Querido Diario…

Crucé la puerta; mis pasos se escucharon, vestía traje gris oscuro, camisa blanca y corbata roja, con un nudo sencillo. Antes de avanzar, miré mi reflejo para verificar que me viese lo más pulcro posible.

Me quedé de frente a la mesa redonda donde tantas horas había pasando viendo series, pero está vez no me senté desparramadamente sobre la silla. Me senté erguido, abrí la carta, y la firme.

Lalo y Lalo2 entraron; afuera esperaban la mayor parte de los demás. Ellos se habían elegido a si mismos, por nuestra cercanía.

- Jov.... Lugarteniente, ¿está listo? - Lalo también se paró erguido

En mis manos jugaba con la condecoración del Rey, con la monedita de mr_me, sobre la mesa los múltiples premios y grados; siendo el menos capaz de los gobernantes, posiblemente era el que más distinciones había acumulado en estos años.

- Siempre listo Candia, con toda la actitud, turbia e ilegal. esbocé una ligera sonrisa
- Acompáñenos, lugarteniente - avancé, mientras puse el sobre de mi carta sobre su pecho
- Probablemente nada que venga de mi sea tomando en cuenta, pero; Candia, allí se detallan las razones por las cuales te he marcado como mi sucesor
- Eso no pasará lugarteniente
- Lo sé, cuestión de honor y lealtad
- Le agradezco, lugarteniente; le conservaré el resto de mis días como una muestra de gratitud

Salí al pasillo, todos me veían; pensé que las miradas serían de ira, pero me veían de una forma tan vacía. Krusty se me acercó

Fue un placer servir contigo... hast - lo detuvé
- Gracias - levanté la voz y miré a los demás - gracias a todos, no digan nada, no es necesario; hagan lo que deban de hacer
- Si, señor

Me paré frente a todos, Alonso y Aldo se veían entre ellos. Cuando ya no estuviese; ellos dos podían ser elegidos. Era cierto, Lalo no sería tomado en cuenta, a menos que le mismo se amotinase con la mayor parte de la gente, pero… sé que no lo haría; necesitábamos paz, un respiro, no un conflicto.

Lalo2 se me acercó con una venda

No es necesario, Ávalos... los miraré a todos guardando el máximo respeto que me posición ordena; es lo mínimo que puedo hacer
- Si, señor.... ¿algo que pueda hacer por usted antes de ?
- Despideme de los desterrados y los de las provincias
- Si, señor.

Lalo3 detuvo la mano de Lalo2

- ¿Puedo preguntar algo? - todos lo miraron desconcertados - ¿la situación va a mejorar con un nuevo gobierno?, he escuchado historias
- La esperanza la perdimos hace mucho tiempo - dijo Alonso - el lugarteniente Lozano no nos trajo esperanza, probablemente lo mejor que hizo fue asumir que estaba en el mismo problema que nosotros y atenderlo... un nuevo gobierno, intentará reorganizar todo, cambiará la visión, ganará el favor de la elite, pero... no nos asegura un mejor futuro

El silencio selló la oficina, no sabían si lo que Alonso dijo era mi condena o un intentó de salvarme

- Lugarteniente, ¿la situación es tan mala como parece? - preguntó Janey
- Es muy mala, tan mala como para que sin percatarme haya caído en la negación
- ¿Crees que bajo tu comando la superemos?
- Lo dudo, no tengo lo necesario, no sé que hacer; he fallado completamente
- Señor, si todo se hunde, ¿te quedarás hasta el fin con nosotros? - preguntó Krusty
- Saben que si
- He pasado los cinco gobiernos, y todos huyeron; con sus premios, sus nombres, sus apellidos; si nos vamos a hundir y no hay a donde huir tampoco, al menos quiero regresar a decirle a mi hija que lo intentamos
- No, no, no, no... no hagan esto por favor. Ávalos, cumple tus obligaciones
- Juntos todo, solos nada; lugarteniente - Rafa selló la frase de mi discurso de bienvenida. Lalo2 bajó el arma y me sonrió
- No te tengo lealtad, ni confianza... pero haré todo lo que me digas... joven

¡Juntos todo, solos nada!… se escuchó al unisono

- Es lo peor que pudieron hacerme, regresen todos a sus posiciones. Señora Esthela, aunque sea asalte la maquina de dulces para sacar galletas y papas y que la gente no se desmaye de hambre. Ponga café, muy cargado, hay que estar despiertos, Fab, quiero esos reportes de inteligencia cada cambio de guardia; Alonso ¿dónde están los checklist?, ¿Ald... nada, nada... Lalo3, ¿qué película debo de ver para está ocasión?
- Ohhh esta le va a encantar; es algo así como lo que acaba de pasar, sólo que al de aquí si lo matan
- Bien, estaré allí en rincón viéndola mientras ustedes trabajan

Querido Diario…

No tendríamos dinero en mucho tiempo, aunque sinceramente; yo estoy en mucho mejor condición económica que cuando era montacarguista. Me preocupan los demás, sus familias… pero… ¿por qué me dejaron vivir?, esto es Síndrome de Estocolmo.