Jueves, 23 de Noviembre de 2017: Arigato Mr. Jong

Querido diario… hace no mucho tiempo básicamente tuve que comprometer una ciudad completa. Intercepté correos, cámaras, entré a muchos sistemas SCADA, tomé dominios. Yo lo hacía porque necesita conseguir un empleo, de lo que fuese, pero nadie me daba uno; así que para darme más ventana lo que hacia era eliminar a la competencia.

En realidad fue una estrategia muy tonta, porque en Mexicali la gente aun va a entrevistas y prepara curriculums; así que no funcionaba mucho, pero era mi forma de darme ventaja.

Me volví tan hábil en poder intervenir y espiar la vida de las personas, que para todo ya hacia lo mismo MITM, MITM, MITM; de muchas maneras, pero todo decantaba en un MITM. Un día por ejemplo, intenté conseguir un boleto para un concierto de Belinda, e hice un MITM a la mayor parte de la ciudad… teras y teras de tráfico. Después empecé a usar mucho las pineapple; y un día leí algo muy feo de una persona muy mala, que ni siquiera conozco o había conocido; y lo hice leyendo lo que enviaba por whatsapp desde su celular a otra persona cuando me reconoció, que tampoco conocía; pero también fue mala. Incluso pude saber que desde meses atrás me tenía vigilado en redes sociales (vigilado a nivel normal, es decir todo el tiempo se la pasaba leyéndome).

Una amiga incluso me llegó a decir que si yo podía saber todo; y parecía que si.

Hoy estaba platicando con alguien que siempre ha dudado de mi, ultimamente ya no tanto, pero supongo le parecía muy improbable que alguien que estaba muriendo de hable dedicándose a ser un ingeniero de QA pudiese hacer todo lo que le decía; yo también no me habría creído. Pero ahora que ya sabe que es verdad, me preguntó si de verdad tenía que poner un postip en su webcam, y le respondí de una forma genial:

Como cuando era consultor le solía decir a los clientes “si alguien lo quiere hackear, no importa haga lo que haga, lo van a hackear; mi trabajo no es impedirlo, es que cuando suceda generé el menor impacto posible”; así le diría a quién me preguntase… teoricamente, si; puedo saber todo de todos, donde comes, donde duermes, en que ciudad estas, cuando sales de ella; la ruta que seguiste para llegar a tu trabajo, puedo conocer como te peinaste hoy, la foto que enviaste, los mensajes… si, teoricamente; puedo saber todo.

Querido diario.. Korea del norte tiene submarinos más pro que EEUU.

Lo más curioso de todo es cuando dices cosas que teoricamente no debieses de saber, pero se te olvida y se queda la gente con cara de “o_O” … como hoy, felicité a un amigo por su cumpleaños, y le dije “dice Facebook”, me dio las gracias y todo y a los 5min me dijo “hey, pero yo no tengo Facebook”.

¡Ups!.. perdón, no se como pasó jajaja 😛

Algo que tengo muy presente es que entre más información tengas, más preparado estas para todo. Si yo hubiese obtenido la información de esas dos personas que intercepté sin querer en un restaurante de sushi usando el pineapple hasta un año antes, habría sabido todo.

Tal vez el abuelo DeadSector de Raza Mexicana tenía razón… el hacking es un estilo de vida. Yo como le llevo la contra a todo mundo, siempre me burlé de eso.

Por eso es que muchas veces le decía a mi asesor Leonel de León que todo mundo sabía mi password y no me preocupaba. La verdad es que yo no soy uno de esos hacktivistas amante de las libertades, porque en el fondo me aprovecho de la falla en esas libertades; y la otra es que la información que quiero proteger esta protegida bajo métodos, que bien o mal creo que al menos dificultarían a mucha gente obtener. Si leen mis chats, bueno.. no me importa, mis correos, incluso si leen cuando me conectó a mi blog; no me importa… eso no quiere decir que no haya regresado la visita en más de una ocasión.

Ahora, algo importante es ¿qué haces con todo eso que sabes?. Depende, personalmente hace no mucho un amigo me dijo algo que me hizo molestar mucho; al mismo tiempo estaba engañando a su novia que juraba amar, con otra tipa; yo no hice más que exponer sus conversaciones de Facebook para que ella las leyese. Lo llamé como algo tipo justicia; supongo sabrán lo que pasó. Lo que intercepté en el sushi… es algo muy personal; y aunque lo hubiese mostrado no quería que la diferencia fuese por eso… en la escuela (si, si, yo fui a una escuela) vendía fotografías de las pocas mujeres que había que de pronto mandaban en cueros por messenger, hi5…

Creo que al vendetta de ese entonces; que era el vendetta pro; el hecho de tener información que dañase a alguien en automático sería sinónimo de hacerle pública; al vendetta de ahora… la usaría para mi beneficio personal o para vengarme de alguien cuando lo necesitase.

Lo sé Querido diario.. soy una mala persona.

Por cierto, tal vez debiese de publicarte… la gente se divertiría contigo.