Martes, 2 de Enero de 2018: Desventaja profesional

Querido Diario…

Algún día Leonel de León VII dijo que yo tenía un súper poder, el no dormir. Realmente creo que es más una maldición que un súper poder, para alguien que dormía tanto como yo. Pero me es útil.

¿Por qué Mom siempre me compra los vuelos más feos?, siempre me compra el vuelo a las 12:05am, para llevar a las 5:45am tiempo del DF; que se terminan convirtiendo en 6:30am por el tiempo que se tarda el avión en llegar y las bandas. Así que lo único que me da tiempo es de bañarme y alistarme para ir a verle… curiosamente, no me da sueño. Es como lo normal para mi, jamás poder dormir porque sueño… sueño cosas feas.

Llegué a las 7am al fin, y lo único que hice fue meterme a bañar. En Mexicali está haciendo un calor horrible en pleno invierno, contrario al DF que se nota que es Enero, y es el clima más frío del año. Así que me quedé un montón de tiempo bajo la regadera con el chorro de agua caliente. Sentía que el agua me quemaba, pero no me molestaba, era tanto el frío que era sólo una pequeña molestia que quedaba sanada al instante.

Terminé de bañarme y me vestí con un traje gris, camisa azul, corbata azul y zapatos café. Hice un nudo sencillo, tomé mi laptop y tomé el coche nuevo; como aun no tramito las placas, porque lo haré en Baja California, sólo tengo un permiso de 30 días, y quería usarlo para que valiese la pena.

Me dirigí al fin del mundo lado Santa Fe, llegué al Hotel Presidente y me dirigí al restaurante; estaba Mom sentado con una persona. Se veía extranjero a simple vista, tenía el pelo rizado y bastante sobre peso. Al verme, Mom se levantó y me saludó:

- Hola, ¿cómo estuvo el vuelo?
- Bien
- Perfecto

El tipo de pelo rizado no se levantó, sólo me miró; gringo o europeo, pensé; usualmente ellos no tienen mucha educación. Mom miró hacia él y me presentó:

- Robert, Augusto; es de quién te hable - dijo, mientras yo extendía mi mano para saludarle. Roberto sólo tocó ligeramente mi mano y me hizo una seña para sentarme

A veces creo que Mom no escoge muy bien a sus socios, muchas de las cosas que hemos hecho creo que podríamos hacerlas por nuestra cuenta. Tal vez no sepamos como, pero echándole ganitas podríamos ahorrarnos tanto disgusto.

La mesera se me acercó, y le pedí me trajese un café y un pan francés. Tenía hambre, y ya aprendí que cuando esta Mom hay que pedir de comer, porque si corre por su cuenta me puede dejar sin comer. Así fue como me convenció de trabajar para él.

- Así que Augusto, dime... ¿quién eres? - me preguntó Robert, aun con es cara de "me vale"
- Bueno, pues básicamente soy el único, el increíble, el imbatible vendetta - dije imitando su cara y sus malos tratos
- Entiendo, es muy famoso ese nickname en México
- Él es la persona indicada para este trabajo, la idea es que el coordine a todos mis recursos y lleve la comunicación con tu gente; además me gustaría que lo llevemos a la oficina de seguridad para que vea con que contamos, y aprenda a usarlo. No es de primera instancia que él vaya a usar los juguetes, pero en caso de ser necesario es alguien que sabe hacer lo que sea necesario - interrumpió Mom, presumiéndome frente a Robert, quién seguía impávido y sin sorprenderse en lo más mínimo
- Dime vendetta, antes de trabajar para [...], ¿a qué te dedicabas?
- Era ingeniero de QA
- ¿QA?, ¿qué es eso?
- Me encargaba de revisar los errores de programadores en una empresa de publicidad en línea
- ¿Google?
- No, Chochal Reallity
- No la conozco
- Yo tampoco
- ¿Y antes de eso?
- Fui tester de circuitos en una empresa llamada Skyworks
- ¿Tester?
- Si, ya sabes, para verificar que todo salga bien de la línea de producción
- No entiendo nada
- Yo tampoco, por eso me despidieron
- Bueno, ¿qué eras antes de eso?, supongo algo relevante
- Pues fui barman en un sitio llamado Shots, todo iba bien hasta un viernes que fueron unas tipas de una despedida de soltera, se alocaron y me tiraron una charola completa de caballitos, terminé todo sucio. No me despidieron, pero creo que me di cuenta que eso de los bares no era lo mío; además que no me dejaban muchas propinas que digamos. - se estaba impacientando, y si... yo lo hacia a propósito

Robert volteó molesto, pero guardando la compostura hacia Mom, quién no podía esconder una sonrisa burlona ante mis respuestas; tan verdaderas y tan sinceras.

La mesera trajo el desayuno para todos, incluyendo mi pan fránces. Mom y Robert habían pedido unos omellets y jugo de naranja. Sin esperarlos empecé a comer; desde que Volaris cobra la comida extra uno ya no puede desayunar en el vuelo.

- ¿Estas jugando?, ¿de verdad este es tu hombre o es que no entiende como se debe de comportar en los negocios?
- No es broma, este es mi hombre - dijo Mom tranquilamente mientras empezaba a tomar su omelette - más bien tu no sabes respetar a las personas que te presento. Si te digo que confio en él es porque lo hago, no necesitas validar su trayectoria
- Pues parece que no tiene el perfil que buscamos
- ¿Qué quieres que te diga?, ¿que soy un hacker de elite?, ¿qué he explotando vulnerabilidades de todo tipo? - interrumpí sin perder la compostura y comiendo mi pan - bueno, pues no... estas equivocado; pero si te puedo decir que tu esposa se encuentra en este momento hospedada en la habitación 723 de este hotel, junto a tus dos gemelos; que pagaste la habitación con una tarjeta AMEX platino con terminación 7005, y que te gusta ver Black Mirror... ¿sabes?, a mi también me gusta mucho esa serie; ¿qué te pareció el cuarto capítulo?, ¿triste?, fue mi favorito de esta temporada. Por cierto, no me agradas, así que pagarás con tu tarjeta mi pase por la súper vía.

Robert se quedó con el bocado a medio camino, vi su cara de miedo mientras le decía cada detalle y mientras me portaba aun más payaso mostrándole una ligera sonrisa, de quién sabe que ha humillado a la otra persona. Usualmente cuando suceden estas cosas, hay dos posibilidades; sacaba una pistola y me metía un tiro allí mismo o que se volviese mi gran amigo.

Suelo hacer eso muy a menudo, la realidad es que no hice nada del otro mundo; simplemente llegué, me conecté y sniffe el chat que tenía con su esposa; fue más sencillo de lo que pensé; pero en mi experiencia la gente se pone muy nerviosa cuando le hablas de cosas personales.

Por fortuna fue un poco la segunda. Robert se empezó a reir y aunque con recelo tuvo que admitir frente a Mom:

- Si será cab$%& - dijo riéndose - terminemos de desayunar para que lo llevemos a la oficina de seguridad y lo presentemos con mi gente.

Mom me miró con una ligera sonrisa, era una muestra perfecta de su desaprobación; pero muchas veces se lo he dejado claro. Mom tiene mi respeto y lealtad, la gente con la que hace negocios no.

Terminamos de desayunar, pagamos la cuenta y salimos a la entrada del hotel. Subimos en una camioneta blindada escoltados por dos tipos armados; avanzamos unas cuantas calles más abajo sobre avenida Santa Fe, hasta llegar a un edificio de departamentos bastante grande; donde entramos y nos recibió una recepcionista que apenas vio a Robert, corrió a abrir la puerta del elevador con una llave; y entonces subimos. Llegamos al último piso el cual aun estaba en construcción; no había piso aun, aun olía bastante a pintura fresca y había gente corriendo por todos lados.

Robert se acercó a unas personas que estaban sentadas a lo largo de una mesa larga de trabajo; y entonces le hablo con la mano a un tipo de lentes, con cara de ñoño, camisa y con total imagen de que en su vida había hecho algo ilegal, y no tenía idea de lo que había debajo de todo lo que estaba sucediendo en esa oficina.

- Dennys, vendetta; vendetta, Dennys - Dennys es un experto en seguridad informática con entrenamiento en el MOSSAD; es americano, pero maneja a la perfección el español, será tu punto de contacto. Esta a cargo de toda la oficina. Dennys, vendetta es... bueno, él es el contacto local.
- Hola - saludé
- Un hacker que viste Hugo Boss, interesante
- En realidad es Calvin Klein, 40% de descuento en Liverpool con crédito revolvente; por cierto, no soy ningún hacker

En ese momento se rompió la soberbia fingida de Dennys, así son los ñoños; ladran mucho pero no muerden.

- Este es una muestra de lo que hicimos el mes pasado - interrumpió Mom, entregandole a Robert una carpeta; que inmediatamente Dennys trató de leer también
- Esto lo leí en los periódicos, cambió todo el rumbo. Justo se publicó cuatro días antes y dobló a la competencia. Está nota los despedazó
- Así es, vendetta lo hizó
- Pero.. señor, esto es diferente a lo que me ha pedido; involucró a la familia del objetivo, incluso niños - dijo Dennys con cara evidente de miedo al descubrir el alcance de las tareas que realizaríamos
- ¿Te sorprende? - dije lo más fanfarrón posible - háblame de tu trayectoria - dije riéndome, mientras volteaba a ver a Robert, haciendo evidente que me refería a su cuestionamiento durante el desayuno
- Bueno, no... tenemos tecnología aquí que podemos usar para este tipo de tareas
- ¿Tecnología?, hum... bueno, para eso no hubo que usar mucha tecnología; sólo Google para encontrar a los hijos del objetivo. Encontré la escuela donde estudiaban y los secuestramos; luego le di un tiro en la rodilla a uno de los niños y le mandé la foto al objetivo, no tardó en ponerse en contacto conmigo para entregarme la información

Dennys se quedó mudo, con cara de miedo… me reí tanto que escupí.

- Mom, ¿estas seguro que vamos a trabajar con ellos?

Había tenido mi venganza… a partir de este momento era momento de portarse serios y trabajar.

- Bien, dejemos de perder el tiempo. Platicales como hicimos esto y ellos te van a mostrar sus juguetes; ya pedí unos para ti. Pero, repito, de primera instancia tú no lo harás; no quiero ponerte en riesgo, el enemigo ya lleva años moviendo sus piezas, y nosotros apenas vamos a empezar a movernos; no vamos a correr riesgos tan pronto. Tómalo con seriedad, lo que hicimos fue en Uruguay, esto es México, nosotros jugamos con los grandes, no quiero tonterías que nos pongan en riesgo. - dijo Mom, poniendo fin a los juegos. 
- Ok
- Comemos juntos
- Ok
- ¿Quintonil?
- Ok
- Bien, adios
- Bye

Y Mom salió con Robert de la oficina. Puse mi mochila sobre el asiento y saque mi computadora; una Macbook, que sorprendió a los ñoños de Robert con sus Alienware multicolores. Me senté y les hice una seña de que podían empezar. Entonces Dennys llamó a todo su equipo y empezaron.

A los 10 minutos perdí el hilo; estos tipos tenían de todo, tecnología de punta para interceptar comunicaciones, 3G, 4G, GSM, pinchar teléfonos sin tener que hacer un MITM; herramientas para inhabilitar celulares, cámaras de seguridad, IP… en fin, un montón de cosas que yo sabía que existían, pero jamás las había visto.

Terminando la larga explicación salí, y me fui a comer donde habíamos quedado.

- ¿Cómo te fue?
- ¿Confias en ellos?
- No
- Ok, esos tipos son pro; pueden hacer el trabajo sin nosotros
- Ellos lo van a hacer con nosotros o sin nosotros; lo importante es que en efecto, la gente de Robert es una bola de ñoños mimados de mamá que no se van a atrever a hacer cosas como meterse a un edificio ajeno a dejar un micrófono, infiltrarse entre grupos delictivos ni nada de lo que nosotros podemos hacer. 
- Ouuuuu... suena mal

Mom sabía que no podía competir, así que había preferido aliarse. Iba a ser un año ajetreado.

Querido Diario… se me olvidó renovar el seguro del coche.

Por suerte tengo una agente de seguros de alta confianza… ¿quieres un seguro?, te la puedo recomendar.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *