Querido Diario…

Estaba sentando viendo Doctor Who, cuando sentí un golpe en la nunca que me derribó, luego sentí uno en las costillas que me sacó el aire, y escuché el sonido del cartucho cortarse.

- Ahora si hijo de tu pi%&/() madre... esto te pasa por andar balconeandome con mi vieja - un momento
- Joven... algo me dice que eso no lo diría un brasileño
- Lo siento joven, lo intenté
- Estas vivo
- Ots
- ¿Dónde estuviste?
- No puedo decírtelo joven, pero sólo diré una cosa, esa organización ya no es la misma desde que no está el patrón... pero... esos sinaloenses si que saben de aguachiles
- Ouuuu... ok

- Dicen que vendiste nuestras almas y tenemos que entrar a la acción
- Si
- Ok, me hace falta algo de emoción, ¡Becariooooo hijo prodigo! - ok... viene raro

Querido Diario…

Demonios… esto podría convertirse en otra de esas misiones imposibles de las que me arrepentiré de haber dicho que si. Confiaré en estos muchachos turbios e ilegales…

:O ¡al fin pagarooooooon!… si, pagaron :O