Domingo, 8 de Septiembre de 2019: Huyamos a Querétaro

Querido Diario…

Volvímos a casa, nos bañamos, y bajamos sin decir mucho. Los tres nos sentamos en sala, mirandonos unos a los otros; Shellcode se acostó en mis piernas y empezó a roncar.

- ¿Y ahora qué? - dijo Lalo, la pregunta en que no queríamos pensar
- No sé - dije sinceramente

Y lo dije muy sinceramente, no tenía idea de como encontrar al Becario, o de donde podría estar. Incluso, después de todo lo que habíamos visto en la noche, temía que no fuesen El Pelón, Gabish y Jessika con quienes estuvimos, y fuesen algui… algo más.

- Belindo, ¿ellos son como tú? - creo que Janey llevaba mucho tiempo queriendome preguntar eso

Janey era cristiana, nunca le he preguntado si aun lo es; aunque come, bebé y bebé té como nosotros; pero no quisé preguntar. Mi religión es un tema no trato mucho, sólo intento seguir nuestras leyes; pero hace mucho, algún día se le comenté de ello.

- No, hum... venimos del mismo lugar, pero no; creemos en cosas distinas
- ¿Cómo puede ser posible eso?
- Hum.. supongo que es la diferencia entre los católicos y los anglicanos, o los ortodoxos.. todos son cristianos, pero diferentes
- Joven, perdón que los interrumpa, pero ¿qué quiere decir Karen?
- Hum.. en un viaje de esos de tehuacanazos, estaba muy asustado, era mi segundo viaje... y; entre el miedo, y otras cosas, había echo mi apostasia católica unos meses antes, así que paré en Cucuta, y me volví a bautizar
- ¿Eh?, ¿quiere decir que no te llamas como te llamas?
- Si, no es eso... sólo, decidí tener una religión nueva, una en la que si creo
- Bueno, no nos distraígamos, ¿por qué son diferentes?, ¿tú no haces cosas así?
- No, nosotros buscamos ser dignos, y para eso alimentamos lo más que podemos nuestro interior. Estudiando, leyendo, siendo buenas personas... y esperando al morir, despertar nuestro interior para ser dignos
- ¿Dignos de qué?
- De algo que le llamamos la legión
- ¿Y ellos? - No pensé que Janey quisiese saber de esto, era algo muy personal
- Usualmente buscan pedir favores, son muy parecidos a otras religiones. A mi me parecen más como un "estos de acá no me hacen caso, me voy con la competencia". Pero no buscan mejorarse a si mismos
- Pero, todos van al mismo sitio, ¿no?
- Si, la cárcel es la cárcel, pero hay diferencias. Si eres digno de la legión, tienes privilegios
- ¿Cómo cuales?
- Como la carne, el vino, los placeres...
- Joven, ¿qué es eso de la legión?
- Hum... es sólo un nombre, vienen muchos diferentes dependiendo de donde leas; pero... supongo has leído que cuando el fin del mundo se acerque, el sujeto de allá arriba se va a poner loco, va a lanzar enfermedades, incendios, huracanes y todas cosas malas; pues bueno, la legión serían los médicos que curan a los enfermos, los bomberos que apagan los incendios, los soldados que ayudan a los ahogados... gente que usa su libre albedrio de forma correcta
- Hum... ¿Chucho Cristo necesitará ser hackeado y entonces allí entras tú?
- Hum... no lo sé, no se debe de ser heróico, sólo... se debe intentar ser buena persona
- Joven, tú no eres buena persona
- Ohhh... suena mal
- ¿Usan altares? - Janey era la más consternada de los dos
- Si, casi iguales... para nosotros lo más importante son las velas y el agua
- ¿Para qué son?
- La blanca es para pedir un deseo bueno, la negra para pedir un deseo malo... si pides algo malo, deberás justificarlo en la blanca. Es complejo... el agua es para crear un vínculo. Representa que jamás nos separaremos.
- ¿La carne?
- No, nosotros no la usamos. No hacemos ofrendas, nuestra ofrenda es ser buenas personas; al gran Juez le importa más eso que regalos. Si somos buenas personas, quiere decir que hemos usado la libertad que nos dió de forma correcta, si somos malas personas, estaríamos dandole la razón al de allá arriba, en que somos barbáros sin razonamiento que deben de ser esclavizados toda su vida.
- Hum... ¿hay castigos eternos?
- No lo sé... pero si los hay serían justos. Es mejor que pasar el tiempo con alguien que sólo daña, destruye, te quita todo; pero todos adoran por ser misericordioso y lleno de amor.
- Esos demonios... ese Manon... ¿son justos?
- No, no lo sé... no creo... pero... una cárcel es una cárcel, imáginate el sufrimiendo eterno, y de pronto... alguien te busca liberar a cambio de un favorcito; eso se puede poner feo
- Si eres digno, ¿no sufres?
- Si... el sufrimiento es intrinseco en el humano. Es el costo por amar, por sentir, por reir...

Me levante y me preparé un café, volví al sofá y recosté apoyando la cabeza en las piernas de Janey.

- Es incómodo que me preguntes estas cosas
- Siempre eres cerrado en esas cosas, sólo sé que odias a Dios
- Oh si... cada día un poco más, como dijese Hank Moody, es una hijo de la gran puta
- Joven, todo esto, ¿cómo nos ayuda a saber donde está Becario?
- Hum... no imagino porque alguien querría llamar a Manon. Si seguimos con la analogía de la cárcel, él sería algo así como el reo que mueve todo el chanchullo en el penal.

Todo era muy confuso, ¿por qué se habrían llevado a Becario?, además… bueno, Becario no creo que sea una buena ofrenda, ¡es nuestro pozolero!, por algo es el pozolero, ese muchacho tiene más pecados que esos tres juntos; sólo que se ve buena gente. Se dice que las SS cuando llamaron a Manon para nublarle la vista a Hitler, usaron siete bebes en sacrificio; eso más pro que al Becario.

- Demonios joven, voy a tener que comunicarme con la esposa del Becario para decirle que pues... ya fue, y a decirle a Aldo que necesitamos un nuevo becario que no sea becario
- Hum... lo siento, no sé que hacer
- ¿Podemos hablar con ese tal Manon?, o sea, si ellos lo estan buscando, pues nosotros podemos primero decirle que pss.. que tranza, que nos deje al Becario y que se coma a los otros tres - Janey empezaba a caer en la desesperación, sus ideas no eran cuerdas
- No creo que eso funcione así
- ¿Entonces que funciona?, haz visto todas las películas de terror del cine, ¿no tienes algo que sirva?
- ¿Y si usamos una ouija para contactar a Becario?, dijiste que cuando se lo llevaron ya iba medio ido, tal vez estaba embrujado
- Hum... ¿en serio creen en esas cosas? - una cosa es el cine, pero yo no creo en eso
- Claro que si, una vez a mi me pasó algo jugandola en casa de mi abuelita - dijo Janey
- Si joven, yo también una vez me puse a jugarla y psss se movió un sillón
- Hum.. cuando iba en UPIBI me fui con unos amigos a un cementario, la jugamos a las 3am... y sólo salió el velador a corrernos, porque pensó que éramos unos borrachos que se habían metido al cementerio.

No tenía idea de que podíamos hacer para encontrar a Lalo 2, así que acepté. Fuimos al centro, a las tiendas que están detras del Café Azteca, y caminamos por horas hasta que al fin, pudímos encontrar una quija.

Esperamos hasta la noche, y entonces nos sentamos en medio de la sala. Colocamos la ouija en medio, y el vaso con agua; apagamos las luces, y dejamos sólo las de fuera para que algo se puediese ver.

- Sigo creyendo que esto es una muy mala idea, y perdemos tiempo validoso... deberíamos de dejarnos de esto y decirle a Fab que empiece a buscar
- Joven, ¿qué le vas a decir a Fab?, "Joven, queríamos vender drogas que nos sobraron, y mientras estabamos bailando unas cumbias, secuestraron al Becario"
- Puessss.. si
- Hum... - Lalo se me quedó mirando de arriba a abajo - extrañamente si suena a algo que dirías
- ¡Baaaasta los dos!, necesitamos encontrar a Becario, tiene una bebé

Janey había todado el punto más complicado, y por el que todos estabamos preocupados; Becario tiene una bebé, y desde hace mucho prometí que Becario siempre debía de llegar vivo de las misiones turbias.

Sin mucha confianza en nuestro proceso, metí las llemas de los dedos en el vaso de agua, toque el triangulo y miré a ambos.

- ¿Qué haces joven?
- Lo mejor es tener un medium, si a alguien le ha de pasar algo, que sea a mi... no pienso tener que andar buscandolos también a ustedes
- ¿En serio te preocupas por nosotros? - Lalo pusó cara de gato de Sherk, pero sólo le di un codazo

Empezamos el ritual de apertura de la ouija, y mientras Janey y Lalo llamaban a los espiritus. Yo hice lo propio, algo que simplemente me nació, que imaginé que estaba bien. Lo hice en silencio, y espere…

Después de un tiempo sentí un cosquilleo en el cuerpo, Shellcode a lo lejos empezó a ladrar a alguien más, hasta que escuché como se subió a la habitación. La mano de Janey empezó a sudar y a apretar mucho, y Lalo, Lalo también empezó a tener miedo, su respiración se hizo muy profunda y difícil de contener.

- Joven, este... no es por nada, pero... #estacab%&/(estepe$%&
- ¿Lo sientes?
- Este... yo creo que aquí me bajo, no mam%&/ - Janey sudaba tanto y me apretaba tanto la mano que empezaba a lastimarme

Debieron de pasar algunos minutos, hasta que de golpe, sentímos una tranquilidad en toda la habitación; un aroma a perfume muy dulce, y alegría; esa alegría se reflejaba a nosotros.

- Pregunta Belindo... me susurró Janey, mucho más tranquila en su mano
- Hum... ¿hola?, ¿hay alguien más en la habitación? - mi mano se movió ligeramente a un si

¿Qué se supone que se le pregunta a un espiritú?, ¿le preguntas directamente lo que quieres preguntar?, ¿le pides ayuda?, ¿le dices “hey, tú, ¿quieres un café?”?. No sabía cual era el guión correcto.

- Hola, yo me llamo Augusto... este de aquí a mi derecha es Lalo, y la de mi izquierda es Janey - mi mano se movió a la casilla de "Hola" - ¿quién eres?

Mi mano se empezó a mover por el tablero, escribiendo las letras R-U-V-I-N-I-K-O

- Ouuu... hola RUVINIKO, mucho gusto. Disculpa que te molestemos, pero necesitamos ayuda de alguien que pueda saber sobre el otro lado

Mi mano indicó C-U-E-N-T-A-M-E

- Pues verás, el día de ayer alguien secuestro a nuestro amigo Beca... Lalo 2; pero eso no es lo grave. Cuando investigamos, encontramos cosas, cosas malas, cosas que conectan con... donde tu estas. Y ahora, no sabemos como encontrarlo

Mi mano indicó Q-U-E-H-A-G-O

- No lo sé, creo que querían ofrecelo como ofrenda. Si eso pasó, que espero que no... o no me lo perdonaría, probablemente estaría contigo. Podrías.... ¿podrías decirme si nuestro amigo está contigo?

Esperé un momento pero nada paso. Nos miramos a la ojos entre nosotros, esperando… nada…

- ¿Me escuchas aún?, ¿sigues allí?, disculpa si te incomode amig... bueno, en realidad no entiendo si Ruviniko es nombre de mujer u hombre; ¿eres hombre?

Entonces, nuevamente mi mano se movió y apuntó a un “No”

- Oh, eres mujer... entiendo, dis...

Mi mano, abrutamente se movió a “No”; de una forma muy brusca

- Lo siento si me confundí... sobre mi amigo.. no importa, creo que no fue buena idea. Cerraremos la sesión, espero pases una buena noc...

Sentí un frío dolor recorriendo mi columna vertebral, y al mismo tiempo un ardor quemante brotando de mi boca. Mis manos apretaron fuertemente las manos de Janey y Lalo, quienes querían soltarse. Me tiré al suelo, intentando romperme la playera, por lo caliente que sentía mi pecho, gritaba, gemía… y de pronto todo fue nada, negro, vacio.

RUVINIKO

Ricardo
Uriel
Viviana
Irma
Noe
Ismael
Kioko
Omar

… no era un nombre, eran ocho nombres…

Fuego, azufre… frío… dolor… miedo… me vi en un avión, me vi caminando, me vi sentando cerrando los ojos lleno de miedo, me vi de rodillas pidiendo que la moneda callese quetzal.. el quetzal que una vez me dio Leonel… la moneda de la suerte.

El viento sopló y golpeó la puerta, las sillas se calleron, y los sofas se cayeron hacia el frente cada uno; Janey y Lalo no me soltaron, no porque no quisiesen, sino porque apretaba tan fuerte que no se los permitía.

Abrí los ojos…

Janey se paró a encender la luz rápidamente… nos quedamos cada quién en su sitio, sin movernos…

Pasó tal vez media hora… Lalo giró los sillones, Janey se sentó abrazandolé, y yo frente a ellos. Me pusé de pie y tome la ouija. Abrí una botella de whisky que tenía en la alacena, y la mojé, después; tomé un cerillo y la deje quemando en el patio. Mientras veía como se quemaba, sentía en el pecho el dolor de aquellas personas…

Volví al sillón, y me senté; los miré a ambos… y le grité a Shellcode, que con miedo me veía; pero al final se acercó para dejarse abrazar.

- Les dije que era una muy mala idea
- Jo... - me veía alterado, guardo lo que iba a decir
- Belindo, ¿qué pasó?
- Se los dijé, una cárcel es una cárcel, no importa si eres VIP o no... una cárcel sige siendo una cárcel
- Joven, ¿a cuantos? - Lalo hizo la pregunta de una forma directa y seria, yo sabía a que se refería
- No lo sé, jamás volví la vista para contar
- ¿Eso en tu modelo de justicia se puede arreglar?
- No lo sé... tal vez no...

Al final de todo nuestro primer intento de encontrar a Lalo 2, fracasamos. Seguíamos sin saber en donde podía estar, a donde se lo habían llevado, por qué, y que porque intentaban hacer ese ritual.

Querido Diario…

Nos fuimos a dormir, le dejé mi cama a Janey, y abrí la cama de invitados a Lalo; yo me quedé en el sofá con Shellcode, no les dejé mirar lo que había en la habitación pequeña.

Me estiré para alcanzar el teléfono, y le marqué a Fab.

- Bueno
- ¿Qué traza chavo?
- Tenemos un problema, necesito de tu ayuda
- A ver
- Estuvimos haciendo algunas cosas, y secuestraron a Becario
- ¡Ahhhh no maaaaa!
- No sé como encontrarlo, sólo tengo dos sospechosas. Te voy a mandar su información, averiguame todo lo que puedas
- Vere que puedo hacer
- Gracias

Pusé la alarma para despertar al día siguiente… 8 de septiembre… el año pasado, el 6 de septiembre… estaba en Morelia, para el 10 estaba en Mexicali, en Almater.