices que no se sabe para que sirven, pero para algo sirven.

Y ya que tenía todo dije… “Ahhhh… demonios” y me puse a hacer, lo que sea que se supone que hago… fue un día malo.