Domingo, 20 de Octubre de 2019: Pwnagochi

Querido Diario…

Viajamos a Tijuana para el plan de rescate de Lalo 2. Salímos de la casa y rentamos un Arbnb, para que también Shellcode pudiese viajar con notroso.

Manejamos el camino sin mucho contratiempo, hasta cierto punto, guardamos silencio todo el camino. Intentando no recordar lo que mal que nos había ido los recientes días, por intentar ser millonarios.

Llegamos al Airbnb, y dejamos las maletas. Shellcode se quedó en el jardín jugando con el perro del dueño, mientras Lalo dijo que necesitabamos ir por “materiales”.

Manejamos sobre Av. Juárez, Lalo nos pidió dar vuelta a la derecha, hasta llegar a una casa rosa de dos pisos. Nos estaciomos en frente, todos se nos quedaban viendo, lo cual me empezó a poner nervioso.

- ¿Tienes seguro? - me preguntó Lalo
- Hum.. si, pero como si no lo tuviese. No es precisamente la mejor aseguradora el mundo
- Huy joven, bueno... confiemos en los dioses

Caminamos hacia la puerta. Había un tipo con el pie recardado sobre la pared, tenía un sobrero de paja pequeño, lentes oscuros, y al pararnos frente a él, nos barrió de arriba a abajo y nos dejó pasar. Una vez dentro, estabamos en una sala que habría parecido la de cualquier abuela mexicana que se respete. Con carpetas de tela blanca en cada una de las mesas, y pláticos sobre los sofas.

- ¿Digan? - un tipo muy delgado, que olía a cigarro apenas entró a la pasa, y tatuado en toda la frente se dirigió a nosotros
- Venimos con Oscar - respondió Lalo
- ¿Quién lo busca?
- El Mexibolita - el tipo se rió y nos dió la espalda
- Ese vato esta muerto - Lalo se le acercó rápidamente y lo estrelló contra la pared
- Le hablas a Oscar, o tú vas a estar muerto

El anfitrión cruzó la puerta corriendo

- El vato - imité el acento del anfitrion
- Calmate "llegar al Oxxo"
- ¿Hablas como cholo?
- Simón

Un tipo, también de playera blanca, flaco y tatuado entró a la habitación. Cuando vio a Lalo se empezó a reir, parecía no dar crédito de verlo allí. Finalmente se le acercó, hizo un extraño saludo con las manos, de esos como de película y Lalo nos presentó

- ¿Que pe$%&?, ¿dónde jalas? - dijo el tal Óscar - ¿allá con los jitomateros?
- Naaaaah.. ya dejé eso, trabajo... hum... en una organización turbia e ilegal, hago ciertos negocios. Este de aquí el lugar teniente - me señaló
- Hola, mucho gusto, que tal; un placer
- Hum.. - me miró de arriba a abajo - no parece como un lugarteniente
- Ñeeee.. tiene sus ratos... en fin, Óscar, necesito materiales. Venimos a rescartar a un valedor
- Claro, por acá

Óscar nos llevó dentro de la casa, pasamos la cocina y entramos a un cuartito al fondo. Había cajas por todos lados, enroscó un foco que aumbraba la habitación, y empezó a abrir las cajas.

- Elije lo que quieras, cortesia para el Mexicobolita

Lalo empezó a ver dentro de las cajas, y saco un AR15 y un M16; se los ajusto al pecho y vio su peso. Luego se metió una Glock a la cintura; y varios cartuchos.

- Joven, estamos en Tijuana, no en Irak
- Joven, ¿viste las noticias ayer?, eso pasa diario aquí; así que agarra también

Tome una Glock y me la guarde en la cintura

- ¿Una?
- Ya viste lo que pasó, mi mano izquierda ya no sirve para nada
- Joven, esto es Tijuana, no vas a salir vivo con una pistolita
- He salido vivo de peores sitios con una pistolita
- Oh si, Michoacán - lo miré con recelo, y tomé una segunda Glock

Después de que Lalo se disfrazace de Rambo, dijo que estaba listo, y cerró las cajas

- Eh, morrita, ¿tú nada?
- No, a mi me cuidan ellos
- Que confianda
- Este de aquí pasó 300 kilos de zucaritas al gabacho, este de acá fue torturado a -40 grados, no tengo de que preocuparme

Y Janey se salió un tanto molesta por la situación. Lalo se estuvo despidiendo de Óscar, y mientras íbamos hacia la puerta, rezaba porque el coche aún estuviese allí fuera; al abrir la puerta lo vi, y resistí la tentación de correr a abrazarlo y besarlo. Me resumí a apretar fuerte el volante y decirle “amado cochecito gay, no te vuelvo a abandonar así”.

Fuimos hacía avenida Revolución, y Lalo dijo que bajasemos; me daba mucho meido ver como todas las armas se le veían como si nada. Paramos frente a unos tacos y nos pasamos, alcancé a leer un letrero que decía “Tacos $1 dólar”.

- Dos de asada - dijo con voz mandona a quién atendía
- Dos también - pedí
- Cinco de suadero con poca salsa - vieron raro a Janey, Lalo la interrumpió
- Disculpe a la señorita, quiere uno de asada

Terminando de comer caminamos un poco por la avenida, intentamos evitar lugares a donde Janey nos hubiese metido, porque estabamos en una misión; y al final del día volvímos al Airbnb.

Shellcode estaba sobre el sofá, llegué a abrazarla. Prendimos la tele y nos quedamos en la sala viendo, algo así como una telenovela.

El día había pasado muy tranquilo, aunque seguíamos muy callados por el miedo a perder al Becario. Nos fuimos a nuestras habitaciones cada uno, y nos quedamos dormido.

Mi habitación era la principal, porque yo había pagado, creo que por eso. Shellcode se quedó dormida a mi lado, escuchaba su respiración en oreja, y sus ronquiditos. Pasó la noche y me quedé dormido.

Desperté en la noche, aunque no sabía bien que hora era. Escuchaba agua caer, tal vez una fuga. Me pusé los lentes de noche, y fui al baño, encendí la luz y vi de la regadera caer agua. Se me hizo entraño, cuando habíamos llegado no vi ninguna fuga, y usualmente los Airbnb suelen tener muy buen mantenimiento.

Giré la llave para cerrarla, pero estaba cerrando, y seguía cayendo agua; luego la abrí, cayó el agua, la cerré y dejó de caer.

- Que raro... - susurré

Apagué la luz y me fui a la cama. Shellcode ni se había inmutado, me quité los lentes, y justo cuando los dejé en el buró vi una sombra pasar. Me volví a poner los lentes pero no había nada, Shellcode seguía dormida, debió ser mi imaginación, si hubiese habido algo, ella lo habría notado.

Me volví a hacer bolita para quedarme dormido, y de pronto empecé a sentir frío. Escuche ruido, una puerta se abrió; pensé que sería Lalo o Janey entrando al baño.

Entonces sentí el peso sobre la cama, alguien había entrado a mi cama. Me cubrí con las cobijas.

- Ushquele a su cama

Escuché el carrazpeo de alguien, y supusé era Lalo

- Joven, deje dormir

Entonces lo sentí más cerca de mi, los ronquidos de Shellcode se detuvieron; y sentí un brazo sobre mi.

- Órale joven, ¿qué pasó?, yo sé que tienes rato de no ver a Tania, que psss...

Pero el abrazo siguió, y el frío.. sentía mucho frío a pesar de estar bien arropado. No sé cuanto tiempo pasó, tal vez 10 minutos, tal vez 20 minutos… me giré para saber que me abrazaba, vi una sombra y luego nada. La temperatura volvió a ver la misma, y los ronquidos de Shellcode empezaron.

Mi corazón latía tanto que me dolía, me pusé los lentes, saqué una pistola de bajo la almohada, y corte el cartucho; vi la hora: 3am.

Querido Diario…

Siento que estoy cerca, muy cerca… pero no he domido por eso mismo. Pero no soy el único, hay un panda que lleva tres semanas trabajando dos empleos, y empieza también a morir de cansanción.

- El lunes me la van a dar, y por fin algo de libertad
- Hay que bloquear todas las tiendas en línea, sino capaz que en vez de comoutadora, se vuelve ropa
- Tengo que comprar un vestido de fiesta
- Hum... - hice una mueca - ¡cierto!, Rafa
- Ah si Rafa me va a acompañar
- No, Rafa vive en Alemania, necesito pedirle que me ayude a comprar algo
- Puedes pedirlo a mi PBOX
- No lo envían a EEUU
- ¿Qué cosa turbia es?
- Un display
- O_o

Viernes, 11 de Octubre de 2019: Dos muertos

Quiero Diario…

¿Esta muerto?…

Me acerque a mi mimso, me incliné, me vi respirar; pero… ¿cómo podiá verme a mi mismo?. Intenté tocarme, y podía hacerlo. Sentía mi cuerpo, sentía mi calor… me jale, me golpeé; intenté hacerme girar, pero no podía hacerme despertar.

- No funciona así, joven

Esa voz… esa voz… me giré y lo vi allí, frente a mi, despeinado, con cara relajada; podía estar en la situación más estresante, y a él siempre lo vería tan como si nada.

- Becario...
- ¿Qué pasó joven?
- No lo sé, dime tú - le dije mientras me miraba a mi mismo
- Ouuu... eso se ve grave joven
- ¿Qué te pasó?
- No lo sé joven, de pronto desperté aquí en tu casa. ¿Y a ti?
- No lo sé, me dormí y de pronto estaba aquí... creo que estoy muerto... ¿estamos?

Vi la cara de Becario un poco triste cuando dije eso. Me acerqué a el, e intenté tocarlo.. a diferencia de cuanto intenté tocarme a mi mismo, no sentía calor en él; no puedo explicarlo, pero era como no tocar nada y al mismo tiempo tocar algo.

- ¿Qué es lo último que recuerdas?
- Muchas velas, blancas y negras; carne, calor...
- La casa de los narcos... encontramos algo... intentan invocar a un demonio llamano Mamon, el demonio de la destrucción
- ¿Y yo que tengo que ver?, joven.
- Creo que creen que eres una buena ofrenda
- ¿Y tú?
- No lo sé... usamos la ouija para buscarte, yo fui el vaso... creo que no volví
- Hum...

Becario se acercó a mi, y de pronto me movió el dedo del pie. Sentí como si el aire me faltase, y algo me jaló a algo profundo, como si cuando en el mar de pronto te ahogas. Los pulmones se me llenaron de aire y desperté.

Me levante de un salto, mire a todos lados, estaba yo, allí despierto… miré pero no estaba Lalo 2

- ¡Becario!, ¡Becario!, no donde sea que estes, no te preocupes, vamos a ir por ti... tu relajate, confía en mi

Subí las escaleras a buscar a Janey

- ¡Janey!, ¡Janey! - subí gritando
- ¿Qué te pasa loco?
- Tenemos que ir por Becario
- Si, ya sé, pero no sabemos donde está
- Vamos a volver a usar la ouija para encontrarlo
- Eso no sirvió
- Si sirvió, sólo que no sabíamos que había servidor
- ¿Eh?
- Me morí, y no me morí... bueno, no sé, algo raro pasó pero.... Becario... esta en algún sitio, dormido o algo así
- ¿Eh?

Querido Diario…

Necesitabamos de nuevo buscar a Becario, estaba en algún sitio. Haya pasado lo que haya pasado, algo me saco de mi, y con eso podíamos buscarlo; creo…

Lalo entró con el desayuno, confundido de verme..

- Joven, ¿hokeis?
- Gracias
- ¿Ahora qué pasa?
- Tengo un plan - dije, confiado de mi mismo
- ¡Oh demonios!
- ¿Qué?
- Voy a avisarle a Tania que puede que me maten hoy
- ¿Eh?
- Tus planes siempre son peligrosos
- ¡Ahhhhhh!, relaaaaaajate joven, tengo todo bajo control
- ¿Ah si?, ayer dijiste eso y perdímos al Becario
- Pero lo vamos a recuperar
- ¿Cómo?, ¿vamos a vender nuestras almas para recuperarlo del demonio ese?
- No nuestras almas, las de otros
- ¿Eh?
- A desayunar joven, nos vamos a Tijuana
- ¡Tijuaanaaaaaaaaaaaaa! - la alegría inundo su rostro, estábamos listos para la acción

Lunes, 17 de Septiembre de 2019: El ser

Querido Diario…

Desperté en medio de la noche, un poco adolorido de la espalda por dormir en el sofá. Me levanté y me acomodé el cojín. A pesar de que ya empezaba a refrescar el clima por las noches, seguía sintiéndose algo de calor.

Caminé hacía el comedor, sin encender la luz, y a tientas busqué el control remoto del aire acondicionado, lo encendí y me quedé debajo de la salida, esperando a refrescarme un poco; luego abrí el refrigerador y saqué una botella gigante de Pepsi; le dí un trago gigante. Era de esas cosas extrañas que a veces me pasan, a pesar de que no soy muy afecto al refresco, a veces en las noches me dan muchas ganas de beber refresco extremadamente frío.

Volví a guardar la botella en su lugar, me estiré un poco, y caminé de vuelta para el sofá. El problema, de no ver sin lentes, que en las noches cuando uno se levanta ,no ve nada, y sólo se guía por mero instinto. Así fue como llegué al sofá nuevamente, pero algo raro veía entre las sombras. ¡Un bulto!

Supuse que era el protector del sofá que se había hecho bolas, no vi bien, así que subí al baño y me puse los lentes de contacto; de vuelta pude ver a Janey y Lalo, roncando en las camas. Bajé y entonces volví a ver el bulto.

El bulto… el bulto era yo. O sea, no; si… yo estaba allí de pie, al borde de la escalera, pero al mismo tiempo estaba yo allí, en el sofá.

Me limpié los ojos, pensando que no estaba viendo bien, pero la imagen no se borró. Era yo… en el sofá.

Me acerqué con miedo al sofá, y me vi aun más de cerca, respirando, con los parpados en movimiento, tal vez por soñar… ¿acaso estaba soñando que yo me estaba viendo allí de pie?, y pusé mi mano sobre mi cara. Apenas me toqué con los dedos, y sentí un frío casi doloroso en las yemas.

Al sentir el frío, retiré la mano inmediatamente; sentí miedo, curiosidad, ¿qué estaba pasando?, ¿por qué?. Estaba soñando.

Me distrajo ruido en el piso de arriba, y las luces encendiéndose. Vi como una sombra pequeña empezó a bajar por las escaleras; era Janey. Pasó por detrás de mi caminando hacia el refrigerador. La seguí y me puse detrás de ella.

Abrió la puerta del refrigerador, y sacó mi botella de Pepsi, le dio un trago a la botella, cerró la puerta y se quedó mirando al espejo de la puerta.

- ¡Hey!, tus babas... que asco - dije, reclamando que le hubiese tomado al refresco directo de la botella.

Intenté tomar un vaso del fregadero, para dárselo pero al momento de tocar el vaso, nuevamente sentí un frío quemarme la mano. Y no pude cerrar la mano para tomarlo.

- ¡Janey!, algo raro me esta pasando... ¿ya viste el so... - Janey se giró y empezó a caminar de vuelta. - ¡hey!, pélame.

Fui caminando detrás de Janey, esperando que viese lo que pasaba en el sofá, se quedó para de frente, mirándome. Seguro ella también ya se había dado cuenta de que había pasado.

- ¿Ves?, a esto me refiero

Pero Janey no me hacía caso, jaló el taburete redondo y se sentó frente a mi, o frente al cuerpo de mi; o lo que sea que estuviese allí

- ¡Ay Belindo!, ¿cómo puedes tener tan mala suerte y a la vez tan buena suerte?; ¿qué se te va a ocurrir para rescatar a Becario?. Yo confió en ti, no confío así como que mucho en ti, pero un poquito. Bueno más bien no confío nada en ti, confío en tu suerte; y en que Lalo va a usar tu suerte para dar tehuacanazos a lo loco y sacarlo vivo. En Lalito si confío.

Me cubrió con la cobija, acomodó mi almohada y se siguió.

Janey no me vio. ¿Qué estaba pasando?… volví a intentar tocarme, pero de nuevo el frío me lastimó.

Me senté yo ahora en el taburete, asustado… intenté imaginar que yo mismo me movía; pero no me movía. Me veía allí, lejos, durmiendo. Y yo allí, sentado, mirándome…

Janey había dejado las luces de la escalera encendidas, y vi una sombra. Era una sombra más alta, así que supuse que sería Lalo, seguro el si se daba cuenta de mi y sabría que hacer. Cuando me paré y caminé a la escalera para encontrármelo vi una sombra, y nada más… sin rostro, sin emociones, como si dentro de su rostro estuviese un vacío profundo; y perdí el conocimiento.

Todo había sido un sueño.

Querido Diario…

La luz del día empezó a entrar por la cortina de la habitación. Me dio directamente en la cara y desperté… sentía los ojos secos, me había dejado los lentes de contacto puestos.

Me giré y a mi lado estaba Janey que también empezaba a despertar.

- Ñam, ñam, ñam... - se negaba a abrir los ojos - ¡ay!... 5 minutitos más, ¿qué clase de sitio es este que amanece tan temprano?
- Lo sé, es difícil acostumbrarse... y luego hay días en los que los días son larguísimos, y otros en que a las 5pm ya es de noche - le dije
- Hum... chale, quiero mi camita, quiero mi perro, quiero a mi mami
- Ahorita viene Shellcode, no te dará un trompazo, pero te puede meter un lengüetazo

Me incorporé y me recargué sobre la cabecera. Era raro que Shellcode no se hubiese despertado ya para venir a saludarme. Janey también se paró de golpe, fue a su maleta y sacó sus cosas para bañarse.

Se metió al baño, de pronto, salió a medio vestir por su toalla, que había dejado en la maleta

- ¡Argghh... castigo de Dios!, ponte la ropa; somos amigos pero hay limites...

Pero Janey, que en condiciones normales me habría cacheteado por grosero, se regresó como si nada a bañarse.

Me dirigí hacia abajo, Lalo aun roncaba tranquilamente en la otra cama. Al bajar, Shellcode salio rápidamente de detrás del sofá, y me miró confundida; no corrió hacía mi con alegría, no ladró, sólo se quedó sentada mirándome.

- Shellcode, beso, beso... Shellcode, hazme caso... ¡ash! que mal perro, no me haces caso

Llegué al último escalón, giré la vista a la izquierda, y yo… yo estaba dormido sobre el sofá.

Domingo, 8 de Septiembre de 2019: Huyamos a Querétaro

Querido Diario…

Volvímos a casa, nos bañamos, y bajamos sin decir mucho. Los tres nos sentamos en sala, mirandonos unos a los otros; Shellcode se acostó en mis piernas y empezó a roncar.

- ¿Y ahora qué? - dijo Lalo, la pregunta en que no queríamos pensar
- No sé - dije sinceramente

Y lo dije muy sinceramente, no tenía idea de como encontrar al Becario, o de donde podría estar. Incluso, después de todo lo que habíamos visto en la noche, temía que no fuesen El Pelón, Gabish y Jessika con quienes estuvimos, y fuesen algui… algo más.

- Belindo, ¿ellos son como tú? - creo que Janey llevaba mucho tiempo queriendome preguntar eso

Janey era cristiana, nunca le he preguntado si aun lo es; aunque come, bebé y bebé té como nosotros; pero no quisé preguntar. Mi religión es un tema no trato mucho, sólo intento seguir nuestras leyes; pero hace mucho, algún día se le comenté de ello.

- No, hum... venimos del mismo lugar, pero no; creemos en cosas distinas
- ¿Cómo puede ser posible eso?
- Hum.. supongo que es la diferencia entre los católicos y los anglicanos, o los ortodoxos.. todos son cristianos, pero diferentes
- Joven, perdón que los interrumpa, pero ¿qué quiere decir Karen?
- Hum.. en un viaje de esos de tehuacanazos, estaba muy asustado, era mi segundo viaje... y; entre el miedo, y otras cosas, había echo mi apostasia católica unos meses antes, así que paré en Cucuta, y me volví a bautizar
- ¿Eh?, ¿quiere decir que no te llamas como te llamas?
- Si, no es eso... sólo, decidí tener una religión nueva, una en la que si creo
- Bueno, no nos distraígamos, ¿por qué son diferentes?, ¿tú no haces cosas así?
- No, nosotros buscamos ser dignos, y para eso alimentamos lo más que podemos nuestro interior. Estudiando, leyendo, siendo buenas personas... y esperando al morir, despertar nuestro interior para ser dignos
- ¿Dignos de qué?
- De algo que le llamamos la legión
- ¿Y ellos? - No pensé que Janey quisiese saber de esto, era algo muy personal
- Usualmente buscan pedir favores, son muy parecidos a otras religiones. A mi me parecen más como un "estos de acá no me hacen caso, me voy con la competencia". Pero no buscan mejorarse a si mismos
- Pero, todos van al mismo sitio, ¿no?
- Si, la cárcel es la cárcel, pero hay diferencias. Si eres digno de la legión, tienes privilegios
- ¿Cómo cuales?
- Como la carne, el vino, los placeres...
- Joven, ¿qué es eso de la legión?
- Hum... es sólo un nombre, vienen muchos diferentes dependiendo de donde leas; pero... supongo has leído que cuando el fin del mundo se acerque, el sujeto de allá arriba se va a poner loco, va a lanzar enfermedades, incendios, huracanes y todas cosas malas; pues bueno, la legión serían los médicos que curan a los enfermos, los bomberos que apagan los incendios, los soldados que ayudan a los ahogados... gente que usa su libre albedrio de forma correcta
- Hum... ¿Chucho Cristo necesitará ser hackeado y entonces allí entras tú?
- Hum... no lo sé, no se debe de ser heróico, sólo... se debe intentar ser buena persona
- Joven, tú no eres buena persona
- Ohhh... suena mal
- ¿Usan altares? - Janey era la más consternada de los dos
- Si, casi iguales... para nosotros lo más importante son las velas y el agua
- ¿Para qué son?
- La blanca es para pedir un deseo bueno, la negra para pedir un deseo malo... si pides algo malo, deberás justificarlo en la blanca. Es complejo... el agua es para crear un vínculo. Representa que jamás nos separaremos.
- ¿La carne?
- No, nosotros no la usamos. No hacemos ofrendas, nuestra ofrenda es ser buenas personas; al gran Juez le importa más eso que regalos. Si somos buenas personas, quiere decir que hemos usado la libertad que nos dió de forma correcta, si somos malas personas, estaríamos dandole la razón al de allá arriba, en que somos barbáros sin razonamiento que deben de ser esclavizados toda su vida.
- Hum... ¿hay castigos eternos?
- No lo sé... pero si los hay serían justos. Es mejor que pasar el tiempo con alguien que sólo daña, destruye, te quita todo; pero todos adoran por ser misericordioso y lleno de amor.
- Esos demonios... ese Manon... ¿son justos?
- No, no lo sé... no creo... pero... una cárcel es una cárcel, imáginate el sufrimiendo eterno, y de pronto... alguien te busca liberar a cambio de un favorcito; eso se puede poner feo
- Si eres digno, ¿no sufres?
- Si... el sufrimiento es intrinseco en el humano. Es el costo por amar, por sentir, por reir...

Me levante y me preparé un café, volví al sofá y recosté apoyando la cabeza en las piernas de Janey.

- Es incómodo que me preguntes estas cosas
- Siempre eres cerrado en esas cosas, sólo sé que odias a Dios
- Oh si... cada día un poco más, como dijese Hank Moody, es una hijo de la gran puta
- Joven, todo esto, ¿cómo nos ayuda a saber donde está Becario?
- Hum... no imagino porque alguien querría llamar a Manon. Si seguimos con la analogía de la cárcel, él sería algo así como el reo que mueve todo el chanchullo en el penal.

Todo era muy confuso, ¿por qué se habrían llevado a Becario?, además… bueno, Becario no creo que sea una buena ofrenda, ¡es nuestro pozolero!, por algo es el pozolero, ese muchacho tiene más pecados que esos tres juntos; sólo que se ve buena gente. Se dice que las SS cuando llamaron a Manon para nublarle la vista a Hitler, usaron siete bebes en sacrificio; eso más pro que al Becario.

- Demonios joven, voy a tener que comunicarme con la esposa del Becario para decirle que pues... ya fue, y a decirle a Aldo que necesitamos un nuevo becario que no sea becario
- Hum... lo siento, no sé que hacer
- ¿Podemos hablar con ese tal Manon?, o sea, si ellos lo estan buscando, pues nosotros podemos primero decirle que pss.. que tranza, que nos deje al Becario y que se coma a los otros tres - Janey empezaba a caer en la desesperación, sus ideas no eran cuerdas
- No creo que eso funcione así
- ¿Entonces que funciona?, haz visto todas las películas de terror del cine, ¿no tienes algo que sirva?
- ¿Y si usamos una ouija para contactar a Becario?, dijiste que cuando se lo llevaron ya iba medio ido, tal vez estaba embrujado
- Hum... ¿en serio creen en esas cosas? - una cosa es el cine, pero yo no creo en eso
- Claro que si, una vez a mi me pasó algo jugandola en casa de mi abuelita - dijo Janey
- Si joven, yo también una vez me puse a jugarla y psss se movió un sillón
- Hum.. cuando iba en UPIBI me fui con unos amigos a un cementario, la jugamos a las 3am... y sólo salió el velador a corrernos, porque pensó que éramos unos borrachos que se habían metido al cementerio.

No tenía idea de que podíamos hacer para encontrar a Lalo 2, así que acepté. Fuimos al centro, a las tiendas que están detras del Café Azteca, y caminamos por horas hasta que al fin, pudímos encontrar una quija.

Esperamos hasta la noche, y entonces nos sentamos en medio de la sala. Colocamos la ouija en medio, y el vaso con agua; apagamos las luces, y dejamos sólo las de fuera para que algo se puediese ver.

- Sigo creyendo que esto es una muy mala idea, y perdemos tiempo validoso... deberíamos de dejarnos de esto y decirle a Fab que empiece a buscar
- Joven, ¿qué le vas a decir a Fab?, "Joven, queríamos vender drogas que nos sobraron, y mientras estabamos bailando unas cumbias, secuestraron al Becario"
- Puessss.. si
- Hum... - Lalo se me quedó mirando de arriba a abajo - extrañamente si suena a algo que dirías
- ¡Baaaasta los dos!, necesitamos encontrar a Becario, tiene una bebé

Janey había todado el punto más complicado, y por el que todos estabamos preocupados; Becario tiene una bebé, y desde hace mucho prometí que Becario siempre debía de llegar vivo de las misiones turbias.

Sin mucha confianza en nuestro proceso, metí las llemas de los dedos en el vaso de agua, toque el triangulo y miré a ambos.

- ¿Qué haces joven?
- Lo mejor es tener un medium, si a alguien le ha de pasar algo, que sea a mi... no pienso tener que andar buscandolos también a ustedes
- ¿En serio te preocupas por nosotros? - Lalo pusó cara de gato de Sherk, pero sólo le di un codazo

Empezamos el ritual de apertura de la ouija, y mientras Janey y Lalo llamaban a los espiritus. Yo hice lo propio, algo que simplemente me nació, que imaginé que estaba bien. Lo hice en silencio, y espere…

Después de un tiempo sentí un cosquilleo en el cuerpo, Shellcode a lo lejos empezó a ladrar a alguien más, hasta que escuché como se subió a la habitación. La mano de Janey empezó a sudar y a apretar mucho, y Lalo, Lalo también empezó a tener miedo, su respiración se hizo muy profunda y difícil de contener.

- Joven, este... no es por nada, pero... #estacab%&/(estepe$%&
- ¿Lo sientes?
- Este... yo creo que aquí me bajo, no mam%&/ - Janey sudaba tanto y me apretaba tanto la mano que empezaba a lastimarme

Debieron de pasar algunos minutos, hasta que de golpe, sentímos una tranquilidad en toda la habitación; un aroma a perfume muy dulce, y alegría; esa alegría se reflejaba a nosotros.

- Pregunta Belindo... me susurró Janey, mucho más tranquila en su mano
- Hum... ¿hola?, ¿hay alguien más en la habitación? - mi mano se movió ligeramente a un si

¿Qué se supone que se le pregunta a un espiritú?, ¿le preguntas directamente lo que quieres preguntar?, ¿le pides ayuda?, ¿le dices “hey, tú, ¿quieres un café?”?. No sabía cual era el guión correcto.

- Hola, yo me llamo Augusto... este de aquí a mi derecha es Lalo, y la de mi izquierda es Janey - mi mano se movió a la casilla de "Hola" - ¿quién eres?

Mi mano se empezó a mover por el tablero, escribiendo las letras R-U-V-I-N-I-K-O

- Ouuu... hola RUVINIKO, mucho gusto. Disculpa que te molestemos, pero necesitamos ayuda de alguien que pueda saber sobre el otro lado

Mi mano indicó C-U-E-N-T-A-M-E

- Pues verás, el día de ayer alguien secuestro a nuestro amigo Beca... Lalo 2; pero eso no es lo grave. Cuando investigamos, encontramos cosas, cosas malas, cosas que conectan con... donde tu estas. Y ahora, no sabemos como encontrarlo

Mi mano indicó Q-U-E-H-A-G-O

- No lo sé, creo que querían ofrecelo como ofrenda. Si eso pasó, que espero que no... o no me lo perdonaría, probablemente estaría contigo. Podrías.... ¿podrías decirme si nuestro amigo está contigo?

Esperé un momento pero nada paso. Nos miramos a la ojos entre nosotros, esperando… nada…

- ¿Me escuchas aún?, ¿sigues allí?, disculpa si te incomode amig... bueno, en realidad no entiendo si Ruviniko es nombre de mujer u hombre; ¿eres hombre?

Entonces, nuevamente mi mano se movió y apuntó a un “No”

- Oh, eres mujer... entiendo, dis...

Mi mano, abrutamente se movió a “No”; de una forma muy brusca

- Lo siento si me confundí... sobre mi amigo.. no importa, creo que no fue buena idea. Cerraremos la sesión, espero pases una buena noc...

Sentí un frío dolor recorriendo mi columna vertebral, y al mismo tiempo un ardor quemante brotando de mi boca. Mis manos apretaron fuertemente las manos de Janey y Lalo, quienes querían soltarse. Me tiré al suelo, intentando romperme la playera, por lo caliente que sentía mi pecho, gritaba, gemía… y de pronto todo fue nada, negro, vacio.

RUVINIKO

Ricardo
Uriel
Viviana
Irma
Noe
Ismael
Kioko
Omar

… no era un nombre, eran ocho nombres…

Fuego, azufre… frío… dolor… miedo… me vi en un avión, me vi caminando, me vi sentando cerrando los ojos lleno de miedo, me vi de rodillas pidiendo que la moneda callese quetzal.. el quetzal que una vez me dio Leonel… la moneda de la suerte.

El viento sopló y golpeó la puerta, las sillas se calleron, y los sofas se cayeron hacia el frente cada uno; Janey y Lalo no me soltaron, no porque no quisiesen, sino porque apretaba tan fuerte que no se los permitía.

Abrí los ojos…

Janey se paró a encender la luz rápidamente… nos quedamos cada quién en su sitio, sin movernos…

Pasó tal vez media hora… Lalo giró los sillones, Janey se sentó abrazandolé, y yo frente a ellos. Me pusé de pie y tome la ouija. Abrí una botella de whisky que tenía en la alacena, y la mojé, después; tomé un cerillo y la deje quemando en el patio. Mientras veía como se quemaba, sentía en el pecho el dolor de aquellas personas…

Volví al sillón, y me senté; los miré a ambos… y le grité a Shellcode, que con miedo me veía; pero al final se acercó para dejarse abrazar.

- Les dije que era una muy mala idea
- Jo... - me veía alterado, guardo lo que iba a decir
- Belindo, ¿qué pasó?
- Se los dijé, una cárcel es una cárcel, no importa si eres VIP o no... una cárcel sige siendo una cárcel
- Joven, ¿a cuantos? - Lalo hizo la pregunta de una forma directa y seria, yo sabía a que se refería
- No lo sé, jamás volví la vista para contar
- ¿Eso en tu modelo de justicia se puede arreglar?
- No lo sé... tal vez no...

Al final de todo nuestro primer intento de encontrar a Lalo 2, fracasamos. Seguíamos sin saber en donde podía estar, a donde se lo habían llevado, por qué, y que porque intentaban hacer ese ritual.

Querido Diario…

Nos fuimos a dormir, le dejé mi cama a Janey, y abrí la cama de invitados a Lalo; yo me quedé en el sofá con Shellcode, no les dejé mirar lo que había en la habitación pequeña.

Me estiré para alcanzar el teléfono, y le marqué a Fab.

- Bueno
- ¿Qué traza chavo?
- Tenemos un problema, necesito de tu ayuda
- A ver
- Estuvimos haciendo algunas cosas, y secuestraron a Becario
- ¡Ahhhh no maaaaa!
- No sé como encontrarlo, sólo tengo dos sospechosas. Te voy a mandar su información, averiguame todo lo que puedas
- Vere que puedo hacer
- Gracias

Pusé la alarma para despertar al día siguiente… 8 de septiembre… el año pasado, el 6 de septiembre… estaba en Morelia, para el 10 estaba en Mexicali, en Almater.

Viernes, 6 de Septiembre de 2019: Ser común, sería lo peor que me podría pasar

Querido Diario…

Caí en un sueño profundo, cuando volví a abrir los ojos, todo se veía nublado; pero el dolor había desaparecido. Lalo y Janey me estaban sacudiendo.

- ¡Belindo!, ¡Belindo! 
- ¡Ay!
- ¿Dönde esta Becario Papá?
- ¡Becario!, ¡Becario!, se lo llevaron, lo metieron a un coche - rápidamente me incorporé
- ¿Quieres Belindo? - Janey miraba a todos lados desconcertada
- Jessika; no pude alcanzarlos, me detuvieron los dos tipos estos que maté, y luego otro me golp... 
- ¿Cuales tipos? - Lalo me interrumpió
- Los.... se deben de haber llevado los cuerpos

No había nada, no había rastros de sangre, casquillos, no había aroma a pólvora, y la pared de madera que me había cubierto, no tenía ni un rasguño.

- No venías armado joven, dijiste que dejasemos las armas en casa - Lalo tenía razón, pero yo recordaba que... 
- ¿No nos habrán puesto algo en el alcohol?, a mi me pasó algo... raro - él también intentaba poner orden a sus ideas
- ¿Qué pasó?
- Pues escuché gritos, y pensé que era este gü&/( - Karen - que algo le pasaba, y pues me fui para allá y de pronto me perdí, sentía calor, escuchaba gritos, pero no me encontraba, y no supé que hacer

Karen nos miraba hablar, mientras se ponía roja y llegó a una conclusión.

- No fueron sueños o alucionaciones, son recuerdos - Janey nos miró preocupada
- ¿Cómo que recuerdos?
- Calor, gritos, miedo, confusión... como un túnel ¿Lalo? - Lalo sintió un agujeron en el estómago - balazos y más balazos, ¿Belindo?
- ¿Qué pasó contigo? - dije lentamente; pero Janey sólo negó con la cabeza
- Vamos a buscar a Becario, tal vez está en la casa

Caminamos hacia el interior de la casa, por el mismo corredor que me había llevado al baño. Eran las 6am y empezaba a amanecer, la luz nos empezó a mostrar que era lo que hace unas horas se escondía entre las sombras.

Después de la cocina en donde nos encontrábamos todos, habían dos habitaciones completamente vacías. Había algo de cascajo tirado por doquier, basura, y entre más nos acercábamos al baño, el olor a azufre se concentraba.

- Gü$%&, pin$%& Karen; te pasas de lanza... te estas pudriendo
- No fui yo gü%&/

Nos parámos en seco, Janey me apretó el brazo por el miedo; Lalo y yo nos quedámos atónitos.

La última habitación antes del baño estaba cubierta con plástico naranja en las paredes, en el suelo habúa un pentragrama dibujado; y en cada una de las esquinas marcas de ollín que habían quedado de algo que se había quemado allí. En medio del pentagrama habíank restos de papel quemado; y al fondo, una mesa en donde distinguíamos una copa, velas, flores…

Lentamente avanzamos, asustados. Janey arqueó la espalda a punto de vomitar

- No mam$%&/( ¡Becario!
- ¿Qué?, ¿dónde?

Janey señaló una charola en donde había carne en descomposición. Lalo intentaba quitar los plásticos naranjas para dejar entrar la luz y el aire, mientras yo me acerqué a la mesa. Mis años como técnico en ecnología me ayudaban a soportar los malos olóres.

- No, no es Becario, es carne... probablemente de cerdo
- ¿Qué?

Reconocí de inmediato todo, la vela negra, la vela blanca, el triángulo de oro, la cruz de plata, delgadas astillas de madera, la sal, un bonche de hojas blancas cortadas en cuadros pequeños… sentí un agujero en el estómago.

- ... convierteme en una máquina de aniquilación.... - Giré la vista, Lalo estaba leyendo los trozos de papel quemado en el centro del pentragrama - vomita a mis enemigos, y que sus entrañas sean carcomidas por las aves.. 
- Manon - finalmente dije

Lalo tiró los papeles quemados envuelto en confusión, Janey estaba aun en la esquina tapándose la boca del asco que le causaba el olor de la carne en descomposición

- ¡Jessika! - rompí la confusión de todos
- Joven, no entiendo nada
- Becario... - todo empezó a correlacionarse en mi cabeza - las alucionaciones... están, están... están invocando a Manon

De pronto también sentí muchas nauseas, y corrí al baño a vomitar; no era el olor, era la sensación de miedo que me empezaba a inundar. Salí del baño y los tomé a ambos de los brazos para salir, queria salir rápido. No paré de caminar hasta que llegamos a la calle, vi el coche y allí me recargué a tomar algo de aire.

Ya de pie, recargado y mirando la casa… se veía abandonada, no parecía que hubiese habido alguien recientemente, ni siquiera ayer.

- Belindo, ¿qué pasa?, estas pálido
- Eso... - no encontraba forma de explicarlo - eso es un altar, pero uno malo 
- ¿Un altar?
- Si, estan llamando a Manon, el demonio de la destrucción, pero.... 
- ¿Demonio?, ¿qué quieres decir?
- Manon es un demonio muy poderoso, un altar así no sirve
- Joven, no estoy entendiendo nada, ¿dónde está Becario?
- ¡Jessika!, si.. entiendo... - me costaba mucho trabajo acomodar las ideas - Becario será el nuevo altar
- Joven, Becario está gordito, pero no lo suficiente para que lo usen de mesa
- No, los satanistas pueden usar altares al igual que ofrendas
- ¡Belindo!, respira... explícanos bien, no entendemos nada, te veo asustado

Respiré… respiré profundo…

- Lo que está allí adentro es un altar satanista. Los altares usualmente están fabricados con representaciones de poder, el pentagrama, el oro, la plata; la carne, era una ofrenda. Para llamar a un denominio le necesitas ofrecer algo, usualmente se les ofrece carne; porque en el infierno hay muy poca. Pero lo que recogió Lalo, es algo importante... no tratan de pedir un favor a cualquier demonio, las frases que leyó Lalo corresponden a la oración a Manon, uno de los demonios más poderosos. Aquel que se le relaciona con Hitler, Nerón, Napoleón... 
- ¿Y que tiene que ver eso con Becario Papá?
- A un demonio tan poderoso no le puedes ofrecer una ofrenda tan simple como un pedazo de carne
- ¿Le ofreces un pozolero?
- No... Becario no cayó en el juego de Jessika, los cachanillos son infieles por naturaleza, no importa que esten casados, con hijos, arrejuntados; apenas una tipa los mira bonito y se van con ellos. Becario dijo que no
- Estaba muy fea, yo lo habría apoyado
- El punto es que... Becario en el fondo... muy en el fondo, es buena persona... es... 
- Una buena ofrenda
- Exacto

Nos quedamos en silencio, sin saber que decir. No sabía por donde comenzar a buscar, que hacer… sólo sabía que lo quería de vuelta.

Querido Diario…

Mientras Janey y Lalo se recuperaban del susto, entré a la casa, y me quede de frente al altar.

Escribi en uno de los papelitos, y lo partí en dos; prendí una de las astillas, y prendí cada vela.

Lunes, 2 de Septiembre de 2019: Secuestro

Querido Diario…

Entramos sin mayor problema y nos fuimos al fondo, allí Gabish dijo que la esperacemos; Lalo 1, 2 y Janey se veían un poco alegres.

Un voz punzante y molesta rompió el ruido de la música

- Hola bebé - algún día diré quién es esta sujeta, pero puedo decir que es una de las personas más molestas que pueden existir
- Hola Jessika
- Tenía mucho de no <<mirarte>>, ¿ahora donde <<jalas>>?, ¿andas en la Mañosa?
- Hum... no, tiene tiempo que deje de ser mesero, barman y cosas así
- Entonces, ¿de que <<jalas>>?, ¿algún pen%&( si creyó que estudiaste una carrera?
- Hum.. es un empleo complejo, raro.. a veces tengo que viajar mucho, negociar, cosas... es complicado - se me olvidaba que ella creía que mentía cuando decía que había estudiado una ingenieria.
- Ah... arre pues, ¿entonces qué?
- Te quiero presentar a unos amigos - y me dirigí al H. equipo de trabajo - Lalo Candia, alías Lalo Landa
- ¡Qué tranza!
- Lalo 2 alías el Becario que no es becario 
- Señorita, ¿cómo está?, me dicen que usted es muy importante por aquí
- ¡Becario!
- ¿Qué joven?
- Jessika, no le hagas caso al muchacho, esta casado 
- Joven, yo no estoy casado
- ¡Becario!, estas casado - miré hacia Janey - y finalmente Karen, la de los memes de los gatos
- Holi
- Hola bebés, ¿qué puedo hacer entonces?
- Traemos una merma de nuestras operaciones en la Ciudad de México que queremos vender por aquí, es calidad que no se encuentra por aquí, nada parecido a las cosas de Dinos; perooooo necesito de tu ayuda
- Ahhh pues ya te la sabes, con el Pelón
- Con quién quieran, les doy 10% de comisión por venta
- Arre, déjamela acá atras con los precios

El Becario le dejó nuestra maleta, y mientras nos fuimos a una de los “privados” que hay en las orillas, mientras veía como Jessika y el Pelón se acercaban a vender shots a la gente, y terminaban ofreciendo nuestros productos.

- Joven, ¿cómo conociste a esa mujer?, se ve peligrosa - me preguntó Lalo 
- ¿A cual de las dos? - respondí
- Hum... las dos, ambas se ven peligrosas; pero la de pelo rojo se ve más loca que peligrosa
- Las conocí cuando trabajé de barman
- Belindo tiene problemas relacionandose con locas; desde que lo conozco sólo mujeres locas se le acercan - invertino Janey
- Joven, ya no quiero sacarte moribundo de ningún lado - sentenció Lalo 
- Relaaaaajate joven, todo está bajo control

La noche siguió y pasamos de “si no recuerdo no paso, eso no pasó” hasta “pensaba que te había olvidado, pero pusieron la canción”. Veíamos como nuestros buitres se acercaban a la gente y les vendían, y luego como volvían para comprar más, había que ser honestos, Kevin se esfuerza en la calidad.

Janey de pronto me hizo pararme…

- Hey, demuestra que eres chilango
- No, no, no... yo no bailo, ese gen no viene en mi
- Obvio si, eres chilango

Parecia la noche perfecta… mis mejores amigos, mucho dinero fabricándose sin si quiera tener que hacer algo, mucho alcohol y en unos días, $700, 000 USD, todo era perfecto. Pero no sabíamos que se convertiría en una de nuestras peores pesadillas.

Cerca de las 5am, Jessika, El Pelón y Gabish se sentaron con nosotros; pusieron una cubeta de metal con algo de hielo y cervezas, y nos dieron el rendimiento de nuestros grandes esfuerzos…¿qué?, sentarse a beber, cansa. Teníamos los $10, 000 USD para empezar el negocio; pero no nos los quisieron dar hasta que no nos fuesemos con ellos a una fiesta. Querían también celebrar sus ganancias.

Cometimos el error de decir que si, total ¿qué podía pasar?.

Mientras íbamos manejando hacia el sitio de la fiesta, recibí una llamada de un número que empezaba con 646.

- Bueno
- ¡Augusto!
- ¡Barajas!, ¿cómo estas?
- Bien, me encontré a Octavio - Barajas esa de esas personas que se relacionaba con todo mundo; incluso con gente peligrosa como Octavio
- ¿Si?
- ¿Estas bien?
- Hum... creo que si - mentí
- También me dijeron que andas haciendo negocios con <<la>> Gabish
- Algo así
- Ten cuidado, últimamente anda muy rara
- Siempre
- Pero ahora es un raro diferente, nadie sabe nada de ella desde hace tiempo, su vato se llevó a al morro, porque parece que anda metida en cosas raras
- Hum... sólo asistiremos para agradecer la ayuda y ya, además hoy vengo bien cuidado; traje a unos amigos chilangos
- Cuidado chilanguito, mucho cuidado.

Era la primera vez que Barajas me daba una advertencia.

Llegamos a la fiesta, cerca de la plaza de la Mega, en una colonia llamada Carranza. Era del lado feo, que ni siquiera está pavimentado, pero pensandolo fríamente, hemos estado en sitios más feos, así que de cierta forma no le tomamos mucha importancia.

El lugar donde era la fiesta se veía como una casa a medio terminar, por fuera. Todo era color ladrillo gris, y los dos tipos que vivían allí sólo nos dijeron que era para guardar las apariencias y mantener un bajo perfil. Sinceramente no me preocupé, todo iba saliendo muy bien.

Entramos al lugar y fue cuando Janey me hizo una seña, había un olor extraño en el aire, como a azufre; pensé que tal vez era porque la casa estaba en costrucción, pero aun así empecé a sentirme incómodo. Los dos tipos dueños de la casa sacaron algo de cerveza, y empezó a amenizarse la fiesta.

En algún momento pregunté por el baño, y me indicaron que estaba hacia el fondo de la casa. Con ayuda de la lámpara del celular caminé hacia atrás, pues no se veía nada. Llegue a una pequeña puerta de mandera y entré. Nuevamente al salir, caminé entre la oscuridad.

Al salir vi a Janey y Lalo bailando en un lado, Gabish estaba fuera fumando con El Pelón y Jessika; y los dos tipos de la casa se estaban drogando; pero faltaba alguien… ¿dónde estaba Becario?

Fui con Janey y Lalo, para preguntarles donde estaba Becario, pero me dijeron que no sabía, tal vez había ido al baño. Pero no podía ser, yo venía de allá, y está tan oscuro que al menos podría haber visto una lucesita de él intentando cruzar la oscuridad.

Salí a la calle y miré dentro del coche, tampoco estaba becario. Cuando iba a de regreso Jessika me interceptó

- ¿Qué buscas bebé?
- A mi amigo, el de lentes y barba
- Ya se fue bebé. No te preocupes por él

¿Irse?, Becario no podía irse, ni siquiera sabe donde estamos. Algo no estaba bien, además de que ellas no se les veía normales, no era que estuviesen drogadas o algo, pero su comportamiento no era normal, y sus cigarros olían raro, no “rarito”, raro.. también a azufre, como podrido.. algo estaba pasando.

Volví de nuevo con Lalo y Janey, y les intenté explicar que no estaba Lalo 2, entonces reaccionaron. Les dije que me ayudasen a buscar y que nos fuesemos inmediatamente. Fue entonces que sentí un fuerte golpe en la cabeza, y todo se me nublo.

Mientras iba cayendo mareado por el golpe, sólo fue ver a Lalo poniendose frente a Janey y sacando tu arma. Giré y vi a uno de los tipos de la casa, muy cerca de mi con un tubo de metal. Al soltar el siguiente golpe que iba hacia Lalo puse mi brazo para detenerlo; y con la poca fuerza que me quedaba le dí una patada de giro interna para hacerlo retroceder.

Mientras se hacía unos metros hacía atras, prácticamente sin hacerle daño. Yo desenfundé las gemelas.

- Joven, #acción - me dijo Lalo mientras se me ponía a un lado y apuntaba al tipo de la casa
- No, algo raro esta pasando; ve con Janey para atrás y busquen una mejor posición, yo me encargo
- ¿Y Becario?
- Debe de estar dentro, no hay forma de que se haya ido
- Ok joven, no te mueras

El tipo nuevamente se me acercó con el tubo de metal. Era más alto que yo, un típico cachanillo, de casí medio metro más que yo, más fuerte y grande. Sin titubear le disparé directo a la rotula de la rodilla izquierda, pude ver como se le astilló y como las pequeñas fibras de los huesos salieron disparadas llenas de sangre hacía el suelo. Apunte con la mano izquierda… ¡clack!, no ocurrió el disparo, mi mano izquierda no tuvo fuerza suficiente para presionar al gatillo; volví a apuntar con la mano derecha, y entonces le destroze la segunda rótula.

Cayó de rodillas frente a mi, giré sobre mi eje hacía la izquierda, puse la Beretta izquierda sobre su átlas, y volví a oprimir el gatillo.. ¡clack!… ¡Arrg!, mi mano. Entonces pasé por debajo la mano derecha y callé sus gemidos de dolor directamente en la garganta con la Beretta derecha.

Apenas cayó vi al otro tipo acercarse a mi, pero lo paré en seco; dos tiros en las costillas para dejarlo sin aliento, y nuevamente un tiro en la garganta para que no gritase. Miré hacia la puerta y entonces vi a Becario, parecía un zombi y lo estaban subiendo a un coche.

Apenas apunte cuando me llovió plomo por todos lados, me cubrí con una especie de barra en la cocina; pero apenas era madera comprimida y las balas pasaban como si nada. Me pusé de pie y disparé a todo lo que pude ver moverse, pero no le atiné a nada. Nuevamente me cubrí, cargué, disparé… ohhh hace un año esto era más fácil, me faltaba el aire, me dolían los brazos, quería vomitar del esfuerzo.

Me incorporé y apenas iba a disparar cuando un tipo, igual de grande y corpulento que el primero me doblo el brazo y me levantó, lo suficiente para no sentir el suelo. Mi mano izquierda… ¡clack! emití un chillido de dolor, pero el disparo salió.

A pesar del dolor que debía de estar sintiendo, no me dejó de levantar y aplastar contra una columna. Entonces vi sus ojos, completamente negros; y lo escuché en un tono lleno de rencor.

- ¡Quema!, ¡quema!, siento como entra la bala por mi cuerpo, como la polvora contamina mis entrañas, siento el dolor; siento como arde mi piel

El miedo me invadió, justo cuando estaba a punto de disparar de nuevo, sonrió

- Que delicia de dolor

En ese momento me aplastó aun más fuerte, mis costillas tronaron de dolor y mi instinto fue vaciar el arma completa sobre su vientre.

Cerré los ojos para soportar el dolor, al mismo tiempo que sentí como me volvía pesado para él y empezaba a dejarme caer. Vi como escupió sangre; debería de haber tenido las entrañas destrozadas, y de pronto, lo vi más grande que antes, y sentí montones de golpes en el pecho y un agudo ardor. Caí al suelo al mismo tiempo que él.

Querido Diario….

No sabía que me había pasado, pero sentía dolor; aun mareado intenté incorporarme pero no pude. Lo último que mis labios emitieron fue un ligero susurro, que en mi mente era un grito.

- ¡Becario!, ¡Becario!

Veía como lo subían al coche, vi su cara sin expresión… vi la puerta cerrar, y vi como arrancaron. Todo se nubló, y caí en un sueño profundo.

Martes, 27 de Agosto de 2019: Malas compañias

Querido Diario…

Llegamos al desierto, llenos de alegría, y listos para la acción. Durante todo el vuelo no dormirmos platicando las viejas misiones que habían sido éxitosas, cuando los dioses nos favorecían y siempre salíamos victoriosos de todo, había promesas cumplidas, y aun mis palabras lograban engatuzar a todos en un futuro prometedor.

- Pues si joven, pero cuando uno dice que no más tequila.. psss.. cumple lo que dice - reclamé entre risas
- Pues si, pero si ya ves peligro no te vas al baño
- ¡Joven, hay prioridades!

- No debemos de olvidar que lo mejor de esa noche fue Nemux marcandole a Armin
- Y le cantamos
- Güe$%&/( no mam$%&/ ¿le cantaron? - dijo Janey
- No sé, yo la verdad cuando abrieron la botella que pidió Lalo, me morí. Lo siguiente que recuerdo es que estaba en mi camita dormido y echo bolita

Llegamos a casa, y abrí mi morada a mis complices de esta aventura.

- Pues... sofá, cama, suelo, refri... aire acondiconado, muy importan.. 
- Oiga joven, su refri está vacio - acertadamente observó Lalo 2
- Claro que no joven, miré aquí... básicamente esto es queso; es un queso endémico cachanillo; aunque se llama Monterrey, pero en Monterrey no lo conocen, es cachanillo
- Joven, eso es comida
- Obvio si, es queso, y sabe rico
- Hum... ¿tienes tortillinas?
- Si, aquí un par, un poco duras

Después de que nos acomodamos, vomitaron por la altura, y empezaron a morir por el calor; se metieron a bañar y nos preparamos para la acción. Necesitabamos contactos para mover la mercancía, y yo ya sabía donde conseguirlos.

Nos subimos en el abollado cochecito gay y fuímos a un sitio llamado Sport’s Bar; usamos nuestros $160 para pagar el cover, nos pusieron nuestros sellitos y entramos. Nos dirigimos directo a la barra.

- ¡Gabish!
- ¡Chilango!, Que pe/&%, tenía un chin$%/ de no <<güacharte>> morro
- Mucho, desde el problemita del tipo que le disparaba a los botes de basura. Mira, te presentó unos amigos... este de aquí es Lalo Landa, alías el Mexicobolita
- ¿Qué tranza?, no me dicen así, pero este tipo soñó que lo mataba y asi me decía en su sueño
- Eso es verdad; he soñado que este tipo me mata seguido. Este de acá es Lalo 2, alías Becario 
- Hola
- Y esta de aquí se llama <<la>> Karen alías la Barbie Hacker
- Holiiii
- ¿Que pe%&/ chilangos?... si son compas aca de mi compa, también con mis compas, arre... pisteen todo lo que quieran, yo invito
- ¡Joven! - Lalo inmediatamente replicó
- Lo sé joven
- ¿Sabes como le llamamos en casa a los que beben esto?
- ¿Quieres $700, 000 USD?
-¡Saluuuuuuuuuuuud! - y tomó una cerveza de las grandotas

Esperamos a que dieran las 5am para que la Gabish dejase de trabajar, y cuando empezaba a repartir los sellos para el after secreto, la llevé a un rincón

- ¡Gabish!
- ¿Qué ped%&()?, ¿qué vas a querer?, no venías de a gratis perro
- Traemos buena mercancía, ca-li-dad... cosas que no se ven aquí 
- ¿Y?
- Necesito que me ayudes, venta directa
- ¿Y yo aca que pe%&/(?
- ¿Y la vez que te salvé de los tipos de la casa en ruinas?
- A la ve$%& eso ya fue, o ¿qué?, ¿que traen?
- Variado, papelitos, hongos, una ICEE que pfff.. pura, como Breaking Bad, sólo que no viene azul, PDP ya preparados en cigarros, el LCD es muy bueno
- ¿Ya te topaste a la Jessika?
- Oh, no, no, no, no... eso son más problemas 
- Esa morra te la puede mover chilo
- Hum... 
- Caiganle al Relajo, nos vemos por los baños <<¿arre?>>
- Hum.. ay demonios... ok, nos vemos allí

Regresé con los demás, que se veían mucho más alegres, y ohhh si, tenían las pupílas un poco dilatadas.

- Oh rayos, quisiese estar tan ebrio como ustedes, pero alguien tiene que guardar la cordura
- Joven, ¡saluuuuuuuuuud!
- Vamos fuera, tenemos que ir a otro sitio 
- Güe$%&/( chu, churu, chun churun
- Esa boquita la bese yoooo.. con lo que tenog yooo.. ¡Belindo!, olvidemos el plan, vámonos a Tijuana
- Hum... primero los negocios joven, despierta un poco; ya casi vamos a necesitar tus balas
- Que tiemble, que tiemble, que tiemble...

Salímos y fuimos hacia el otro sitio. Bajamos el coche y nos armamos, ya dos veces he visto balaceras en ese sitio, y con estos muchachos de ojos saltones, no me iba a arriesgar.

- Bien, en ese sitio es EL sitio, aquí es donde podemos vender todo esto
- Ok, ¿cual es el plan? - preguntó Lalo, mientras veía desaparecer un Chubaka en su lengua
- Hum... Gabish nos va a contactar con alguien que directamente nos va a llevar con los clientes
- Ese "Hum..." quiere decir que no es de tu agrado - Janey me conoce bien; coordinaba bien, pero me ponía nervioso que cada frase terminaba en risas
- No, si ya involucrar a Gabish eran muchos problemas, la nuevo contacto puede ser peor. Pero somos cuatro, así que creo que lo podemos manejar, ¡lo más importante!, ella no puede probar nada de la mercancia o se puede poner feo, no lo controla

Cerramos el coche, y saqué la licorera que hace mucho me regaló Lalo. La había llenado de Akashi, y le di un largo trago para el problema que sabía que se nos iba a venir encima.

- ¡Vamos! - los guié con la cabeza

Querido Diario…

Justo a unos pasos de llegar a la puerta, escuché un grito a mis espaldas

- ¡Augusto!

Giré la mirada, estaba vestido como siempre, chamarra de piel y pantalones muy ajustados, lentes oscuros a pesar de ser las 5:30am, y un arete en el oido izquierdo

- Octavio

Me extendió la mano y me dio su celular, que tenía una llamada activa, y aparecía como “Privado” el número. Lo tomé con muchas dudas sobre quién me respondería, pero aun así lo hice, mientras el me miraba fijamente.

- Bueno 
- Gracias 
- Los amigos no agradecen
- No sé. Muchas emociones - y colgó la llamada

Le regresé el celular a Octavio, y me le quedé mirando, y me giré de golpe, con un cierto rencor en el fondo.

Lunes, 26 de Agosto de 2019: Mi primer historia de terror

Querido Diario…

Desperté, miré al cielo.. no estaba húmedo, no estaba caliente, de hecho; tenía frío y estaba bajo 5 cobijas bien calientitas. No estaba en Mexicali, estaba en la Ciudad de los Tacos y las Garnachas.

Nunca entenderé como funciona, pero mi teoría es que el estrés te despierta, te da energía, te hace despertarte temprano y dormir tarde sin cansarte. Esa es la magía de donde nací, siempre estamos en movimiento. En Mexicali despertarme a las 6:45am es un suplicio, siendo que me duermo a las 10pm, pero en el DF, a las 5am estoy despierto y vivaracho, cuando me dormí a las 2am. Como lo dijo no sé que poeta, somos una ciudad de sueños, y para cumplir los sueños, lo que menos se hace es dormir… bueno, creo que no era poeta, era cantante de rancheras.

Llegué a la H. Organización Turbia e Ilegal, y sentí como a cada paso que cada los corazones latían más rápido, el miedo se apoderaba de todos, y algunos gritos empezaban a salir.

- ¡Oh demonios! - dijo Lalo 
- ¡Joven!
- ¿Qué tragedia pasa ahora?, ¿no fue suficiente con que casi te mata La loca?
- Hum.. pues en realidad no estoy muy seguro, creo que a Mom le han brillando los ojitos por alguien más
- ¿Uh?
- Se ha enamorado y quiere cambiarme
- D: 
- Lo sé, lo sé
- Joven, no te confundas, eres el peor jefe del mundo pero, aun así; tu salida de esta organización criminal, representaría perder a más de la mitad de los elementos; incluyéndome
- Awww.. voy a llorar
- No, no dije "no te confundas", es probable que Tania que me unas cachetadas y al día siguiente intente matar a tu sustituto para asumir el poder
- Ouuuuu, ¿por qué no me has intentado matar a mi?
- Joven, tienes un empleo que nadie de nosotros quería
- ¡Ahhh!, eso si

Camine saludando a todos, me detenía a escuchar los reclamos, los clamores; era momento de la justicia social, y a todos les prometía que antes que mi cabeza rodase de forma pública; lucharía y me iría luchando por esa justicia social.

Y entonces, vi al Becario

- Hum.. eso suena a un buen plan, yo también le quiero entrar - dijo Lalo - Güe%&) al fin el H. lugarteniente tiene una buena idea
- ¿Qué? - dijo Janey
- Vamos a robar casinos, ser millonarios, yo pondré una tienda, el Becario la atenderá; tu puedes mantener a tu chino y Belindo dice que va a poner un viñedo
- Ajá, Syrah, Nebiolo, todo un rancho en Querétaro, ya me vi yo borracho todos los días
- Hum... no lo sé, tus planes casi siempre fallan 
- Eso quiere decir que estoy cada vez más cerca de uno que funcioné. Matemáticas hija
- Hum... ¿güe%&/( tú qué opinas? - le preguntó a Lalo
- No sé güe$%&/ la neta estoy aburrido, y un poco de aventura donde no termine rescatando a este cab%&/( de una muerte segura, no me caería mal
- ¿Ven?, es un gran plan 
- ¿Y qué necesitamos?
- Pues en la película con $10, 000 USD hacían $700, 000 USD; así que yo creo que podemos empezar con eso. A ver, a ver, a ver, yo traígo... $60 pesitos
- Hum... yo tengo $200, pero la neta sólo tengo pongo $100, porque este es para mi pasaje, eso contando con que vamos a comer con Global Dólares
- ¿Becario?
- Joven, tengo una bebé
- ok, tenemos $160, suena mal.
- ¿Entonces? - dijo Lalo, mientras se volvía a poner sus audífonos y daba por muerto el plan
- Hum... ahorita los consigo, es momento de viajar al extranjero sin salir del país
- ¿Eso como es?
- Vamos a ir a Mexicali, y movilizaremos un poco de la merma. Allá consumen muy mala calidad, lo que queda antes de cruzar a EEUU, así que nuestro producto será un éxito
- Gü$%&/ soy como Gasparin, si me pones 5min a ese Sol voy a quedar como Tenazas
- Ñeeee... #actitud, somos chilangos; básicamente los dioses nos crearon para someter a todos los pueblos y explotarlos en nuestro beneficio
- Hum.. yo no soy chilanga, soy de Morelia
- Ouuuu.... bueno, vives en Iztapalapa, tomaremos eso como un curso de achilangamiento acelerado. Ahora mismo compro los vuelos
- Joven, joven, jooooooven - pero no le hice caso

Lalo en realidad lo que quería decirme, era que pagar los vuelos de los cuatro, fueron alrededor de $30, 000; lo que con un poco de trading, podrían haberse vuelto los $10, 000 USD que necesitábamos, pero bueno; no podíamos rendirnos ahora.

Después de pasar a empacar “cosas importantes” nos dirigimos al aeropuerto, estábamos listos para la acción, llenos de mercancía en nuestras bolsas de carbón con aluminio, y con mucho tiempo libre…

- Güe$%&/ tengo que admitir que este es la mejor aventura que hemos tenido en mucho tiempo
- Ots
- Y también puede que sea la única en donde haya una oportunidad de ganar dinero, de por medio
- Ots
- Y estamos sólo a dos horas de Tijuana \o/ ... si todo sale mal, huiré a Tijuana y seré feliz
- Ots... no, ots no... le prometí a Tania que te iba a cuidar
- ¡Tijuaaaaaaaaaana!
- Hum... Janey, ¿qué escuchas?
- Me estoy poniendo en ambiente para un viaje de aventuras... ¿te acuerdas?

- Hum... si, recuerdo muchos días con cruda y nosotros bebiendo de lunes a sábado
- Querías morirte muchacho
- Aun... perooooo... esta vez moriremos ricos, esa es la diferencia

Querido Diario…

Esta es la historia de cuatro tipos turbios e ilegales, una de ellas con habilidades de baile sobre mesas; aunque no por ello buen equilibrio, otro, un Becario que cuentan que era una leyenda en sus buenos tiempos, pero que ahora se ve como un padre medianamente responsable; un tipo turbio e ilegal y yo… un tipo a nada de ser despedido. Todos ellos en búsqueda de fortuna y que se encontrarían con una de sus peores pesadillas.

Viernes, 23 de Agosto de 2019: Julia Augusta

Querido Diario…

Me desperté sobre las 3am, sudando… estaba a nada de gritar, apenas vi una sombra y me asusté; sin embargo era Shellcode que me miraba preocupada, intentando saber porque me había despertado tan exaltado. Todo había sido real…

Después de todo lo que he vivido, pensaría que mi mayor miedo es a que un coche se me patine en medio de una autopista, me quede en medio de los carriles y un trailer venga hacía mi, o que de pronto me encuentre unos tipos de sombrerito rojo y me empiecen a disparar; o que yo vaya tranquilamente caminando cuando unos tipos güeros me secuestren y me torturen hasta morir de dolor… pero no, mi temor más fuerte; es reprobar.

Soñé que regresaba a la escuela, tomaba clases, y reprobaba. Sentí el mismo miedo que me daba ver las listas de calificaciones, o cuando cerraba los ojos y le decía a alguien más: “tú ve mi calificación, yo no quiero ver, si pasé grita, si no pasé, sólo ciérralo y no me digas”, soñé esas tardes en donde un maestro decía “bien, sacaste 4” y yo decía “ohhh que bien, aun puedo pasar”, y después decía “de 100” y yo decía “oooooh que mal”; o ese día en UPIBI cuando saqué -7 en un examen. Dos veces he soñado que vuelvo a la escuela, y nos veces he despertado aterrado, con miedo y ganas de vomitar el pánico.

Por eso un día, ¡un día! yo seré maestro… y me vengaré de todo lo que me hicieron. Voy a reprobarlos a todos, apenas respiren y estarán en ETS, si antes era obligatorio que pasase una persona por grupo, yo voy a hacer que pasen cero.

Después de bañarme y darme cuenta que sólo era un sueño; me dispuse a trabajar en la H. Organización Turbia e Ilegal, sin embargo no duré mucho tiempo, cuando recibí una llamada, que sólo podía significar algo:

- Bueno - Primeishooooon
- ¡Oh rayos!, ¿ya?, ¿ya?, ¿hoy es el día? - respondí lleno de emoción
- Ya se está saliendo el champurrado
- OMG, OMG, OMG... <<quemocioooooon>>
- Primeishon, si no despierto, sólo recuerda, que te odiaré toda mi vida por no haber ido al baby shower
- Si no despiertas, iré yo mismo en persona al infierno; y te voy a picotear con el tridente por no abrir los ojos
- Deséame suerte
- ¡Suerte!, dale duro; si se desmaya el barbón, le tomas foto para luego burlarme de él
- Dale

¡Qué emoción!, recuerdo las veces que ella me decía que nunca, y yo al contrario; le decía las tantas ganas que quería unos 10… tal vez ahora mismo ya todo haya pasado.

Me di cuenta que no me estaba concentrando, así que fui a comer la cosa más extraña que he visto desde el chile en nogada relleno de comida china, un chile en nogada de carne de cerdo. En el norte se come carne, comida china, pero… la comida compleja, llena de especias, sazón y garnachera… no; eso no es por aquí. Lo que eso si, el maridaje estuvo muy bueno; mi favorito.

Beberse una botella de vino completa, tiene sus problemas… como llegar tarde a tus citas:

En fin, no es bueno beberte una botella tú sólo. Después, pues seguí sin poder concentrarme, así que decidí jugar un rato.

Me encontré una aplicación que hacía uso de un CMS, Drupal…. ese CMS famoso que un montó de gente del Mexicali Open Source usan; y que no entiendo porque. Vi algo que se me hizo interesante, ya hace algunas semanas otro bug bounty hunter había reportado una vulnerabilidad sobre información sensible, por lo que estaba en la tabla de cambios, el “fix” de esa vulnerabilidad. Acorde a las notas, la forma sencilla en que lo resolvieron fue remover de la ruta la información sensible, pero ¿y el endpoint?.

Esta aplicación tenía el caching system por default, y lo pude identificar facilmente porque en el header viene un campo:

x-drupal-cache

Lo que hice fue poisonear el cache para inyectar una testing string para un XSS, para hacerlo lo hice directamente en el header.

El XSS fue almacenado, y se reflejada directamente… como se puede ver en la imagen, la testing string no era compleja ni nada… una inyección “sencishita”.

[Inserte aquí meme de la rana rene]… a veces veo mis bounties y creo que es tiempo de dejar de trabajar.

Pero luego recuerdo ese sitio de 2m x 2m, donde tuve que dormir con cucarachas, sin ventanas, y sudando por lo caliente de la habitación; y pasar meses en la oscuridad, sólo esperando a que pasasen los días rápido… y se me olvida.

Ser un criminal turbio e ilegal… eso es lo único que puedo hacer por aquí…

Antes de finalizar la tarde, platiqué con Alonso

- ¿Y ese quién es? - me preguntó, un poco receloso de que lo pudiese desplazar
- Hum... alguien que creo que ya enamoró a Mom
- ¿Y si es todo lo que dice ser?
- Por lo poco que lo he investigado, lo dudo... 
- Hum.. siendo sinceros, así como que no quiero saber. ¿Estoy en peligro? - me sorprendió su sinceridad, creo que empieza a haber confianza y complicidad
- No, tú no... pero creo que yo si... y con los errores recientes que he tenido... pues... 
- Hum.. a veces ocurren accidentes, puede que yo llegue a la reunión con Mom
- Cierto, a veces ocurren accidentes... se vería muy mal que yo hiciese algo para evitar esa reunión, pero... eso no quita que ¡alguien!, por allí pudiese evitar la reunión. Los accidentes suceden
- Pues si...

Querido Diario…

 - ¿Gü$%&/ cómo lo conociste?
- En un viñedo, en Querétaro
- ¿Cómo?, ¿La loca?
- Otra loca, habían ido a un maratón o algo así; y yo me quedé en la noche esperando. Así que compré una caja de vino para esperar, dejaron de vender y todos me intentaron comprar botellas, platiqué con ellos y de pronto ya eramos amigos
- ¿Y él era el que le hacía las canciones?
- Si
- ¿Cómo puedes conocer famosos así como así?, ¿o sea cuando Belinda?
- Yiuck nah, esta fea

Y al final de la noche… pasó…

Martes, 20 de Agosto de 2019: Caldito de camarón

Querido Diario…

Después de lograr salir del estacionamiento, no quise llegar a ver la lista enorme de 378 hosts. Jugué con Shellcode, y me puse a ver un capítulo de Doctor Who.

- Clara Oswald, la chica imposible
- Ñeeeee... 
- Esta allí para que siempre se salve
- Ñeeee...
- ¿Qué tal si tu tuvieses a alguien que siempre te ayuda sin que te des cuenta para que todo te salga bien?
- Ñeeee...

- ¿Entonces que acompañante prefieres?
- Rose
- ¿Rose?
- Si
- Todo mundo odia a Rose
- ¿Por?
- Es tonta. Pensé que dirías Amy Pond
- ¿Amy?, no, ¿por?
- Es peliroja, te gustan las pelirojas
- ¿Uh?... claro que no; algún día te explicaré una teoría sobre eso. Rose, Rose Tyle


Querido Diario…

En ese momento sonó el teléfono; era Beto, era tiempo de la acción.

- Bueno
- Joven, estamos listos
- #acción
- Ok