Viernes, 3 de Agosto de 2018: ¿Donde quedó el octano?

Querido Diario…

Ayer me di cuenta de algo muy curioso.

¿Por que la gasolina en Mexicali tiene 91 octanos y no 92?, ¿es porque aquí la gasolina es muy barata y mandan de menor calidad por el precio?, ¿es porque en EEUU también es de 91?.

La única que es de 92 octanos es la de las gasolineras de British Pretoleum. Pero siento que dura menos. Las que siento que duran mas son de PEMEX y Shell, aunque en Mexicali no he visto Shell, solo en EEUU y precisamente no compro en EEUU porque es de muy mala calidad su gasolina, también es de 91 octanos y la mezclan con etanol.

Que misterio misterioso. Toda la tarde me pase pensando en eso [inserte aquí meme de la Rana Rene].

Querido Diario…

O las cachanillas no se creen nada o los chilangos no tenemos credibilidad.

Cuando un chilango dice que hará algo, siempre lo hará… no importa que implique salir en pijama, cruzar la ciudad de lado a lado y enfrentarse a los 45 grados del desierto. Los chilangos siempre cumplimos lo que prometemos #posthisone

“¿Es en serio?” </acento_gritoneado>

Lunes, 30 de Julio de 2018: Voten, voten, voten

Querido Diario…

Tengo una amiga llamada Lors, que vive en un pueblito llamado Aguascalientes; está concursando para volverse una cantante famosa; y cuando sea muy famosa, presentarme a Belinda cuando hagan un dueto.


Dale click al vídeo y dale Like.

Querido Diario.. hoy ha sido un día emocionante. Algo me dice que tengo que vender un riñón e ir a Las Vegas:

Me invitaron a la competencia especial de bug bounty hunters D: …. es concursar contra los mejores del mundo… ¡tengo que ir! … ¡ahhhh! aunque podría ser que sólo vaya a hacer el ridículo… pero ¡ahhh! que tal si se me aparece un fallo de la buena suerte y gano D: ¡ahhhh!

*se hace bolita*

Domingo, 29 de Julio de 2018: Rescate inesperado

Querido Diario…

Sentí que entré a una habitación, el aire olía diferente al de afuera; un poco a Glade. Todo estaba silencioso y aunque veía un poco el reflejo de la luz que pasaba candidamente por entre la tela que me cubría la cabeza, no alcanza a ver nada aún. Sentí un empujón hacia dentro y en ese momento me quitaron la capucha; y allí, enfrente, estaban los tres; atónitos de verme entrar.

- Hola - dije alegremente

Y entonces cerraron la puerta.

Era una habitación, que no parecía de un hotel; más bien de una casa. Aldo estaba sentado en una pequeño sofá en la esquina leyendo; mientras que Beto y Luis estaba frente a un tablero de ajedrez.

- ¡Joven!
- Gané la apuesta - dijo Luis, mientras le golpeaba el brazo a Beto - te dije que no nos iba a dejar aquí
- Obvio no, ¿qué clase de persona sería haciendo algo así?
- ¿Cómo están? - dije con una sincera sonrisa de verles completos, vivos y gorditos
- ¿Cómo estas mi buen A... ? - dijo Aldo, también sonriende
- Hum.. pues, más o menos.. no puedo quejarme. Que agradable clima... nada parecido al desierto
- Joven - me dijo Beto mientras se levantaba ansioso -¿cual es el plan?
- ¿Cual plan?
- Para irnos
- ¿A donde?
- A nuestras casas
- Ouuuu.. si, pues primero necesitamos que nos deje ir; no creo que nos dejen ir. Estos tipos son muy rudos
- ¿Qué no viniste a sacarnos? - dijo Luis
- Si... pero psss falló un poquito el plan
- ¿Cómo que falló? - vi los ojos de Beto hacerse como platos del susto
- Pues miré joven, básicamente me detuvieron en una vuelta inglesa; no pude moverme, y henos aquí
- ¿Qué es una vuelta inglesa?
- Ouuuu... eso es una buena pregunta, pues mira - y dibuje en un papel que estaba por allí

- Pues básicamente subí al coche, le puse gasolina y me dispuse a venir hacia aquí a rescatarles. Iba manejando sobre una avenida y había una parte de donde debía de dar vuelta a la derecha. Pero cuando tu das vuelta a la derecha hay unos coches que vienen a la izquierda y más tarde otros que van a la derecha. Es confuso, pero una vez que entras a la curva, ya valió, se cierra a un sólo carril; ellos se pusieron en el cierre del carril y quedé atrapado - Beto y Luis escuchaban con total atención, mientras Aldo parecía que sólo ponía atención a lo que leía
- ¿Y luego?, ¿qué hiciste?
- Pues como dicen los españoles "aquí iba a haber jarana", corte cartucho, levante mis oraciones al todo poderoso Quetzatcoatl, abrí la puerta y le metí un tiro al tipo que se veía como que estaba a cargo
- ¡Bien!... y luego los otros te empezaron a disparar
- Hum... no, más bien no le pasó nada
- ¿Fallaste?
- No, se lo metí directo en el corazón
- ¿Entonces?
- Traía chaleco y yo le disparé con una 9mm
- ¿Y por qué no le apuntaste a la cabeza?
- Eso mismo me dijo él, pero... iugh.. ¿no te da cosa cuando ves sesos volar por todos lados?, eso es muy asqueroso; siempre me da asco que me vaya a brincar algo a mi...¡guácala!
- ¿Entonces que pasó? - interrumpió Luis
- Me metí al coche de nuevo y me hice bolita
- Bien, suena a un pésimo plan
- Pues si, básicamente; porque no me fije que al meterme se me cayó la llave y ellos abrieron los seguros como si nada para sacarme
- ¿Y luego?
- Pues ya no hubo luego... henos aquí

Beto seguía mirándome como si esperase que le dijera “esto es una broma, ya vámonos”.

- ¿No sé te ocurrió hacer algo antes?, ¿preparar un plan B?, ¿preparación pre-plan?
- Oh si, iba preparado
- ¿Qué hiciste?
- Pasé por un café

- ¿Y ya?
- Ahhh no obvio no, también compré un beagel
- ¿Un qué?
- Una como dona, pero sin... ser dona
- ¿Y qué pasó?
- Ouuu :( se la comió mi perro

- ¡Joven!, reacciona y dime que todo esto es una broma... - Beto empezó a gritar - ¿qué estabas haciendo antes?
- Jejeje... le estaba picando a nariz al perro :P

Mi relato parecía que les había desilusionado bastante. Aldo sacó su laptop y parecía escribir algo. Luis se tiró en la cama con su celular y empezó a chatear; Beto sólo se sentó un tanto atónito en la cama.

- Tienen celulares
- Si, pero nos tienen por una VPN, no logramos ubicarnos; dice que estamos en Australia.

- Ouuuu
- Y aunque supiésemos... ¿le decimos a la policía o qué?
- Esho shi - dije mientras me acostaba en un diván que había junto a la ventana - pues bueno... así de trágica es la vida

Abrí mi celular y me di cuenta que tenía una red a la que podía acceder, salía por VPN y aunque teníamos internet prácticamente libre, servicios de comunicación que nos pudiesen triangular, estaban bloqueados. Por fortuna, https://doctorwhoenlinea.blogspot.com/ estaba funcionando.

- Joven, ¿y ahora que va a hacer?
- Lo único que podemos hacer... relajarnos
- ¿Relajarnos?
- Ajá
- ¿Nadie nos va a rescatar?
- Yo creo que si, Lalo
- ¿Él sabe que te detuvieron?
- No, pero calculé que manejando llegaba como el lunes a medio día, así que como por el miércoles o jueves pensará que algo me pasó y empezará a buscarnos. Y cuando menos nos demos cuenta ¡zas!, entrará por allí dando tehuacanazos - dije mientras señalaba la puerta
- Para ese día ya nos habrán matado, ¿por qué no hackeas lo que te pide?
- Ese es el problema... no puedo, no sé... pero nadie me cree
- Diablos...

Aldo sonrió un poco, mientras el silencio llenaba la habitación; el desánimo envolvía a Beto y Luis; y yo… bueno, este capítulo estaba muy bueno. El Doctor perdió a Rose 🙁

Pasaron unas horas y nos llevaron comida. Para ser un secuestro nos trataban bastante bien. Una especie de carne en lo que pude adivinar era algún tipo de reducción de vino. Di un parte de bocados y dejé el plato, ¡la carne estaba completamente cocida!, el vino era corriente y el puré era prehecho de caja… una comida de pésimo gusto, como quién nos tenía a su merced.

Me lavante de la mesa y volví a la computadora, me acosté en el diván y continué.

A lo lejos se escuchaba que de vez en cuando tecleaba, así que Beto me preguntó:

- ¡Joven!, ¿de casualidad estas chateando con alguien que pueda venir a ayudarnos?
- Hum... si, claro; cosas importantes sobre nuestro rescate

Pasaron no sé cuantas horas, hasta que de pronto se escucharon disparos y gritos por todos lados. Beto y Luis corrieron hacia la puerta; Aldo me sorprendió que seguía riéndose. Una persona normal escucha balazos y se hace bolita.

Unos veinte minutos más tarde entró Lalo con ametralladora en mano.

- ¡Joveeeeen!
- Te tardaste
- Pssss.. se pusieron un poco locos joven, pero los terminamos manejando
- ¿Bajas?
- MiniKrusty
- ¡Ahhh! D: ¿qué le pasó a MiniKrusty?
- Nada, pero traía un tupper que le puso su mamá con barbacoa, y le hicieron un hoyo
- ¿Al tupper?
- No 
- ¿A MiniKrusty? D:
- Al suelo joven, para meter la barbacoa
- ¡Ahhhh!.. yiuck... odio la barbacoa
- Si, ya me habían dicho. Que raro eres

Me levante, me estiré y entonces les dije

- Bueno, es momento de irnos - Beto no entendía que pasaba
- ¿Qué pasó?, ¿todo estaba planeado?
- Noup
- ¿Entonces? - seguía confundido
- Lalo no confía mucho en mi, así que cuando le dije que iba a planear su rescate se asustó y decidió venir a rescatarnos
- ¿Entonces no sabías?
- No, pero lo supusé
- ¿Y si no?
- Pues nada, seguiríamos aquí
- Pero no hiciste nada
- Naaaaaah... ¿ya pa' qué?, ya sabía que iba a pasar
- No entiendo - dijo Beto mirando a todos lados, mientras Aldo riéndose se paraba y le mostró una pantalla del Sonar de Solar Winds a Beto
- Hay una quesadilla, un tamal y una gordita conectadas a la red - dijo Aldo
- ¿Qué es eso?
- Sólo conozco a una persona que le pone nombres de comida a sus computadoras - y me miró - el buen A.... 
- Ahhh si.. 
- ¿Tú los metiste?
- No, más bien Janey me hackeo, saltó a través de mi y hackeó toda la red
- ¿Janey?
- Si, chaparrita, turbia e ilegal... y últimamente metida en delitos graves

- Joven, no estoy entendiendo nada
- Hum.. necesitamos como unos cinco posts para explicar todo lo que sucedió joven, prometo que les voy a contar... ahora.. vámonos de aquí
- ¿Y la loca?
- Como toda criminal de cuello blanco.... huyó - dijo Lalo 
- Vamos a cazarla
- Joven, dí que seguimos vivos... vámonos a nuestras casas antes de que ahora si nos pasé algo malo - le dije a Beto mientras movía la cabeza
- ¿Unos cortes en La Vaquita? - dijo Luis, quién ya se veía recuperado del susto
- Seeeeeeeeeeh.. - dijimos todos a coro mientras salíamos brincando entre montones de sangre y cuerpos por todos lados

Al final todo había salido bien… y ha si, ¿qué pasó?; está vez no fui yo pero… explicaré a detalle en una serie de posts como fue que Janey supo que me estaban llevando, y como me uso de jump box para comprometer la red en donde estábamos. Para el final de la tarde había regresado al jugoso desierto y me encontraba tranquilamente descansando.

- Terrorista cibernético
- Eu... 
- ¿Por qué tienes la mano cortada?

Habían sido las cositas de plástico con las que me ataron mientras me llevaban.

- Hum... ¿recuerdas a la güerita de ojos azules del StarrrbOcks?... grrr... es muy perver
- Yiuck no quiero saber
- ¿Celosa?
- Jaa.. ¿yo por qué? - dijo mientras fruncía el seño cuando me quiere matar - ¿terminaste el capítulo?
- Si, y el especial de Navidad también... me gustó mucho, pero que feo que haya perdido a Rose
- Si
- Al final tenía sentimientos.. aunque no tantos, luego, luego se consiguió a una nueva
- Pues como todos los patanes

Querido Diario… Rose había sido la acompañante del Doctor que más tiempo había durado en la serie. De hecho creo que era más importante que la que se quedaba con K-9

Al final todo salió bien, huimos y tenemos una gran anécdota que contar. Y Janey aprendió a hacer un Pass The Hash con Kerberos.

Cuando al final hicimos el recuerdo de los daños y Beto no paraba de quejarse de mi, el Becario con Esteroides me dijo algo que les parece muy preocupante a muchos.

¿Por qué debiese de preocuparme?… nada importa mucho en realidad.

Querido Diario… ¿recuerdas por qué te empecé a escribir?… ouuuu si… un contrato firmado en Colombia, en donde debo d,e al menos una vez a la semana, escribir algo relacionado a seguridad de una forma simple, para que la gente se emocioné y quiera aprender de mi… por eso, lo cual quiere decir que en realidad estoy completamente sano y bien… eso y que tengo demasiada suerte como para que me pasé algo. No habría razón alguna para preocuparse 😉 … ¡aunque!, si hay ciertas cosas reales en los relatos.. 😛

Viernes, 27 de Julio de 2018: Plan de rescate necesario

Querido Diario…

Había sido un día como cualquier otro, terminé mis actividades y fui a cenar, algo ligero; porque en el día había comido ramen y no tenía mucho apetito.

Mientras estaba cenando, recibí un mensaje de Beto.

- Bueno
- ¡Joven! - se le escuchaba tranquilo y de fondo parecía un bar. Están en el McCarty's, pensé
- ¿Qué pasó joven?, ¿qué tragedia tragediosa invade la trágica tragicomedia de esta H. Turbia e Ilegal Organización
- Pues mire joven... llegamos, y nos dieron con todo
- ¿Por donde?
- Ouuu... ¿qué pasó joven?, más respeto
- Pues es quiero enterarme de los detalles
- No, pues, para ponerla sencilla; nos atoraron, nos secuestraron y pues en eso estamos
- Tú te escuchas muy tranquilo como para estar secuestrado
- Pues es que.. Mom es todo, pero.. no creo que nos deje aquí, menos a los tres. ¿Ya te contacto para que nos rescates?
- ¿Mom? - sentí un golpe frío en todo el cuerpo
- Si, Mom
- ¿Dónde están?, ¿quién los tiene? - esto no era un juego
- La loca, tú loca, Querétaro
- Ouuuu
- ¿Dónde está Mom?
- Pues mire joven.. ya sabe que los protocolos de seguridad y las buenas prácticas nos dicen que no debemos de dar localizaciones
- Belindo
- Hum...¿Praga?
- Bueno, pero esta la Licenciada
- Ouuuu.. si, ella
- ¿Dónde esta la Licenciada?
- ¿Roma?
- Joven
- ¿Qué paso jovenazo?
- ¿En donde estas?
- ¿Mexica... li?
- Luis - se escucho como se separó del auricular - olvida lo que dije, nos van a matar - bueno joven, fue un placer servir a su lado
- Nah, nah, nah.. tú relaaaajate, todo está bien, dame 5min y lo arreglo, menos... dame 10.. no, ¿sabes qué?, vamos a hacer las cosas bien.. dame un ahora y yo arreglo todo
- ¡Luis!, diles que si nos prestan unos teléfonos para marcarle a nuestras familias y despedirnos - y colgó

Diablos.. ya decía yo, despreciar a una mujer, puede ser fatal.

- Bueno
- Hola
- ¿Qué onda? - intentaba ser lo más normal posible
- Aquí, ¿tú qué?
- Pues acá jugoso
- Huy
- El calor
- Si, claro
- Oye, este... un detalle; sin relevancia... eh... creo que tu gente secuestro a tres amigos mios
- Si, aqui los tengo
- Ah, que bien.. ¿te los llevaron?
- Si
- Ah, si, este... creo que fue un error
- Pues si, pedí que los mataran, pero fallaron; y luego mejor los decidí traer acá
- ¡Ah!, órale... que buen error. Este, y; ¿puedo mandar a un chofer por ellos?
- No
- Ah, ok.... este... ¿me los subes al autobus?
- Te tengo trabajito
- Huy... este, pues.. si así son las cosas, pues no es que no quiera... este... pues... pues... pues bueno
- Vas a hackear para mi y robar $100 millones
- Ouuuu... 
- O los mató
- Ouuuu... esa palabra es mala, mejor no hay que decirla
- Bien, los "escabecho", como tú dices
- Ouuuuu - y colgó

Bien, las negociaciones no salieron bien.. era tiempo de buscar ayuda.

- Joven, ¿entonces que hacemos?
- Reune a todo el equipo, a ¡todo!, necesitaremos a todos; desde los músculos del Becario con Esteroides, hasta las técnicas de Fab
- ¿De vomitar taxis?
- Ahhh no... me refería a las de inteligencia, pero... si, supongo esas también sirven... tu junta a todos
- Ya está joven
- ¿Y luego?
- Yo voy saliendo para allá
- Ok, ¿a qué hora te vemos?
- Pues si le hecho ganitas, yo creo que.. como el lunes a medio día
- Los van a matar - y colgó

Me senté viendo hacia la calle y prendí un cigarro… ahora si que se había armado la gorda; y no tenía una idea de que haríamos.

Querido Diario…

Como se me antoja esto:

Miércoles, 25 de Julio de 2018: A cazar al cazador

Querido Diario…

Arribe a Morelia por la mañana, había tenido que salir en el primer vuelo de Mexicali hacía Guadalajara, y de allí tomar un helicóptero hacia Morelia. Antes de eso, pasé a dejar a Shellcode encargada, le compré un bulto grande de croquetas, y sus bocadillos con forma de chuleta que tanto le gustan. Es una buena perra… muy cobarde, pero es una buena perra.

Al llegar al campo de aterrizaje me esperaba Faustino, al quien al bajar salude de forma muy efusiva, teníamos varios meses de no vernos.

- ¿Cómo estas?, ya te hacia muerto en la nieve
- Nah... me dieron unos tehuacanazos con chile piquín por unas 10 horas, pero... nada más. Los güeros no saben nada de nosotros
- Eso escuche, que regresaste como si nada
- ¿Y tú?
- Yo ya no estoy para eso, ya casi tengo cincuenta y... ya va siendo tiempo de quitarnos la medallita de héroes, ahora si, a ganar dinero. Que de todas formas los pen%&/( escogen a quién sea
- Pues si... - rompí el momento emotivo - ¿qué me tienes?
- Con tu hackeo lo ubicamos en sus casas de seguridad y mapeamos su ruta; solamente necesitamos asegurar que va a estar en la ruta, pero fuera de eso creo que lo tenemos
- No podemos simplemente confiar en sus horarios; puede cambiarles en cualquier momento; es muy paranoico. Debemos encontrar una forma de trackearle
- Estamos interceptando algunas cosas que van a su oficina por DHL
- ¿Cómo que cosas? - pregunté
- Cosas normales, papelería, laptops, no sé... podríamos meterle una cámara
- No, eso es muy obvio
- ¿Que tienes en mente?
- ¿Laptops?
- Si
- Vamos a instalarle un juguetito - interrumpí - pero primero, prioridades. Vamos por unas carnitas.

Fuimos a comer a un puestecito cerca de los arcos. Morelia es muy bonito, no dejes de visitarlo en Día de Muertos; y la comida es deliciosa.

Comí con el equipo de Faustino; a pesar de que durante mucho tiempo sirvió a intereses de gente muy poderosa y entreno en diferentes áreas de inteligencia; no le gusta colaborar con mucha gente. Siempre contrata gente de bajo perfil que, básicamente, sólo sabe hacer una cosa. Jalar el gatillo, y hacer pozole con la competencia (espero tú me entiendas cuando digo el término pozole).

Terminando de comer fuimos a su casa de seguridad; bastante fea pero con escondrijos suficientes para entretener un tiempo a un comando armado que entrase y poder sacar a la gente importante. Pasé y me encontré a Mauricio.

Mauricio es prácticamente un niño de 15 años que sacaron de arreglar celulares en la Plaza de la Computación, no tiene talento alguno, pero quiere ser un criminal y aprender; dice que se facilitan estas cosas, pero hum.. ñeee… yo no confiaría mucho mi vida en él.

- ¿Cómo estas vendetta?
- Bien, ¿tú qué tal?, ¿cómo te trata el gordo?
- Bien, bien... estamos aprendiendo
- A ver las manos - le giré su mano derecha con la palma hacia arriba - ¿cuantos?
- Dos, se pusieron difíciles y pues, el señor Faustino me hizo deshacerme de ellos. Ya sabes
- Hum.. a tu edad yo soñaba con grandes cosas, deberías replantearte lo que haces - diablos, ya doy consejos. Estoy viejo.

Mientras intentaba salvar el alma condenada al infierno de Mauricio apareció Faustino.

- ¿Entonces que haremos?
- Dame una de las laptops que interceptaste, la más bonita de todas
- Tengo que Dell, i7, 4 TB, 32 Gb de RAM
- No, no... esa no es
- Es la mejor
- Por eso, esta sólo la usaría un ñoño... esta - y tomé una laptop pequeña
- Pero esta muy chafa - dijo Mauricio
- ¿No la usarías?
- No señor
- Exacto tú eres un nerdo, por eso mismo. Esta es la que usaría él - sentí el corazón de Mauricio partirse en dos, pero... alguien se lo tenía que decir - vamos a instalarle un backdoor pero no con software. Tiene un equipo de seguridad guatemalteco, deserteros de los caibiles, muy bien entrenados. Así que tenemos que ser hábiles. Un backdoor en el firmware
- ¿Y luego?
- Leeremos todo, veremos todo, sabremos to-do
- ¿Nos pueden rastrear?
- Si
- ¿Sabes quién es?
- Si
- No sé si eres muy presumido, eres muy bueno o te quieres morir
- Las tres
- Esta bien, ¿qué necesitamos?
- Abrir la computadora, conectamos este aparatito al BIOS, instalamos el firmware, cerramos, y terminamos - les dije mientras mostraba mi modificador de firmwares (lo siento, es el mejor nombre que se me ocurrió)

- ¿Así de fácil? - preguntó aun dudando Faustino
- Así de fácil 
- ¿En que te ayudamos?
- Bueno, necesito unas manos... las tuyas - le dije a Mauricio - tienes que abrir la computadora por mi
- ¿Por qué? - preguntó
- Ouuuu mis manos son muy suavecitas, no fueron echas para estas cosas
- ¿No?
- No, fueron echas para tomar cosas... 
- ¿Qué cosas?, ¿celulares?
- ¡Ay niño! - mis ojos le dijeron todo a Faustino, Mauricio no iba a durar en este mundo turbio e ilegal - Ten - y le di la computadora - abrela primero y saca ese fierrito de allí que cobre el fierrito de acá

- Bien niño, ahora, conecta el modificador de firmwares a la motherboard
- Si señor
- Si me vuelves a decir señor te meto un tiro en la cabeza
- Si señ... no señ... no vendetta

- Bien, carga el firmware
- ¿Cómo?
- ¿Qué?, ¿nunca has cargado un firmware?
- No señor, pero si me explica lo haré
- ¿Me ves cara de ingeniero?
- Si señor
- Pues no lo soy
- Lo siento señor
- Pues yo no sé cargar un firmware
- ¿Entonces?
- Hay que seguir la metodología

Habiendo resuelto el problema, Mauricio cerró la computadora y la reinició para verificar que todo estuviese bien.

Y estábamos listos.

- Que avanzado - dijo Faustino - ¿qué tan costoso es eso?
- ¿Qué?
- Eso
- ¡Ah! es gratis
- ¿Qué?
- Si, lo descargas de aquí: https://github.com/cr4sh/smmbackdoor

Faustino cerró la computadora y la llevó a la bodega para entregarla al día siguiente como un paquete más de DHL. Después de eso, todo sería cuestión de acción, de la mala.

Me fui al hotel a descansar, esperando lo que pasaría mañana. Pregunté como estaba Shellcode; y me dispuse a ver una película.

Me puse a ver FireFly, es como para la gente que le gusta la ciencia ficción.


Hasta que en algún punto me quedé dormido… y tuve un sueño raro… soñé a Carlos, a Lalo y Lalo 2… es un sueño terrible; que espero que por nuestro bien no sea una premonición.

Que miedo…

Intenté conciliar el sueño, pero no pude. Hasta que de pronto leí un mensaje… y respondí “lo siento, no va a funcionar unos días en Mexicali. Prometo arreglarlo pronto. Espero estes bien y no hayas salido corriendo por el temblor. Te amo, ¡muacks!”.

Me hice bolita y me quedé dormido… por cierto, hay caza recompensas que soy muy crueles. Yo no soy así… creo.

Querido Diario… ¿los perros pueden comer sushi?, Shellcode el otro día, mientras bajé a la cocina por agua, se comió todo el sushi que dejé en el escritorio; no se enfermó, pero no sé si eso está bien.

Jueves, 19 de Julio de 2018: Póngase la del Puebla

Querido Diario…

Era un día caluroso, jugoso, de esos en los que subes al coche y se tarda como media hora con todo el aire a lo que da para que pueda enfriarse un poco.

Iba manejando sobre Av. Lázaro Cárdenas, y debía de dar vuelta en hum… pues a la derecha, no recuerdo como se llama allí, pero me pasé; entonces pasando un puente, que le dicen Puente Pando, no sé si porque esta pando o porque así se llama; giré hacia la derecha e iba siguiendo el Waze. Cuando paramos en un alto, levante el teléfono para confirmar la ruta y entonces escuché el chillido de una patrulla.

Tras el cristal vi como el policía me hacía señas de que no debía usar el celular y lo baje. Se puso el verde y avanzamos, yo empecé a acelerar hasta que de nuevo la patrulla se pudo detrás de mi y pensé “hum… esto ya es muy raro, debo de detenerme”.

- Buenas tardes, soy el oficial Franco
- Hola
- ¿Estaba intentando darse a la fuga?
- No, perdón. No había entendido que quería que me detuviese
- ¿Sabe por que lo detengo?
- Supongo que por usar el celular
- Así es, está prohibido usar el celular mientras se maneja
- Pero no era en movimiento, lo usé mientras estaba en el alto
- Era un semaforo
- Por eso, el alt... olvídelo
- ¿Me puede dar sus documentos? - y entonces le pasé mi licencia y tarjeta de circulación - Oiga, pero esto no es de aquí
- ¡Ahhhh pues no! - miró hacia atrás y se dio cuenta que mis placas eran de la ciudad
- ¿Por qué tiene placas de México?
- Porque soy mexicano
- No se haga el chistoso
- ¡Ah! pues porque soy chilango
- ¿Y viniste manejando desde allá?
- Ouuu si - recordé las 27 horas que pasé sentado
- ¿Y qué haya no es ilegal andar con el celular?
- No, sólo en movimiento
- Pues miré me lo tengo que llevar a que pague una multa, porque sus documentos son de fuera
- Ouuuu
- Es hasta el otro lado de Mexicali
- Ouuuuu
- ¿Entonces?
- ¿Qué?
- ¿Pues qué?
- ¿Pues que de que?
- ¿Pues qué o qué?
- ¿De qué?
- Miré, vámonos y ya
- Ok, lo sigo

Cruce la avenida y avancé, mientras a mi lado veía la mirada inquisidora de mi acompañante que movía la cabeza en desaprobación y me repetía “debiste haber dado mordida”.

Al llegar al alto, me giré y me quedé en medio del camellón, entonces escuché a la patrulla chillar y recordé que en Mexicali no se puede hacer eso.

- ¿Y ahora oficial?
- Pues se pasó el semaforo
- ¡Ahhh! este... ya ni me diga
- ¿Se iba a la fuga?
- No, lo que pasa es que de donde vengo no tenemos esas bahías, entonces nos quedamos en medio del camellón al pasar y pues.. la costumbre

Me vio con cara de “creo que me está diciendo la verdad”, la miró a ella y le dijo:

- ¿Sabes manejar?
- Si
- Pues cambien y maneja tú - dijo mientras me regresaba mis documentos - y nada de dejarlo a él, tú lo vas a cuidar
- Si - asintió ella

Ya que se hubo ido me empecé a reir.

- ¿De qué te ries?
- De mi buena suerte
- Casi te multan
- Pero no lo hicieron
- Te pudieron multar por más cosas
- Pero tampoco lo hicieron
- ¿Alguna vez tomas algo en serio?
- Noup
- Grrr.... 
- A Plaza San Pedro por favor señorita, y rápido que si no le pongo 4 estrellas nada más

Querido Diario… me estoy volviendo loco D:

Domingo, 15 de Julio de 2018: El demonio inteligente.

Querido Diario…

Esa semana, fue una semana ajetreada. Con el careo del hotel de los españoles, no terminó la aventura. Ahora, había que encontrar a la “Madam” que dirigía las operaciones.

Nuevamente, esto no es una historia de computadoras y script kiddies; es, de nuevo, una historia de mi habilidad para engañar gente.

Después del cateo a los departamentos, casi cincuenta muchachas, entre venezolanas m, colombianas y una que otra mexicana; fueran llevadas a declarar al MP. Sin embargo, hubo algo en común entre todas ellas. Ninguna delató a la proxeneta que las manejaba, ¿por que?, tenían miedo de volver a sus países.

¡Diablos!

Por otra parte, Los Españoles estaban en realidad preocupados por sus negocios; ellos no eran los proxenetas realmente, ellos solo eran quienes ofrecían hoteles seguros para la operación.

La forma de trabajo era de película; iban a países pobres y les ofrecían pagarles vuelo, alimentación, vivienda y trámites a manera de crédito. Mientras ellas “trabajaban”; con costos entre $2500 a $3500, ellas daban una comisión de ¡70%! a la agencia, y lo demás era libre.

Si pensamos, no suena tan mal. Pero había que sumar los malos tratos, los servicios de prueba y el contacto con gente de baja calaña. Así era este asunto.

Por lo qué Cassandra me había dicho, todo era operado por una señora; a la que empecé a referirme como la Madam, y que al momento del cateo de los departamentos, logró escapar.

Lo único que se me ocurrió fue buscar a algún cliente frecuente, quien seguramente al ser tan frecuente, habría tenido ya algunos beneficios extra. Así que para ello contacte a mi amigo Mercado.

Mercado es experto en inteligencia a nivel militar, así que le pedí que me hiciera una investigación en redes sociales para encontrar a los posibles clientes más frecuentes. Y no tardo mucho en dirigirme a un tipo, que su nickname me recordó a “Un demonio inteligente”.

El reporte de inteligencia de Mercado describía las contrataciones del tipo; al menos contrataba una muchacha por semana, solía tomar fotografías y gracias a ellas identifique que era un visitante seguido del hotel de Los Españoles, pero había de fondo otro diferente; su segunda opción. La cual pedí investigar, junto con un perfil más personas del Demonio Inteligente, pues en su cuenta de Twitter era muy cuidadoso, no mostraba; aparentemente información que llevase a revelar su identidad.

El Lunes, después de platicar con Mom, ver las tragedias forenses de Lalo y El Becario, y beber unos litros de café; me dirigí a las oficinas de Mercado en Santa Fe. Donde me atendió su lugarteniente Max.

- ¿Como estuvo el viaje? - me preguntó
- Bien
- ¿Has tenido tiempo de revisar la información de nuestro amigo? - diablos, había olvidado que me dio una carpeta de inteligencia para desaparecer a un tipo revoltoso
- Si, estoy en ello - mentí
- Estuvimos buscando información del Demonio este; fue sencillo. Le hicimos un seguimiento personal, junto con su familia y mandamos a intervenir sus líneas - me dió una carpeta - aquí vas a encontrar todo
- Gracias
- Te encargo lo de nuestro amigo; hay que eliminarlo lo más pronto posible
- Dame un par de meses, yo me lo escabecho en persona
- Gracias C...
- Augusto... o Belindo... o vendetta...
- Claro

El Demonio Inteligente era un cínico, mientras la policía cateaba el hotel de Los Españoles, él media hora más tarde estaba cuchiplancheandose dos colombianas en un hotel cercano; que tenía la misma fama que el de Los Españoles. Estas colombianas no estuvieron en el MP, pues pasaron con él toda la noche.

Tenía una ventaja, por ahora había pocas mujeres disponibles. Así que importante el teléfono de Cassandra, puse unas foto más exuberantes y mande un correo a la Web de los anuncios para darme de alta.

De la gran cantidad de mujeres anunciadas, quedaban sólo como seis libres, y Cassandra era el único anuncio de una extranjera. Para el jueves recibí un mensaje; era el Demonio Inteligente, preguntando por mis costos y servicios.

Le respondí y me cito; acordamos vernos en el hotel que maneja como segunda opción. Le pedí ayuda a Janey para esta misión, yo la llevaría, me haría pasar por su chofer; me dejarían pasar al estacionamiento y mientras ella subía dejaría la puerta abierta. Al no coincidir las fotografías de Cassandra con ella empezaría a discutir sin darse cuenta que la puerta se había quedado abierta, y entonces; yo entraría. Gran plan B\

- ¿Estás loco?
- Un poco tocadito, si... ¿que tiene eso que ver?
- No me voy a hacer pasar por prostituta
- No lo vas a hacer, solo necesito que me dejes la puerta abierta, subo, le doy un tehuacanazo y ya
- ¿No entiendes?
- ¿Que?
- Es un pésimo plan
- Naaaaaah
- ¿Qué tal si el tipo te da el tehuacanazo a ti?
- Nah, ¿ya viste la panzota que tiene?, obvio no me va a ganar, le aplicamos el 1-2 y ya
- Nooooooo
- Vamos, iré armado, ¿qué más quieres?
- Estas loco
- Grrr...

No había contado con eso dentro de mi plan, así que tenía que improvisar.

- Paoooooola, amiga del alma
- No oigo, no oigo, tengo orejas de pescado
- 🤔

Bueno… cuando jugué fútbol americano en la escuela, me tuve que vestir de mujer para mi novatada. ¿Que podía salir mal?.

Maneje hacia el hotel; era muy incómodo manejar con tacones, ¿como le hacen las mujeres?. Llegue a recepción y me anuncié, me dieron el número de habitación, respiré hondo y subí.

Mientras caminaba en el pasillo me empezó a dar miedo; la puerta estaba abierta y se veían las luces de la habitación apagadas, saqué de entre mi tanga mi Colt, corte cartucho y entre.

Este tipo estaba enfermo, había una alberca dentro de la habitación, mucho alcohol, unas bolsas de Victoria’s Secret y pétalos de rosa por todos lados, de pronto vi una sombra, escuché un “mamasita” y ¡zas!

En dos minutos ya lo tenía en el suelo, en bóxer con calcetines, y amarrado a… bueno, no sé exactamente qué hacían unas cadenas en una esquina, pero allí lo amarré.

Encendí las luces y entonces estábamos allí. Él, encuerado y yo… que bonito se me veía mi vestido, me hacía lucir muy fit ^_^

- ¡¿Que chin$&@?!
- Olí. Perdón por mi apariencia... me quede sin apoyo
- ¿Quien eres?
- Me puedes llamar vendetta
- Déjame ir, ¿no sabes quien soy?
- Ouuuu si, un twittero llamado el Demonio Inteligente
- Idiota, mírame... ¿no me reconoces?
- A ver, a ver - me acerque - ¡oh demonios!

Tenía un grave problema, tenía amarrado frente a mi a un importante tipo de la política nacional. ¡Ahhhhh!, de pronto que me apretase el brassier, se había vuelto una preocupación menor.

Me recargue en la silla y mantuve mi mira fría y tranquila.

- Necesito algo de ti
- ¡¿Que?!
- Estoy buscando a la señora que mueve todo el changarro
- Yo no la conozco
- Obvio que si, de entre todas las fotografías hay una en donde estas con dos tipas en los departamentos que catearon el sábado
- Estas loco
- Vamos muchacho, ¿cuanto gastas al mes en mujeres?, ¿$50 mil? - era un número calculado al aire, este tipo tal vez gastaba más en mujeres de lo que yo ganaba en total... wow
- ¡Ah!, ya salió el peine... es cuestión de dinero. ¿Cuanto quieres?
- Nah, mi estimado señor... se equivoca usted. Si bien si necesito dinero para una casa de perro con aire acondicionado; en este momento solo necesito que me diga la ubicación de la Madame.
- Estas perdiendo tu tiempo... y arriesgando tu vida
- Hum... ¿sabes?, no debiste haberme hecho saber quién eres
- ¿Por?
- Porque Google tiene todas nuestras vidas guardadas y pues... tu esposa está de muy buen ver; parece modelo - y lo estaba, este tipo estaba casado con una casi modelo de 23 años - explícame, ¿como es que te andas cuchiplancheando a tantos “bombones” con una esposa así
- ¿Que?, ¿acaso tú no lo harías?
- No... creo. Tienes un grave problema ¿sabes? - bendito Google - por cierto, tu esposa es abogada también
- Busca, busca... estoy limpio, no vas a encontrar nada
- Hum... ¿y ella sabe de todo lo qué haces?
- ¿Estás pen$&@?, por supuesto que no
- ¿Y si le digo?
- Jajajaja ¿y como me vas a relacionar?, no hay nada de que me pueda acusar
- Hum... qué bonito reloj, se nota que eres fan de los relojes. Mira, en todas las fotos salen dos cosas; tú panza peluda y tus relojes - ¡bingo!
- Ahh... he... - Lo tenía, el lo sabía... soy un genio
- ¿Entonces?
- Yo no sé nada...
- Vamos, ahórrame esto
- Ella ya se fue, ya tiene un amparo y el lunes a primera hora lo presentará y estará libre
- ¿Amparo?, ¡hey!, ¿como sabes eso? - este tipo es mi ídolo - OMG, no solo te cuchiplancheas a las sudamericanas, sino que tu esposa tramita la documentación... ¡OMG!, y la tienes en su despacho - sus pupilas se dilataron, el miedo lo envolvió.

Copie la dirección que había del despacho en Google y se la mandé a Xochicalito.

- Bien, no puedo entrar allí ni la policía, es propiedad privada; así que sácala a la calle para que la arresten
- Jamás
- Ok, ¿te parece si le mandamos tus fotos a tu esposa y le ponemos en la mente la duda de “mire señora, este sujeto tiene la misma panza y los mismos relojes que su marido, qué casualidad”.

Estaba atrapado, él lo sabía… ¿yo?, yo estaba a punto del infarto; sabía que si este tipo quería mañana estaría flotando en un río de aguas negras. Pero no, al final cedió.

Mientras estábamos viendo las noticias del arresto de la red de prostitución más grande del país, en la oficina del Equipo Rojo, tras la seguridad de nuestro amado cristal blindado anti-tanques rusos, Janey me preguntó.

- Belindo... ¿que fue lo que falló?
- La amistad
- ¿La amistad?
- Si, ya no se puede confiar en la gente... prefieren verme con la dignidad destruía por usar medias de red y encaje, a ayudar
- Tarado, me refiero a él
- ¡Ahhhh!, pues lo de siempre
- ¿Lo de siempre?
- #viejastodassoniguales - Le mostré la computadora, con un twitteo
- ¿Que es eso?
- “Viernes de reinitas”

Era el Demonio Inteligente, subiendo una foto en el hotel de Los Españoles, con dos venezolanas. Diablos, creo que es millonario, tal vez debí evaluar más la opción del dinero.

- ¿Qué?
- Este tipo es mi idolo 
- Jajajaja.. ¿qué vas a hacer?
- Hay algo que aprendí mientras moría de hambre en el desierto
- ¿Qué?
- Las viejas perdonan todo, se pueden cuchiplanchear a otra en su cama, les puedes mostrar los vídeos, fotos e incluso las conversaciones donde se burlan de ellas; y siempre los perdonan, pero... al menos una semana les aplican la huelga de piernas cruzadas
- ¿Qué es eso? - le guiñé el ojo y apreté "Enviar" al correo que decía "Señora del Demonio Inteligente.. esa güera se lo esta sonsacando" - Jajajaja se lo merece
- Hum.. no lo sé, eso ya no es asunto mío, yo ya terminé
-¡Belindo!
- ¿Qué?
- A ver, parate - me levante, me di vueltas
- ¿Qué?
- ¿Qué traes puesto?
- ¡¿Qué?!, pues es súper cómodo
- Jajajaja ¡que asco!

Querido Diario… con Mom todo es turbio e ilegal, pero eso no significa que siempre sea malo; a veces puede ser que sea algo bueno, que para conseguirlo hay que aplicar métodos poco convencionales.

La Madame fue detenida, y hasta donde leí en las noticias pasará muchos años en la cárcel. Las muchachas, ahora se anuncian como independientes y así evitaron volver a sus países; y yo… bueno, está nueva ropa interior se siente muy cómoda.

Fue una semana llena de emociones.

Querido Diario… quiero aprender ingles.

Sábado, 14 de Julio de 2018: Los españoles

Querido Diario…

Llevo una semana de aburrimiento… cuando uno se la pasa haciendo cosas malas, la paz le parece demasiado aburrida. Me puse prácticas por un poco en los bug bounties, pero; bueno coff,.. coff.. no es por presumir, pero; que bueno soy B\ </presumido>

Y justo a tiempo, porque necesito cambiar mi coche de la ciudad, o pronto dejará de circular.

El famoso coche verde, al que todos tienen miedo a subirse, creo que está próximo a su jubilación.

Fuera de eso, ir a Walmart, comprar unas chuletitas de Dog Chow y bañar a Shellcode, mi vida está muy aburrida. Ayer soñé con algo, algo que pasó hace algún tiempo en el que un amigo de Mom me pidió ayuda; ¡ahhhh! una de esas misiones turbias e ilegales; nada tiene que ver con computadoras o hackeos, simplemente fue conversaciones.

- Bueno
- Que onda, ¿cómo estas?
- Mal, me duele la panza - los efectos de haber cenado en los tacos del Ferrocarril
- Que bueno - Si, jamás pone atención - oye, ¿estas ocupado?
- Pues si a morir se le puede llamar ocupado, estoy un poco ocupado
- Oye, me marcó; me marcó nuestro amigo. Al que ayudaste hace poco a capturar a la vieja esa de la página
- Ouu... si, leí la noticia en el periódico
- Quiere ir contra los de los hoteles
- ¿En serio?
- Si, pero hay que comprobar primero; ¿no?
- Hum.. si, supongo
- Ve que puedes hacer; Mercado te acaba de depositar algo para que puedas trabajar
- Ok

Viaje a la Ciudad de México. Entrar en contacto con los Españoles, no iba a ser fácil. Si bien no son gente de un perfil alto, son personas de mucho dinero que se mueven en un círculo muy cerrado; al cual ni siquiera Mom está incluido. Por decirlo de forma “coloquial”, es un negocio familiar; las únicas personas que tienen contacto con ellos son las personas a las que explotan, pero para eso me tenía que operar y ponerme unas copas 36C y agua oxigenada.

Opté por otra cosa, platicar con una de ellas y convencerle de ayudarle.

Busqué en el directorio de contactos, lo más sencillo era buscar una venezolana, ¿por qué?, cualquiera que haya estado en Venezuela sabe a que me refiero.

Todas las historias son igual de tristes y desesperadas, así que por decirlo así; ella sólo fue un caso aleatorio.

- Hola - marqué con el acento más macho y grave que pude
- Hola corazón
- Vi tu anuncio en Internet
- Claro, te comento... - [omitiré todo eso, no es agradable]

Nos quedamos de ver en el hotel de los españoles. Maneje todo Circuito Interior hasta la altura de la Condesa, luego me estacioné en un parque.

Algún día, vestida de blanco, llegamos del aeropuerto y de allí fuimos a comer; ella comió pasta y bebimos vino. Después de eso se fue conmigo a Aguascalientes sin boleto de regreso… cuando pasamos por ese parque le dije, “aquí suelo estacionarme, así no me detiene el alcoholímetro”.

Intenté no pensar en ello. Ese era el viejo vendetta, una buena persona; el nuevo es una mala persona; turbia e ilegal. Tome mi portafolios y caminé hacia el hotel de los españoles. Al entrar llegué a la recepción y pedí una habitación.

- Hola
- Si
- Quiero una habitación, por favor
- ¿Sencilla?
- Si
- ¿Sale hoy?
- Si
- $650 por favor - pagué en efectivo
- Piso dos, por los elevadores a su derecha
- Gracias

Llegué a la habitación 201; justo al lado de los elevadores, lo recuerdo porque incluso, desde dentro, escuchaba cuando abría y cerraba sus puertas el elevador.

Para ser un hotel de paso la habitación era bonita; tenía una pantalla muy grande, la cama se sentía cómoda; y lo único extraño era una regadera con paredes de cristal que transparentaba todo. Encendí la televisión y estaban Los Simpsons en Fox. ¿Acaso Fox no tiene otro programa?.

- Hola
- Hola bebé - era tan forzado, que era incómodo
- Ya estoy en la habitación
- Claro, ¿cual es el número?
- 201
- Perfecto bebé, te marco para confirmar - y colgó el teléfono

Unos instantes después sonó el teléfono de la habitación.

- Hola amor
- Hola
- Soy Cassandra; sólo marcaba para confirmar
- Ok
- Te veo en 15 minutos amor, ponte cómodo
- Ok

Esos 15min se convertirían en más de una hora.

Mientras esperaba metí mi portafolios en la gaveta pequeña que había en la esquina. Corte cartucho y puse mi arma bajo la cama; la ranura era muy pequeña, pero la cama estaba tan pegada hacia la pared que la dejé medio visible, esperando que ella no se acercase mucho de ese lado. Y esperé… y esperé… y seguí esperando….

Prácticamente me había quedado dormido esperando, cuando tocaron a la puerta y me desperté de golpe. Abrí la puerta, en persona no se parecía casi nada a las fotografías del anuncio, no era bonita, era muy morena en comparación a como se veía, su edad se veía aun menor de lo que se suponía decía; su cuerpo, como toda venezolana.

- Hola, puedo pasar - en ese momento supe que las cosas eran peores de como el amigo de Mom me lo dijo, su voz. No era la misma con la que había hablado por teléfono
- Claro, pasa
- ¿Me podrías dar mi regalito?
- Ouuuu si, claro - saqué el dinero de la cartera y se lo di
- ¿Sencillo?
- ¿Cómo?
- Si, si no vas a querer algo extra
- ¡Ah no!, así esta bien
- Vale corazón, pues tu quédate aquí, ponte cómodo y deja paso al baño

Mientras estaba sentado esperando maldije a Mom. Diablos, ¿cómo se supone que le iba a decir que me ayudase?, esto no era muy normal.

Tardo poco en salir, vestía mucho encaje… no estaba tan fea como la había visto en un principio. [Inserte aquí cachetada reaccionadora] ¡hey!, tenía que trabajar.

- ¿Estas nervioso?
- Hum... si, un poco
- Dime, ¿cómo te llamas?
- Aug... Armando - mentí
- ¿Y a qué te dedicas?
- Ouuu es complejo de explicar
- ¿Ah si?, intenta - mientras me preguntaba tantas cosas cada vez estaba más sobre mi 
- Hum.. pues seguros, vendo seguros. ¿Necesitas un seguro para tu coche?, tengo unos con cobertura amplia y a muy buen precio
- No tengo auto papi - y cada vez estaba más y más cerca, hasta que ella misma me notó raro - ¿no quieres?, ¿estas bien?
- Hum.. sabes, tal vez esto es un error
- Oh ya veo - y se retiró a una esquina de la cama
- No, no... no es por ti; no eres tú, soy yo
- ¿Quieres platicar?
- Si, platicar... eso es bueno, siempre es bueno platicar. Platiquemos.

Empezamos a platicar de cosas simples y burdas, nada importante. Hasta que ella misma me empezó a platicar sobre ella. Su nombre, obvio, no era Cassandra; tenía dos años menos de lo que decía tener. Tenía una bebé, que cuidaba su mamá en su país. Ella tuvo que venir a trabajar a México para poder enviarles dinero; decía que por ahora era mejor que se quedasen allá, con $100o que ella les enviaba, ellas podían vivir como millonarias allá.

Tenía un tatuaje en su hombro, el nombre de un hombre; le pregunté y me sólo movió la cabeza; “el amor se termina hasta que las responsabilidades llegan y te das cuenta que no todo es estar entre sábanas”. Se notaba triste.

Le dije que su voz me sonaba muy distinta a la de la llamada. Me explicó que no era ella, era una agencia. Una persona se encargaba de contestar los teléfonos mientras ellas trabajaban; así resolvían también el problema del acento.

Me paré de golpe y ella se asusto por el movimiento brusco.

- ¿A donde vas?
- Por mi portafolio
- ¿Por qué?
- Para buscar mi cartera
- ¿Para qué? - tenía pánico en la cara
- Para pagarte un extra
- Ahhh ok - saqué un sobre y se lo puse en la cama - ¿qué es?
- Abrelo - abrió el sobre, sacó los billetes, eran $10, 000 dlls en efectivo. Alguna ocasión una persona me dijo que son $100 dlls se podía vivir casi un año en Venezuela con un muy buen nivel de vida, con $10, 000 dlls, seguramente sería tan rica como un socialista. 
- No entiendo - entonces extendí mi mano y le di algo aun más importante que el dinero
- ¿Un pasaporte?
- Si
- Es mexicano
- Si, verde. El color más buscado de pasaporte en tu país
- ¿Eres policía?
- Nah... pero tampoco soy vendedor de seguros
- Yo no he hecho nada malo - se hizo hacía atrás llorando - déjame ir, por favor
- Calma... no soy policía y no soy un ... bueno, si soy un pervertido, pero ahora estoy trabajando. Necesito de tu ayuda
- ¿Qué quieres?
- Tú ayuda... ¿por qué atiendes en este hotel? - le dije lo más pausadamente y suave, para que no se asustase
- Para no salir de la zona
- Hay muchos hoteles por aquí, pero sólo usan tres, ¿por qué?
- La señora, tiene negocios con los dueños, nos cuidan, nos traen sus taxis, a veces hacen fiestas y meten camionetas, de todo. Viene gente de todo de tipo, políticos, gente de dinero, creo que hasta narcos
- ¿Los españoles?
- Son los dueños
- ¿Ellos van con ella?
- A veces, van a los departamentos cuando llegan nuevas, las van a conocer para saber como ubicarlas por zona. Yo soy afortunada, me dijeron que parezco niña y eso vende. A otras las mandan a zonas feas con gente que las trata mal. He visto chicas llegar golpeadas a los departamentos
- Necesito de tu ayuda, te daré el sobre y el pasaporte; ahora mismo le pondré tus datos. Es real
- ¿Qué tengo que hacer?
- Cuando llegues a esos departamentos, y los españoles esten allí; entra a está página, entonces sabré que estas allí. 
- ¿Sólo eso?
- Si
- ¿Y luego?
- Di que vienes a una cita, misma habitación, la dejaré pagada. Entra, aquí estará tu pasaporte ya listo con los datos. Quédate toda la noche, y a la mañana enviaré un taxi por ti; te dejaré en la mesita algo de dinero en efectivo, en pesos. En México esto no es tanto, pero ayuda; trae a tu familia con eso. 
- ¿Sólo así?
- Si
- ¿Por qué?
- Ellos se metieron con gente poderosa, para la que trabajo
- Eres un ángel
- Nah, salí del mismísimo infierno.

Pasó la hora de la cita y se fue. Esperé unos 20 minutos, mientras terminaba un capítulo de Los Simpsons, cuando Liza usa frenos.

Bajé y dejé la habitación reservada para cinco días. Creí que eso era suficiente, antes de que algo sospechoso pasará.

Esa misma noche el script que parseaba los logs de Apache detectó que alguien había hecho una petición a la imagen que utilice como marca. Revisé la posición de la IP, eran unos departamentos en la San Rafael. Le avisé al amigo de Mom, y manejé lo más rápido que pude al hotel.

Todo se veía en calma; unos minutos más tarde volví a recibir la alerta del script, alguien había visto la imagen de nuevo. Revisé la IP, era la del hotel contratada en Telmex. .

Seguí esperando… una hora más tarde empezaron a llegar los policías.

- Bueno
- Que onda, ¿cómo estas?
- Bien
- ¿Estas ocupado?
- No
- Me marcaron. Buen trabajo
- ¿Qué pasó?
- Les pusieron un cuatro, van a estar un buen rato en la cárcel; como 80 años 
- Ouuuuu
- ¿Todo bien?
- Si
- Excelente, vete a cenar algo rico
- Vale, nos vemos el lunes
- Gracias

Volví a estacionar el coche en el parque y di la vuelta para pasar caminando frente al hotel. Me acerqué a la recepción; cuando un policía me cortó el paso.

- Lo siento joven, no puede pasar
- ¿Por?, ¿pasa algo?
- Estos hijos de la chin%&/( proxenetas joven
- ¿En serio?
- Puras chamaquitas extranjeras
- Diablos, está feo
- Si, mi joven. Eran unos pin%&/( gachupines
- ¿Y cómo los detuvieron?
- Lo de siempre joven, llamada anónima. La competencia que les puso el dedo
- ¿Y había alguien dentro?, ¿las rescataron?
- Nadie, como siempre, nunca agarran a nadie; pero ahora si los agarremos a ellos con videos. Guardaban todo en las cámaras de seguridad
- Que suerte
- Si, mi jefe... y justito estabamos revisando y acababa de salir una chamaca; chula la niña, entró a un cuarto y luego, luego se salió y se fue en un taxi de la calle. Yo creo que se dio cuenta de las patrullas
- Si, yo creo que fue eso; ¿qué habitación fue?
- La 201 mi joven, ¿por?, ¿estaba ya hospedado aquí?
- No, vengo de viaje y andaba buscando un hotel cerca
- No mi joven, yo que usted mejor me buscaba otro
- Gracias
- Cuidese mi joven

Sólo me quedó una duda; ¿volvió a abrir la imagen en la red del hotel por que dudó que todo fuese verdad?.

Querido Diario… ese día, estaba enojada conmigo; había perdido un vuelo y no había llegado a la boda de su mejor amiga. Pero creo que sobre todo, estaba triste, por no tenerme siempre a su lado, como ella quería. Pocas veces estaba en silencio, y esa vez, del aeropuerto al parque, hablo nada; sólo marcó a su tía para decirle que había llegado, y fue todo.

Al abrir la puerta del coche, le di un beso y un abrazo. Y todo se sintió normal… me abrazo muy fuerte, y empezamos a caminar para buscar donde comer y que le dijese lo que unos días antes le había escrito, en persona.

Lunes, 9 de Julio de 2018: ¡Chilango!, es tu momento

Querido Diario…

El día de hoy me encontraba realizado tareas altamente importantes, muy ocupado, sin poder si quiera tomar un café de lo atareado.

Cuando al parecer, cierta cachanilla intuyó que en realidad no estaba haciendo nada (cachanillas, todas son iguales).

- Bueno, me llama usted, entonces voy, Don Barredora es quién yo soy - respondí
- Hola terrorista cibernético
- ¿A qué debo el gran honor de su llamada? - si a trabajos me escribe, una llamada me levantó una gran intriga
- Necesito un favor, turbio... de esos que son tu especializada - OMG, no podía creer que había dicho eso.

Me quedé mudo por un momento, pensé y pensé que podía ser. La verdad era que me parecía sorprendente. Jamás habría esperado escuchar esas palabras, así que me preparé para la misión que fuese; no importaba lo compleja. Estaba listo.

- ¿Es en serio? - dije, con gran sorpresa
- Si - me dijo con voz de "baaaah"
- Dame un segundo, no te muevas... - corrí .... - ¡hey!, no te muevas
- Augus... ¡hey! - no le dejé terminar, mientras inmediatamente saqué mi teléfono y pensé en quién podría ser el mejor equipo para esta tarea

Si ella me pedía un favor turbio… ¡OMG!, de verdad tenía que ser muy turbio… ella no pediría esas cosas. Necesita lo mejor de lo mejor… era probable que fuese una de esas misiones en donde hay muertos, gente flotando en ríos de aguas negras, personas partidas a la mitad con coches que corren a sentidos contrarios, rusas violadoras y cosas de ese tipo.

Sin dudarlo, tenía que llamar a la persona más turbia que conozco.

- ¿Ahora que pasó? - respondió con pánico
- Joven, tenemos un problema
- ¡Adíos!, no es mi turno
- ¡Esperaaaaaaa!, esto es importante
- ¿Qué tan importante?
- Mom en persona me lo encargó - mentí
- Demonios... le tengo que avisar a Tania que puede que se vuelva a quedar viuda
- ¿Vuelva?
- Pues es que ya no sé cuantas veces me han estado a punto de matar
- Ahhh.. lo usual joven, lo usual

Estábamos listos… Ahora si, a averiguar que esa lo que pasaba.

- Listo
- ¿Qué hiciste?, ¿fuiste a baño?
- No u.u ... estaba preparando todo para la misión
- <<hahaha>> ... no es tan turbio 
- Hum..¿no?, explícame
- Subieron un comentario feo en una página de Facebook. Al parecer un alumno de mi mamá, y quiere saber quién es
- ¿Es en serio? - dije, con acento cachanillo
- Si
- Ouuu... dame otro minuto
- Augu...

Y volví a marcar…

- Joven
- ¿Qué pasó joven?, ¿donde lo veo?, ¿cómo va a ser la intrusión?, ¿nos van a llevar en helicóptero?, ¿va a haber interrogatorio?, ¿nada más llevo lo básico?, ¿necesitamos algo más avanzado?, ¿granadas?, ¿bazucas?... ¿tafil?
- No, no, no... espera. Aborta la misión que siempre no
- Ohhh... así no se puede joven, ya no hay honor.

Casi al mismo tiempo me empezaron a reclamar con que me iban a cortar una pierna D:

- Listo
- ¿Qué tanto estas haciendo Augusto?
- Nada, nada... ¿qué pasó?
- Pues eso, sólo queremos saber quién hizo ese comentario. ¿Se puede?
- Si
- Bueno, cuando vuelvas entonces lo vemos
- Ahora mismo salgo para allá
- <<Hahaha>> no, cuando vengas
- Ya estoy en camino
- No es cierto, cuando vengas
- Es en serio, estoy saliendo al aeropuerto en este momento
- No te creo nada
- En tres horas veme a buscar al aeropuerto y allí estaré
- No te creo
- ¡De verdaaaaad!

La realidad es que de todas formas yo tenía que volver a casa, así que coincidió… pero, ella jamás lo averiguará 😛

Fui hacia el aeropuerto rumbo a Mexicali, y al llegar… pues si, no estaba allí. Es horrible, porque en Mexicali los taxistas de Uber no aceptan viajes con tarjeta de crédito; cosas raras cachanillas. Después de que me tardé horas muriendo de calor porque en la mañana había llovido, al fin un taxista me recogió. Llegué a casa y deje a Shellcode en casa con el aire acondicionado encendido a todo lo que daba. Y tome mi súper coche no gay para ir a verle.

Me estacioné abajo de su trabajo y empecé a aventar piedritas a la ventana… cosas chilangas que matan de risa a las cachanillas.

- ¡Augusto!, ¿qué haces aquí?
- Vengo a hackear un Facebook o algo así
- Te dije que no era urgente
- Te dije que ya venía en camino
- Bueno, vamos... hoy es el momento en que te perdoné mi mamá
- ¿Qué me perdoné?, pero si no hecho nada malo
- Eres chilango
- ¿Y eso qué?
- Seguro ya harás algo malo
- ¡Hey!

Bien, el asunto es que debíamos de encontrar a la persona que hizo los comentarios. Los cuales los estaba haciendo a horas laborales, lo cual me hizo pensar que tenía que hacerlos desde la escuela y además, lo estaba haciendo en una fan page, lo que lo hacía más fácil de tracear.

La verdad es que el asunto era sencillo, la señora da clases en una universidad muy chiquita llamada CETYS, que en un día arduo no tiene más de 200 alumnos conectados a mismo tiempo; así que iba a ser fácil encontrarle. Primero que nada, necesitaba obtener una dirección IP (como todo en la vida), hubiese utilizado un Apache montado en Kali, pero era el momento de ganar mi perdón; aunque aun no se exactamente porque debo de ganar mi perdón, y lucirme. Tenía que verme muy 1337 hax0r fux0r usando comandos en mi shell negra con letras verdes fluorecentes.

Monté un HTTP server usando netcat:

quesadilla:~ vendetta$ while true ; do echo -e "HTTP/1.1 200 OK\n\n $(date)" | nc -l -p 80 ; done

Entonces monté una imagen referenciada a mi y escribí un post en la fan page con un DNS poisoning hacia el gateway principal de la universidad. Y esperé…

Y esperé…

Y seguí esperando…

Y esperaaaaando….

y después de un <<shorro>> de horas, al fin cayó el tipo 😛

Ya tenía su dirección IP, además de que me di cuenta que toda la universidad estaba en el mismo segmento (¡Ufff… ojalá ESCOM hubiese estado así, ya me vería yo cambiándome las calificaciones). Así que con Cain saqué su MAC. ¿Por qué?, porque tienen DHCP en la red, así que podía ser que se cambiase la IP, y quería estar seguro de tenerlo.

Para eso sólo hay que activar el Sniffer, y luego ir a la pestaña de Network, click derecho y “Scan MAC Addresses” y nos mostrará todos los dispositivos conectados en nuestro mismo segmento. Y voilá

Ya tenía su MAC, ahora podía saber donde estaba en todo momento…

¡Nah!, en Mexicali nadie sabe cambiarse una MAC Address… no había de preocuparse. Lo siguiente era mantener un stalkeo constante del objetivo, y para eso le hice un ARP poisoning, también usando Cain.

Si, lo sé… HTTPS, pero; yo sólo necesitaba ubicarlo, ver en que repetidor estaba y ya.

Y listo, lo tenía… estaba en ese momento en la cafetería que esta junto al cajero.

- Señora, es él
- Hum.. 
- ¿Qué?
- Me lo debí imaginar
- No se preocupe, en la escuela me enseñaron a respetar a mis maestros, deme un segundito; ahorita vengo

- No, no, no... ven para acá chilanguito
- Pero... 
- Shh... 
- Pe... 
- S... 
- Grr... 
- Gracias - en ese momento pensé que me habían perdonado, no sé de que, pero de algo - pero estuvo muy mal, eso no sé hace. Tenías que ser chilango
- ¡Ahhhh! D:

Querido Diario… no entiendo #cachanillas

Que calor… D:

En fin… ya volví

Quisiese saber que dice en español esa canción.