Querido Diario… La última vez que vi nieve confundí un barco con un edificio; no era como ahora. Nadie sonreía, yo te escribía porque pensé que sería la última vez; y vi las auroras boreales, que tanto me gustaron, y que tanto me gustaría mostrarte; y por eso te dije que viajásemos un día a […]