Querido diario…

Desde el jueves por la tarde empecé a trabajar, después de casi dos semanas de no hacer algo… pero no puedo concentrarme. Me la pasé intentando bypassear un SSO…

Paula y Winiberto hicieron un comercial genial:


Querido diario, jamás implementes Zendesk; es horrible que te dejen hablando con un bot.