Querido Diario…

[Inserte aquí monito pensante del wassab]

… Querido Diario… a mi nadie me ha encuerado, sólo me tuvieron dos horas amarrado con un M16 en la cabeza, bebiendo agua con bicarbonato de sodio y golpeándome hasta sumirme la costilla… ¡ja!, novatos.