Martes, 5 de Diciembre de 2017: La ilegalidad no lo puede todo

Querido diario…

… tomando en cuenta que salí volando de un primer piso, me quedé con la costilla sumida en un sofá, comí las sobras de dos hermosillenses y una africana porque no tenía dinero para comer; me quedé a dormir debajo de un puente y hasta me rechazaron como operador de producción… ¿crees que la cárcel puede ser peor?.

Pff… novato.

Bueno, un amigo intentó ayudarme con técnicas ilegales, pero ya estoy registrado como prófugo de la justicia… ya no hay nada que hacer.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *