Querido Diario…

Eran apenas las 5am, en Domingo… cuando recibí un mensaje.

¿A quién se le ocurría lanzar una amenaza cobrando bitcoins en Domingo?, ¿qué no duermen?… pues yo si dormía, cerré los ojos y me quedé perdido sobre la panza de Shellcode.

Soñé que estaba en un puente, en un muy puente muy largo, que se me hizo parecido al de Monterrey… sentía miedo, no sentía fuerzas para poder despertar, e intentaba aferrarme a seguir durmiendo. Cerraba los ojos lo más que podía, pero… al final no lo conseguí, abrí los ojos y desperté.

Qué tan diferente era a esos días en los que me quedaba a dormir, después de comer copiosamente; feliz, tranquilo… la suavidad del sofá, la alegría con la que limpiaba… por la simple ilusión. Ahora sólo era dormir, dormir para no vivir.

Tenía esa sensación de miedo, de vació, de soledad y de tristeza. Entonces volví a tomar el celular y vi el mensaje, era momento de actuar. Para ser sinceros parecía una amenaza un tanto aleatoria, pero no podía dejarlo pasar, el problema de ser personas turbias e ilegales, es que siempre hay que cerciorarse que las cosas se hacen siempre en orden. Pedí acceso al servidor de correo electrónico y me di cuenta que la dirección venía por parte de Tor.

Eso me hacía creer que era aun más falsa la amenaza, ¿por qué alguien profesional haría una amenaza haciendo uso de Tor simple?, al menos un túnel sobre túnel se podría, pero sólo una me llevaba más a una farsa.

Se «dice» que Tor es una forma anónima de poder navegar sin que seas reconocido, ¿de verdad?, hum… coff.. coff..

Verifiqué el user-agent en los logs del correo electrónico, y en efecto; se estaba conectando con la versión de Firefox modificada para ser usada con Tor, como Tor Browser, de esa forma pude saber que hacía uso de TOR SOCKS5.

Después de eso sólo esperé la navegación normal. Usualmente las personas creen que si se conectan a un servidor de correo electrónico, todo va cifrado, pero la gente se sorprendería que incluso la autenticación o la reautenticación puede ir sin cifrar. Lo único que hay que hacer es enviar un 301, a través de un nodo falso de Tor, y sólo a esperar.

Unas horas después lo tenía… había sido una amenaza al azar, proveniente de una universidad, había explotado un open relay, y eso era todo.

Querido Diario…

Puse dos bolitas de melón, una rodaja de pepino y perfumé un poco la copa con una cascará de limón, puse mucho hielo raspado y al final le puse un chorro de agua tónica y un chorrito de ginebra. Di un trago grande… exhalé el sabor frutal y seco…

- Complicidad, más vulnerabilidad... - lo pensé, pero lo dije.

Un mensaje me llegó:

- ¡Joven
- ¿Qué pasó joven?, ¿ya esta el asuntito?
- Ots, ya vamos de regreso
- ¿Supieron algo de él?
- No
- ¿Familia?
- No vimos fotos
- ¿Las buscaron?
- Joven... focus, ¿cuando te han lastimado las personas se detienen a ver si te van a hacer daño o no?
- No
- Bien, esta muerto
- Gracias