Sábado, 14 de Diciembre de 2019: La maldición, ya estoy sano

Querido Diario…

Janey llegó a la H. Organización Turbia e Ilegal; había volado durante varías horas con Estafenia, entró corriendo al Red Team y le gritó a Lalo.

- Lalito, Lalito, Lalito... abre la bodega... necesitamos sacar todo, pero ya, ¡apurate!
- Momentito.... - Lalo le respondió con mucha calma - La-bo-ra-to-rio forense, si me hace favor
- Güe$%&/ apurateeeeeee

Todos en el Red Team se mostraron muy indiferentes a Janey corriendo de lado a lado intentando urgirlos a salir corriendo por mi. Estefania se quedó parada viendo a todos, tal vez un poco sorprendida de que la gran organización criminal que había conocido a través de Don R, fuese como lo que veía. De pronto, Lalo se le quedó mirando, se quitó los audífonos y le preguntó:

- ¿Y tú quién eres?
- Holiiii.. yo soy Estefania
- ¿Y tú qué o qué o cómo o por qué? - Lalo no es de los que se impresionan nunca
- Pues yo soy cantante, actriz, modelo, gimnasta y piloto; y traje a Karen aquí
- ¿Eres famosa?
- Mi serie está en Netflix
- Ouuuu... ¿me firmas un autografo? - Lalo le pasó los postips de Karen, y una vez que tuvo su autografo lo guardo en la cajita de las pineapples, se pusó los audífonos y siguió con lo suyo.

Janey miraba con desesperación a todos, nadie le hacía caso; así que corrió al Blue Team. Alonso estaba sentado junto con Fer y Xohicalito discutiendo las apuestas del día.

- Alonso, Alonso, Alonso, necesito de tu ayuda
- Huuuuy... ahorita ya no se puede, ya casi es hora de comer - su tranquilidad era épica
- Secuestraron a Belindo por mi culpa, se quedó en mi lugar, y lo van a matar, ¡lo van a matar!

Mientras Janey intentaba relatar la travesia, Xochicalito se le quedó viendo a Estefanía

- ¡Ahhhh no maaaaa...!, tú sales en la película esa de los chavorucos
- Siiiii... me reconociste.. awwww que lindo, ¿quieres mi autografo?
- Va - Xochicalito le pasó el cuaderno de las apuestas - ¿tienes algo que hacer el fin?

Janey no podía creer cuanta indiferencia, casi sacudía a Alonso y él intentaba decidir si apostarle al Barcelona o al Totenham.

- Pues mira, yo te ayudaría, perooo.. como puedes ver no tengo recursos; y justamente no tengo recursos por ese joven. Y por otra parte, pues... creo que todos, incluyendome, estamos un poco molestos con Belindo, así que dudo que alguien quiera partir a una misión suicida para rescatarlo. Hay vuelve luego de las elecciones y chance y si arma algo.

Eli llegó corriendo, disculpándose por llegar tarde, vio a Janey y se sorprendió, y hasta le abrazó

- ¿Qué onda?, pensé que ya eras historia
- Belindo me rescató, pero ahora necesitamos ir por él
- ¿Dónde está?
- En Costa Rica, lo van a matar o algo peor
- Huy, este.. - señaló a Alonso con la mirada - creo que ahorita todos quieren muerto a Belindo, no te van a ayudar
- ¿Pues que les hizo?
- Pues... en realidad no ha hecho nada, lleva un mes que sólo desapareció, y todo es un caos. Todos nos tratan mal, y no está aquí para defendernos como siempre.

Janey volvió al Red Team y se sentó enojada en su lugar, parecía que nadie la escuchaba. Nuevamente Lalo vio que estaba allí, y notó a Estefania.

- Sigues aquí
- Siii... holiiii - Lalo vio a Janey con cara de puchero
- ¿Qué te pasa gü%&?
- Nadie quiere ayudarme a ir por Belindo
- Ahhh... psss... que te digo, ese joven por primera ocasión no es el favorito de nuestros corazones
- Pero es nuestro amigo
- Hum... no lo sé, si hacemos un balance de su último mes... hum.. hice ejercicio todo un año para usar mi traje slim fit, y me mintió sin ninguna explicación, sólo me depositó el dinero de los boletos, y ni a Tania le quizó decir... no, fuera Belindo #noreelección
- ¿Belindo es Augusto? - Estefania interrumpió a Lalo 
- Si, ese mero. ¿Lo conoces?
- Si
- ¿Cómo rayos es que Belindo conoce a tanta gente?
- Mi papá tiene una empresa de aviones privados, y Mom a veces le contrata. Y hace poco lo traje de Mexicali, porque lo estaban matando en un hospital insalubre
- Ouuu... ¿en un hospital?, Belindo no va al médico
- Tenía fiebre, tal vez estaba alucinando y el hospital estaba en la esquina de su casa
- ¡Ahhhh!, bueno... eso es más probable
- ¿Ven?, está enfermo, tenemos que ir por él - Janey casi lloraba del berrinche
- Seamos imparciales y justos, a ver tú, la nueva - Lalo señaló a Estefania - ¿tú rescatarías a Belindo?
- Si
- ¿Si?, ¿por?
- No sé, Augustito es súper cute, siempre está alegre, siempre ayuda a todos, ay no se.. es bien lindo
- Creo que estamos hablando de un Augusto diferente, ¿estas segura que tu Augusto es nuestro Augusto?
- Ajá
- Belin.. Augusto, ¿él que te manda a trabajar dos semanas toda la noche, mientras él esta dormido a las 8pm?
- Belindo, ¿él que vende tu alma y ya que la negoció te avisa 5min antes de que estas ensartado? - dijo Luis
- Belindo, ¿él que huye cuando ya te tienen el código listo para ser revisado? - dijo Beto
- Belindo, ¿él que vende un forense cuando no tiene ni gente ni tecnología; y te hace trabajar en 1ero de Mayo? - Becario no podía faltar
- Belin... Augusto, ¿él que te encima los proyectos porque no se dio tiempo de abrir su calendario?

Allí todo fue gracioso, nadie esperaba que dijese Aldo algo, todos lo miraron; y saludo desde el fondo de su monitor. Estaba claro, la revuelta social estaba en momento más algido de los últimos dos años.

- Belindo él que rescata borracha a rastras, después de que te subiste a la mesa y te caíste intentando bailar - Janey los miro amenazándolos
- Augustito... el niño súper cute que cruzaría corriendo cuatro plazas, sólo por llevarte hot-cakes - Estefania se unió a la pelea
- ¿Eh?, ¿hot-cakes? - Lalo no había desayunado 
- Siiii... nos conocimos en un curso, no había desayunado y dijo que volvería con hot-cakes, aunque fuese lo último que hiciese en su vida
- ¿Hot-cakes?
- Aja... Augustito es así, como que hace puras tonterías lindas, es como ese niño lindo que no sé, podría dejar todo por su verdadero amor, irse a Rusia, no sé, es súper cute. 
- ¿Algo así como irse a un desierto a bajar cajas de un trailer? - dijo Lalo poniendo cara de emoticón pensante
- Pues no sé... si, ¿por qué?
- Hum... demonios, ese suena a Belindo - Lalo hizo a un lado sus audífonos, intentó hacerse la cola en el cabello, aunque ahora no tiene cabello... y le gritó al Becario - ¡Becario!
- ¿Ahora qué pasó joven?
- Durante los próximos tres días ese sujeto sigue siendo nuestro jefecito, esto es lo último que hacemos por él... ¡Becario!, preparate para la acción
- Ok joven, deja le aviso a mi esposa que aun no pague el salón de la boda, puede que ese dinero lo necesitemos para mi sepelio
- Güe%&/ ya deja de chillar, ya vayámonos por el pin%&= Belindo... tú, ¿puedes llevarnos a Costa Rica?, somos un poco pobres, por culpa de ya sabes quién
- Obviii... si me pagan la turbosina y el uso de pista
- ¡Becario!, efectivo
- Ok, allí va el dinero de los arreglos florales

Mientras en Ciudad de México todos peleaban por decidir si me rescataban o no, además de intentar contener la revuelta social que ya prácticamente me dejaba sin gobierno, sin dinero, sin empleo y sin futuro. Yo me encontraba en Costa Rica pensando como hackear un banco.

Después de que Janey se fue me llevaron a una habitación donde había una computadora con muchas lucecitas, y me pusieron un guardia.

Me senté frente al escritorio, miré los cables, los conecté, miré al guardia y vi hacia la ventana. No sabía por donde empezar. Intenté preguntarle por ayuda a mi captor.

- Oye tú
- ¿Qué?
- ¿Sabes por donde se prende esto? - el guardia pensó que bromeaba
- No te hagas el chistoso conmigo
- Sabes, me intimida un poco verte allí de pie con un arma.. ¿me podrías dejar sólo?
- Recuerda que controlamos el país completo, no intentes nada

Salió de la habitación. Y yo saqué mi celular, compré un paquete de $200 de Telcel para poder hablar en el extranjero, y le marqué al primero que se me ocurrió que podía ayudarme.

- Bueno, ¡Leonel de León VII!
- ¡Belindoooo!, ¿cómo estas?
- Bien
- Oye, no había podido agradecerte, ese día estaba muy ocupado. Pero muchas gracias por ir a mi conferencia, de verdad valoro mucho que hayas ido - Leonel era muy elocuente
- Ahhh los amigos no agradecen
- Claro que si Belindo, y dime; ¿qué te pareció?
- Hum... pues... hum... muy interesante, hum... yo estoy completamente de acuerdo. La verdad es que eso de la miel y las conspiraciones alrededor de ella es algo muy complejo; y luego la forma en que secuestran a las abejas para polinizar campos.. pues.. pfff.. no sé, es complejo y lo vivimos todos los días. El otro... el otro día.. justamente fui a comer a un restaurante vegano que abrieron en Mexicali, y comí miel.. y no sabía a miel. Entonces, pues es algo que nos afecta a todos, es.. es.. es complejo
- Belindo - el tono de su voz había cambiado
- Leonel
- Mi conferencia fue sobre seguridad en aplicaciones móviles, no sobre abejas y miel
- ¿Ah.. hum... 
- No llegaste, ¿verdad?
- Si, obvio que si.. dije que estabas gordo

 

- Entonces te valió madr$%& mi coferencia
- No, no es eso... es... son temas muy complejos que mi cabecita no da para ellos
- ¡Ay Belindo!, eres una horrible persona.. - suspiró - dime, ¿qué necesitas?
- Pues básicamente, necesito hackear un banco
- ¿Qué no eres tú el gran, el único, el increíble vendetta; hacker legendario de la más alta y selecta élite del mundo?
- Yo soy todo eso
- Eso dicen 
- Oh rayos... bueno, tal vez este banco es más complicado. ¿Por donde puedo iniciar?
- Ahh pues mira, eso es algo difícil. Pero tú eres una persona muy inteligente, si le echamos ganas, yo creo que en unos dos años podrías estar hackeando sitios web en PHP
- Creo que tengo un par de días
- Ok, olvida el esfuerzo; ahora lo que necesitas es un milagro
- #estacabr&/()estepe%&
- Dime Belindo, ¿por qué necesitas hackear un banco?
- Ya sabes, la vida es compleja... de pronto estabas acá, y luego Karen, y luego yo vine, y luego se armo la gorda, se cometieron errores, todo salió mal, y henos aquí
- Belindo, ¿todo bien?. ¿Sabes?, hace poco conocí a una de tus niñas, Paola. Me dijo que estabas muy cambiado, hasta haciendo investigación, proyectos, una visión de no mam%&/ ese tipo es un dios
- ¿Paola?.. hum... yo no conozco ninguna Paola
- Si, Paola.. el día de mi conferencia también estaba allí
- No se llama Paola, se llama MiniKrusty
- No Paola, la de al lado, tatuaje de carpas, pelo negro
- Ahhh ya... si, si, ya sé quién, me dijo que te conoció, que estbabas borracho y que vomitaste a una mesera encima
- ¡¿Quéeeeee?!, ¡ay Dios que verguenza, no volverá a ir a ese bar!
- Bien, entonces ¿hackeamos un banco?
- Belindo, ¿tienes problemas económicos?, ¿por qué quieres hackear un banco?. Tú niña Karen me dijo que hace poco les pagaste unos boletos de avión a todos, y que probablemente estabas muy pobre
- Hum... no, había ahorrado mucho, ya sabes.. uno cuando sueña se vuelve responsable y todo lo hace por eso. Además que me ha ido bien en Synack
- Si, ya vi que apareces en la tabla de gente decente
- ¿Entonces?
- Ay Belindo, creo que estas metido en un gran problema... pero bueno, empecemos por el comienzo
- Eso mero, así mismo pienso yo... siempre es bueno comenzar por el comienzo
- Ok
- Ok
- Pues ok... 
- Pues ok...

Querido Diario…

Me puse los audífonos y puse música para hackear.

Encendí la computadora como me dijo Leonel, y abrí esa cosa llamada Frida; en eso una señora cruzó la puerta

- Bom día - me saludo, de inmediato supe que era la jefa de todo esto
- Bom día - respondió
- Espero que você esteja confortável. Me disseram que voce matou 11 dos meus guardas, e você trocou pela mulher
- Bem, então eu digo não, sim, sim
- Espero que você saiba o que faz, isso não é um jogo - me costaba trabajo ocultar mi nerviosismo
- Eu digo o mesmo, e não é uma ameaça, é um aviso

Así no podía hackear un banco, esa señora me estaba amenazando muy feo y se veía peligrosa.

Ya era de día en el otro lado del mundo…

- ¿Cuantos panes llevas?
- Muchos, los cachetes ya me crecieron 
- Exagerada, no pueden crecer en tan poco tiempo... oye, te tengo una misión
- Ay no, ¿qué?
- Abre está página...

En ese momento supe su ubicación exacta.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *