Querido Diario…

Nos quedamos un tiempo fuera de la casa donde desapareció la muchacha, y nos miramos uno al otro.

- Joven, ¿ahora qué? - Lalo2 me preguntó
- No soy su jefe más... somos freelancers, ustedes digan
- Pero eres el que sabe más de estas cosas, ¿no hay como una metodología de investigación o algo así?
- En realidad... si, pero no la sé, eso lo hacía Fab
- Demonios, para ser freelancers necesitamos traernos a todos los del trabajo
- Hum.. si desapareció el novio también, creo que debemos de ir allí; así sabremos como fue que desapareció y tal vez haya algo
- Tsss.. se fugaron para darse amor en Cancún
- Eso suena a un cliche - dijo Lalo
- Los cliches siempre funcionan - repliqué

Fuimos al taller mecánico donde trabajaba el novio de la muchacha, al bajar, empecé a preocuparme si podíamos salir.

- Joven - le dije a Lalo - tengo miedo por mis riñones
- Tranquilo joven, estas son mis tierras

En efecto, estábamos en el corazón es Iztapalpa. Si alguna vez te han robado un coche, seguramente estaba un pedazo de él aquí.

Bajamos, y entonces empecé a temer por las llantas del coche. Volví a ver a Lalo con cara de miedo, una cosa era Tijuana, pero ¿Iztapalapa?. Lalo me volvió a hacer un movimiento de confianza.

El taller era el clásico taller de colonia, lleno de aceite, las cumbias sonaban a todo volumen; y los posters de mujeres pechugonas adornaban las paredes.

Lalo volteó a verme, haciéndome un gesto para hablar. Pero como en Tijuana, tu tierra tus reglas.

- ¡Que tranza mi Mai! - debajo de un coche salió un mecánico enseñando el ombligo
- ¿Qué pasó joven?, ¿en que le podemos ayudar?
- Psss... - se le acabaron las palabras
- Fíjese que andamos buscando al Cuco, jefe - interrumpí... si vamos a ser freelancers, es momento de empezar a repartir las tareas; en este grupo yo me encargo de hablar - me dijeron que se rifa con suspenciones
- ¿El Cuco? - me dijo intentando procesar la pregunta, pero sin sospechar - nel, ese gü$%& aun está pend&() ... ¿qué pasó güero?, ¿es para el Spark?
- Si, ya sabe jefe... los topes
- Ya... psss.. $2500 güero, te lo tengo hoy mismo, aprovechale que anda flojón el día
- $3000 y me dice donde está el Cuco - me le acerqué para intimidarle
- Ora, ora... ¿qué se traen con ese pend$%&? - Lalo iba a hablar, pero de nuevo lo interrumpí
- El pu%& se metió con mi carnala... se la llevó el gü%&/ y quiero encontrarlo
- Ya... pues ese cab&=&/ no ha venido, pero te doy el quiña si cuando lo encuentres le metes un ver&/$·
- ¿Por?
- Se chin%&/ mi herramienta, que ni venga ese caab&(/ porque le meto unos put·$%&
- ¿Desde cuando se fue o qué?
- El miércoles - el mismo día que la muchacha
- ¿Y qué se llevó?
- Un gato, herramienta, llaves
- ¿Dinero?
- No
- ¿Y había dinero en efectivo en el taller?
- Sincho, como 7 lukas - el mismo dueño del taller se estaba dando cuenta que algo estaba raro, si hubiese huido se habría llevado el dinero
- Gracias maistro, nos vemos
- ¿Eh?, ¿y la suspensión?
- Gracias, pero primero tenemos que ir a ver si aun tiene llantas.

Salimos corriendo a toda velocidad, entramos al coche y lo primero que hice fue poner los seguros.

- Joven, ¿y ahora?
- ¿Y ahora qué?
- ¿Qué sigue?
- No sigue nada - dije, suspirando - no tenemos nada.. los dos desaparecieron, y este tipo no sabe nada
- ¿Entonces?
- Pin%&/ Becario - lo miré decepcionado - hay que ir a ver a la familia... y rápido, antes de que nos quedemos sin llantas
- Joven, es Iztapalapa, llevas mucho tiempo en ese desierto, no pareces chilango
- Soy chilango nativo, como ustedes.. si no estaría Suiza haciendo pentests
- Oh si...
- ¿Suiza? - preguntó Becario
- Si - le dijo Lalo - el joven estaría cantando en los alpes, y sigue aquí

Querido Diario…

Es mañana… es mañana: https://bugcon.org/