Domingo, 29 de Julio de 2018: Rescate inesperado

Querido Diario…

Sentí que entré a una habitación, el aire olía diferente al de afuera; un poco a Glade. Todo estaba silencioso y aunque veía un poco el reflejo de la luz que pasaba candidamente por entre la tela que me cubría la cabeza, no alcanza a ver nada aún. Sentí un empujón hacia dentro y en ese momento me quitaron la capucha; y allí, enfrente, estaban los tres; atónitos de verme entrar.

- Hola - dije alegremente

Y entonces cerraron la puerta.

Era una habitación, que no parecía de un hotel; más bien de una casa. Aldo estaba sentado en una pequeño sofá en la esquina leyendo; mientras que Beto y Luis estaba frente a un tablero de ajedrez.

- ¡Joven!
- Gané la apuesta - dijo Luis, mientras le golpeaba el brazo a Beto - te dije que no nos iba a dejar aquí
- Obvio no, ¿qué clase de persona sería haciendo algo así?
- ¿Cómo están? - dije con una sincera sonrisa de verles completos, vivos y gorditos
- ¿Cómo estas mi buen A... ? - dijo Aldo, también sonriende
- Hum.. pues, más o menos.. no puedo quejarme. Que agradable clima... nada parecido al desierto
- Joven - me dijo Beto mientras se levantaba ansioso -¿cual es el plan?
- ¿Cual plan?
- Para irnos
- ¿A donde?
- A nuestras casas
- Ouuuu.. si, pues primero necesitamos que nos deje ir; no creo que nos dejen ir. Estos tipos son muy rudos
- ¿Qué no viniste a sacarnos? - dijo Luis
- Si... pero psss falló un poquito el plan
- ¿Cómo que falló? - vi los ojos de Beto hacerse como platos del susto
- Pues miré joven, básicamente me detuvieron en una vuelta inglesa; no pude moverme, y henos aquí
- ¿Qué es una vuelta inglesa?
- Ouuuu... eso es una buena pregunta, pues mira - y dibuje en un papel que estaba por allí

- Pues básicamente subí al coche, le puse gasolina y me dispuse a venir hacia aquí a rescatarles. Iba manejando sobre una avenida y había una parte de donde debía de dar vuelta a la derecha. Pero cuando tu das vuelta a la derecha hay unos coches que vienen a la izquierda y más tarde otros que van a la derecha. Es confuso, pero una vez que entras a la curva, ya valió, se cierra a un sólo carril; ellos se pusieron en el cierre del carril y quedé atrapado - Beto y Luis escuchaban con total atención, mientras Aldo parecía que sólo ponía atención a lo que leía
- ¿Y luego?, ¿qué hiciste?
- Pues como dicen los españoles "aquí iba a haber jarana", corte cartucho, levante mis oraciones al todo poderoso Quetzatcoatl, abrí la puerta y le metí un tiro al tipo que se veía como que estaba a cargo
- ¡Bien!... y luego los otros te empezaron a disparar
- Hum... no, más bien no le pasó nada
- ¿Fallaste?
- No, se lo metí directo en el corazón
- ¿Entonces?
- Traía chaleco y yo le disparé con una 9mm
- ¿Y por qué no le apuntaste a la cabeza?
- Eso mismo me dijo él, pero... iugh.. ¿no te da cosa cuando ves sesos volar por todos lados?, eso es muy asqueroso; siempre me da asco que me vaya a brincar algo a mi...¡guácala!
- ¿Entonces que pasó? - interrumpió Luis
- Me metí al coche de nuevo y me hice bolita
- Bien, suena a un pésimo plan
- Pues si, básicamente; porque no me fije que al meterme se me cayó la llave y ellos abrieron los seguros como si nada para sacarme
- ¿Y luego?
- Pues ya no hubo luego... henos aquí

Beto seguía mirándome como si esperase que le dijera “esto es una broma, ya vámonos”.

- ¿No sé te ocurrió hacer algo antes?, ¿preparar un plan B?, ¿preparación pre-plan?
- Oh si, iba preparado
- ¿Qué hiciste?
- Pasé por un café

- ¿Y ya?
- Ahhh no obvio no, también compré un beagel
- ¿Un qué?
- Una como dona, pero sin... ser dona
- ¿Y qué pasó?
- Ouuu :( se la comió mi perro

- ¡Joven!, reacciona y dime que todo esto es una broma... - Beto empezó a gritar - ¿qué estabas haciendo antes?
- Jejeje... le estaba picando a nariz al perro :P

Mi relato parecía que les había desilusionado bastante. Aldo sacó su laptop y parecía escribir algo. Luis se tiró en la cama con su celular y empezó a chatear; Beto sólo se sentó un tanto atónito en la cama.

- Tienen celulares
- Si, pero nos tienen por una VPN, no logramos ubicarnos; dice que estamos en Australia.

- Ouuuu
- Y aunque supiésemos... ¿le decimos a la policía o qué?
- Esho shi - dije mientras me acostaba en un diván que había junto a la ventana - pues bueno... así de trágica es la vida

Abrí mi celular y me di cuenta que tenía una red a la que podía acceder, salía por VPN y aunque teníamos internet prácticamente libre, servicios de comunicación que nos pudiesen triangular, estaban bloqueados. Por fortuna, https://doctorwhoenlinea.blogspot.com/ estaba funcionando.

- Joven, ¿y ahora que va a hacer?
- Lo único que podemos hacer... relajarnos
- ¿Relajarnos?
- Ajá
- ¿Nadie nos va a rescatar?
- Yo creo que si, Lalo
- ¿Él sabe que te detuvieron?
- No, pero calculé que manejando llegaba como el lunes a medio día, así que como por el miércoles o jueves pensará que algo me pasó y empezará a buscarnos. Y cuando menos nos demos cuenta ¡zas!, entrará por allí dando tehuacanazos - dije mientras señalaba la puerta
- Para ese día ya nos habrán matado, ¿por qué no hackeas lo que te pide?
- Ese es el problema... no puedo, no sé... pero nadie me cree
- Diablos...

Aldo sonrió un poco, mientras el silencio llenaba la habitación; el desánimo envolvía a Beto y Luis; y yo… bueno, este capítulo estaba muy bueno. El Doctor perdió a Rose 🙁

Pasaron unas horas y nos llevaron comida. Para ser un secuestro nos trataban bastante bien. Una especie de carne en lo que pude adivinar era algún tipo de reducción de vino. Di un parte de bocados y dejé el plato, ¡la carne estaba completamente cocida!, el vino era corriente y el puré era prehecho de caja… una comida de pésimo gusto, como quién nos tenía a su merced.

Me lavante de la mesa y volví a la computadora, me acosté en el diván y continué.

A lo lejos se escuchaba que de vez en cuando tecleaba, así que Beto me preguntó:

- ¡Joven!, ¿de casualidad estas chateando con alguien que pueda venir a ayudarnos?
- Hum... si, claro; cosas importantes sobre nuestro rescate

Pasaron no sé cuantas horas, hasta que de pronto se escucharon disparos y gritos por todos lados. Beto y Luis corrieron hacia la puerta; Aldo me sorprendió que seguía riéndose. Una persona normal escucha balazos y se hace bolita.

Unos veinte minutos más tarde entró Lalo con ametralladora en mano.

- ¡Joveeeeen!
- Te tardaste
- Pssss.. se pusieron un poco locos joven, pero los terminamos manejando
- ¿Bajas?
- MiniKrusty
- ¡Ahhh! D: ¿qué le pasó a MiniKrusty?
- Nada, pero traía un tupper que le puso su mamá con barbacoa, y le hicieron un hoyo
- ¿Al tupper?
- No 
- ¿A MiniKrusty? D:
- Al suelo joven, para meter la barbacoa
- ¡Ahhhh!.. yiuck... odio la barbacoa
- Si, ya me habían dicho. Que raro eres

Me levante, me estiré y entonces les dije

- Bueno, es momento de irnos - Beto no entendía que pasaba
- ¿Qué pasó?, ¿todo estaba planeado?
- Noup
- ¿Entonces? - seguía confundido
- Lalo no confía mucho en mi, así que cuando le dije que iba a planear su rescate se asustó y decidió venir a rescatarnos
- ¿Entonces no sabías?
- No, pero lo supusé
- ¿Y si no?
- Pues nada, seguiríamos aquí
- Pero no hiciste nada
- Naaaaaah... ¿ya pa' qué?, ya sabía que iba a pasar
- No entiendo - dijo Beto mirando a todos lados, mientras Aldo riéndose se paraba y le mostró una pantalla del Sonar de Solar Winds a Beto
- Hay una quesadilla, un tamal y una gordita conectadas a la red - dijo Aldo
- ¿Qué es eso?
- Sólo conozco a una persona que le pone nombres de comida a sus computadoras - y me miró - el buen A.... 
- Ahhh si.. 
- ¿Tú los metiste?
- No, más bien Janey me hackeo, saltó a través de mi y hackeó toda la red
- ¿Janey?
- Si, chaparrita, turbia e ilegal... y últimamente metida en delitos graves

- Joven, no estoy entendiendo nada
- Hum.. necesitamos como unos cinco posts para explicar todo lo que sucedió joven, prometo que les voy a contar... ahora.. vámonos de aquí
- ¿Y la loca?
- Como toda criminal de cuello blanco.... huyó - dijo Lalo 
- Vamos a cazarla
- Joven, dí que seguimos vivos... vámonos a nuestras casas antes de que ahora si nos pasé algo malo - le dije a Beto mientras movía la cabeza
- ¿Unos cortes en La Vaquita? - dijo Luis, quién ya se veía recuperado del susto
- Seeeeeeeeeeh.. - dijimos todos a coro mientras salíamos brincando entre montones de sangre y cuerpos por todos lados

Al final todo había salido bien… y ha si, ¿qué pasó?; está vez no fui yo pero… explicaré a detalle en una serie de posts como fue que Janey supo que me estaban llevando, y como me uso de jump box para comprometer la red en donde estábamos. Para el final de la tarde había regresado al jugoso desierto y me encontraba tranquilamente descansando.

- Terrorista cibernético
- Eu... 
- ¿Por qué tienes la mano cortada?

Habían sido las cositas de plástico con las que me ataron mientras me llevaban.

- Hum... ¿recuerdas a la güerita de ojos azules del StarrrbOcks?... grrr... es muy perver
- Yiuck no quiero saber
- ¿Celosa?
- Jaa.. ¿yo por qué? - dijo mientras fruncía el seño cuando me quiere matar - ¿terminaste el capítulo?
- Si, y el especial de Navidad también... me gustó mucho, pero que feo que haya perdido a Rose
- Si
- Al final tenía sentimientos.. aunque no tantos, luego, luego se consiguió a una nueva
- Pues como todos los patanes

Querido Diario… Rose había sido la acompañante del Doctor que más tiempo había durado en la serie. De hecho creo que era más importante que la que se quedaba con K-9

Al final todo salió bien, huimos y tenemos una gran anécdota que contar. Y Janey aprendió a hacer un Pass The Hash con Kerberos.

Cuando al final hicimos el recuerdo de los daños y Beto no paraba de quejarse de mi, el Becario con Esteroides me dijo algo que les parece muy preocupante a muchos.

¿Por qué debiese de preocuparme?… nada importa mucho en realidad.

Querido Diario… ¿recuerdas por qué te empecé a escribir?… ouuuu si… un contrato firmado en Colombia, en donde debo d,e al menos una vez a la semana, escribir algo relacionado a seguridad de una forma simple, para que la gente se emocioné y quiera aprender de mi… por eso, lo cual quiere decir que en realidad estoy completamente sano y bien… eso y que tengo demasiada suerte como para que me pasé algo. No habría razón alguna para preocuparse 😉 … ¡aunque!, si hay ciertas cosas reales en los relatos.. 😛

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *