Viernes, 23 de Agosto de 2019: Julia Augusta

Querido Diario…

Me desperté sobre las 3am, sudando… estaba a nada de gritar, apenas vi una sombra y me asusté; sin embargo era Shellcode que me miraba preocupada, intentando saber porque me había despertado tan exaltado. Todo había sido real…

Después de todo lo que he vivido, pensaría que mi mayor miedo es a que un coche se me patine en medio de una autopista, me quede en medio de los carriles y un trailer venga hacía mi, o que de pronto me encuentre unos tipos de sombrerito rojo y me empiecen a disparar; o que yo vaya tranquilamente caminando cuando unos tipos güeros me secuestren y me torturen hasta morir de dolor… pero no, mi temor más fuerte; es reprobar.

Soñé que regresaba a la escuela, tomaba clases, y reprobaba. Sentí el mismo miedo que me daba ver las listas de calificaciones, o cuando cerraba los ojos y le decía a alguien más: “tú ve mi calificación, yo no quiero ver, si pasé grita, si no pasé, sólo ciérralo y no me digas”, soñé esas tardes en donde un maestro decía “bien, sacaste 4” y yo decía “ohhh que bien, aun puedo pasar”, y después decía “de 100” y yo decía “oooooh que mal”; o ese día en UPIBI cuando saqué -7 en un examen. Dos veces he soñado que vuelvo a la escuela, y nos veces he despertado aterrado, con miedo y ganas de vomitar el pánico.

Por eso un día, ¡un día! yo seré maestro… y me vengaré de todo lo que me hicieron. Voy a reprobarlos a todos, apenas respiren y estarán en ETS, si antes era obligatorio que pasase una persona por grupo, yo voy a hacer que pasen cero.

Después de bañarme y darme cuenta que sólo era un sueño; me dispuse a trabajar en la H. Organización Turbia e Ilegal, sin embargo no duré mucho tiempo, cuando recibí una llamada, que sólo podía significar algo:

- Bueno - Primeishooooon
- ¡Oh rayos!, ¿ya?, ¿ya?, ¿hoy es el día? - respondí lleno de emoción
- Ya se está saliendo el champurrado
- OMG, OMG, OMG... <<quemocioooooon>>
- Primeishon, si no despierto, sólo recuerda, que te odiaré toda mi vida por no haber ido al baby shower
- Si no despiertas, iré yo mismo en persona al infierno; y te voy a picotear con el tridente por no abrir los ojos
- Deséame suerte
- ¡Suerte!, dale duro; si se desmaya el barbón, le tomas foto para luego burlarme de él
- Dale

¡Qué emoción!, recuerdo las veces que ella me decía que nunca, y yo al contrario; le decía las tantas ganas que quería unos 10… tal vez ahora mismo ya todo haya pasado.

Me di cuenta que no me estaba concentrando, así que fui a comer la cosa más extraña que he visto desde el chile en nogada relleno de comida china, un chile en nogada de carne de cerdo. En el norte se come carne, comida china, pero… la comida compleja, llena de especias, sazón y garnachera… no; eso no es por aquí. Lo que eso si, el maridaje estuvo muy bueno; mi favorito.

Beberse una botella de vino completa, tiene sus problemas… como llegar tarde a tus citas:

En fin, no es bueno beberte una botella tú sólo. Después, pues seguí sin poder concentrarme, así que decidí jugar un rato.

Me encontré una aplicación que hacía uso de un CMS, Drupal…. ese CMS famoso que un montó de gente del Mexicali Open Source usan; y que no entiendo porque. Vi algo que se me hizo interesante, ya hace algunas semanas otro bug bounty hunter había reportado una vulnerabilidad sobre información sensible, por lo que estaba en la tabla de cambios, el “fix” de esa vulnerabilidad. Acorde a las notas, la forma sencilla en que lo resolvieron fue remover de la ruta la información sensible, pero ¿y el endpoint?.

Esta aplicación tenía el caching system por default, y lo pude identificar facilmente porque en el header viene un campo:

x-drupal-cache

Lo que hice fue poisonear el cache para inyectar una testing string para un XSS, para hacerlo lo hice directamente en el header.

El XSS fue almacenado, y se reflejada directamente… como se puede ver en la imagen, la testing string no era compleja ni nada… una inyección “sencishita”.

[Inserte aquí meme de la rana rene]… a veces veo mis bounties y creo que es tiempo de dejar de trabajar.

Pero luego recuerdo ese sitio de 2m x 2m, donde tuve que dormir con cucarachas, sin ventanas, y sudando por lo caliente de la habitación; y pasar meses en la oscuridad, sólo esperando a que pasasen los días rápido… y se me olvida.

Ser un criminal turbio e ilegal… eso es lo único que puedo hacer por aquí…

Antes de finalizar la tarde, platiqué con Alonso

- ¿Y ese quién es? - me preguntó, un poco receloso de que lo pudiese desplazar
- Hum... alguien que creo que ya enamoró a Mom
- ¿Y si es todo lo que dice ser?
- Por lo poco que lo he investigado, lo dudo... 
- Hum.. siendo sinceros, así como que no quiero saber. ¿Estoy en peligro? - me sorprendió su sinceridad, creo que empieza a haber confianza y complicidad
- No, tú no... pero creo que yo si... y con los errores recientes que he tenido... pues... 
- Hum.. a veces ocurren accidentes, puede que yo llegue a la reunión con Mom
- Cierto, a veces ocurren accidentes... se vería muy mal que yo hiciese algo para evitar esa reunión, pero... eso no quita que ¡alguien!, por allí pudiese evitar la reunión. Los accidentes suceden
- Pues si...

Querido Diario…

 - ¿Gü$%&/ cómo lo conociste?
- En un viñedo, en Querétaro
- ¿Cómo?, ¿La loca?
- Otra loca, habían ido a un maratón o algo así; y yo me quedé en la noche esperando. Así que compré una caja de vino para esperar, dejaron de vender y todos me intentaron comprar botellas, platiqué con ellos y de pronto ya eramos amigos
- ¿Y él era el que le hacía las canciones?
- Si
- ¿Cómo puedes conocer famosos así como así?, ¿o sea cuando Belinda?
- Yiuck nah, esta fea

Y al final de la noche… pasó…

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *