Domingo, 22 de Octubre de 2017: Alerta aeropuerto

Querido diario…

Sé que no he escrito mucho, pero tuve dos semanas de demasiada presión… ya sabes, lo usual, disparos, muertos, narcos, tequila, mezcal, algo llamado “licor de la casa”, drogas, sexo, malas mujeres y por poco tengo que llevar a mi abogado a Tijuana; lo cual está raro porque se supone que los abogados ayudan a los criminales a escapar, no al revés… lo usual en la vida de un bug bounty hunter; pero por suerte ya estoy en casa. El día de ayer volví al desierto de Mexicali, donde básicamente.. pues sigue haciendo mucho calor. Fuera de eso todo es estático, sin avance… la ciudad ideal para alguien que un día está metido en medio de un robo de información, al siguiente clonando tarjetas y al otro en una fiesta llena de narcos con mujeres sudamericanas con escasa ropa. Nada como un poco de descanso.. pero no durará…

¡Ohhh por cierto!, tengo que contarte, yo siempre soy pésimo con el tiempo, siempre llego tarde a todo, y supongo que es porque… bueno, si, soy muy irresponsable; pero también es porque nací en una ciudad donde las distancias no se miden en metros, sino en minutos (u horas). El punto es que ayer tenía que ir a una panadería a recoger unos panecitos de Totoro:

Están deliciosos, rellenos como de arroz con leche y tienen forma de Totoro, justo hace dos semanas fui con Dania Pelo de Algodón de Azúcar a ver la película en el cine.

Entonces quise aprovechar que debía de pasar por los panes para comer y fui con mi familia a comer a un sitio llamado El convite, que tiene una langosta muy buena y tocan jazz mientras uno come. Hice mi maleta pero no la metí dentro de la cajuela, fui directo al aeropuerto y al bajar oh-oh.. no había maleta, así que hubo que volver y por poco pierdo el vuelo jajajajaja… ok, fue gracioso.

Ya hoy, pues bueno… no tengo mucho tiempo de descanso, así es la vida de un bug bounty hunter; es difícil vivir en un desierto sin tecnología. Además yo no tengo ética ni nada parecido, como dijese mi estimado amigo Leonel de León VII, soy el mercenario perfecto (yo diría que más bien sé muy bien lo que es pasar hambre).

Recibí la llamada de una tal Jessica, la voz era de esas voces inconfundibles, que cuando una las escucha ya sabe que algo malo esta pasando. Voz sudamericana, sexy, medio grave pero con ese acento que puede hacer a un hombre matar… y yo ha tengo las manos muy llenas de sangre.

- ¡vendetta!
- Buenos días, Augustus Inc. Pizza Factory, me llama usted, entonces voy, con peperonni su pizza hoy.
- Hum..

Bueno, parece que no le gustó mucho mi sentido del humor. Me dijo que me dejase de bromas y que respondiese el celular

- Estoy respondiendo el celular, lo tengo en la mano, ósea ¡jelooou!

Pero apenas terminé de hablar cuando escuché un timbre entre mi maleta, justo al lado de mis calzoncillos de hot-dogs había un celular Enigma; de esos que van cifrados de punto a punto que tanto les gustan a los alemanes.

Ya cuando vi el celular dejé de bromear. Este tipo de celulares funcionan bajo GSM pero tienen un cifradoa simétrico RSA de 1024 bits con 256 bits de cifrado simétrico; y tienen una autenticación de dos vías entre los teléfonos.

¿Cómo se supone que habían puesto ese celular entre mi ropa? y ¿cómo habían conseguido un teléfono de esos?, tienen un cifrado de nivel militar ocupado por el ejercicio alemán, no es algo que uno pueda ir a comprar en Telcel con 100 en Amigo Kit. Al verlo sabía que el asunto era serio, volvió a timbrar y respondí:

- Hola
- vendetta, requerimos de tus servicios para un servicio; no debes de preocuparte por nada
- Este... no sé, tendría que pensarlo ¿me puede pasar a la de RH para poder platicar sobre las prestaciones laborales?
- Recibirás una confirmación en este momento por correo electrónico. Será mejor que renueves tu pasaporte vencido desde hace tres meses. Viajarás y nuestro contacto en Bogotá te dará la mercancía. No te quieras hacer el listo, son 12 kilogramos contados de forma milimetrica. Adicional te darán una porción personal, regalo de la casa. Deberas de comprometer por medios electrónicos la seguridad aeropuertoaria del dorado y regresar a México con la carga completa y segura para su entrega.

Y colgaron antes de que pudiese decir algo… segundos más tarde:

Creo que es obvio que tipo de mercancía es, y… para la gente que hemos caído a lo más bajo de la seguridad, también sabemos quienes me han contratado. Recibí también un depósito por concepto de “viáticos”, direcciones y hasta la forma en que debo de llegar vestido. Bueno… hay una regla que tiene la vida de un bug bounty hunter. Trabajamos para quién nos paga; algunos lo hacen por dinero, otros porque son malas personas… yo, porque es el único empleo que puedo conseguir en Mexicali…

Obviamente tengo una detallada planificación para este “proyecto”:


Me he puesto a ver todos los capítulos de Alerta Aeropuerto,  ante todo soy un profesional…

Grr…  ¿por qué me pasan estas cosas a mi?; pensar que hace unos días me ofrecieron trabajo haciendo investigación en controles de seguridad para sistemas embebidos en coches en Múnich, y hum… bueno, dicen que la bandeja paisa es muy rica.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *