Querido Diario…

Cuando entré a la H. Organización Turbia e Ilegal, Becario estaba tirado en el suelo; rápidamente y preocupado por su salud, le di unas pataditas en las costillas para verificar si estaba vivo.

- Joven, no me siento bien, necesito dormir... voy a morir

- Hum... entonces puede que si mueras - dije un tanto resignado

- Belindo, la muerte de Becario generará ahorros, pero... ¿no crees que deberías de estar haciendo algo? - preguntó Lalo
- Estoy haciendo algo
- ¿Qué haces?
- Veo la tele
- Algo como para ganar dinero
- ¡Ahhhh!... si, si.... no lo sé, creo que eso implica trabajar, y.... no soy muy bueno en eso
- Demonios... nuestras vidas están en tus manos, tengo muchas deudas
- Ohhh si.... yo también... ¡Becario!, ¿que tan muerto crees que estas?
- ¿Eh? - Becario estaba vomitando en un bote de basura
- Para saber si te compro un seguro de vida, y lo cobramos y nos salvamos
- Eres el peor jefe que hemos tenido
- Naaaaaah.... es malo, pero no es el peor Becario - Lalo abrió la web de Seguros Monterrey y empezó a rellenar una forma con los datos de Becario

Querido Diario…