Viernes, 29 de Noviembre de 2019: Esas no son formas

Querido Diario…

Recorrí el pasillo y llegué al “cajero”, ingresé mi número de boleta, de esos números que siempre recuerdas, aunque pasen años 2004620080; y entonces el cajero desplego mi boleta de calificaciones; debía 12 materias. Era Diciembre, y sabía que la primer ronda de ETS la aprobarían para antes de salir de vacaciones, así que tenía unas dos semanas para pasar al menos 10 materias o quedaría fuera de reglamento.

Sentía como el mundo se me vino encima, otra vez fuera de reglamento, mi mamá me iba a reventar la cabeza a sapes, y otra vez tendría que ir a Comisión de Honor y Justicia a rogar, pues yo ya tenía tres dictámenes, y esto era baja definitiva.

Me senté en la jardinera, y el sonido de intro de Californication llenó todo el rededor.

Entonces abrí los ojos, caí en cuenta de que era un sueño. Mi mayor pesadilla, volver a la escuela. Era Fab quién me marcaba, y era mi celular clamando mi atención.

- Bueno
- ¿Qué tranza chavo?, ¿estas durmiendo?
- Ya no - en realidad creo que si seguía un poco dormido
- ¿Dónde andas? - miré la tablet para saber donde iba el avión
- Creo que estoy como en Nicaragua, Guatemala, uno de esos países de la parte de la tripita de América
- ¡Ah ya!, oye, tenemos acá este.. algo que decirte
- ¿Qué pasó?
- Pues... este... espérame - escuché como puso el altavoz y se escuchaba ruido de fondo, no estaba sólo.

Escuché como murmuraban entre él, Eli y Henrri para decirme, lo que sea que fuese que me querían decir.

- No, no.. mejor dile tú
- ¿Yo por qué? - decía Eli
- Porque contigo se va a enojar menos
- No, que le diga Henrri
- Achiiiis... ¿yo qué?

Mientras discutían, levanté la mano para que me llevasen más jugo.

- Coff.. coff.. - intenté llamar su atención - no sé si sepan, pero los megas de Internet en los aviones son muy caros
- Este... ya vez que siempre mantenemos vigilancia sobre ti, para pues, detectar cualquier amenaza que pueda afectarte... y pues, te vamos a pasar una screenshot, pero no te vayas a enojar

- Hum...

Charles Bukowski decía que el dolor tenía sus ventajas, es tan fuerte la sensación de dolor, que lo demás no se siente…

- ¿Hum... ? - Fab estaba desconcertado
- Psss ya que, la gente mala siempre gana. Gracias por avisarme
- Tenemos un análisis más grande de todo el árbol de contactos que tiene, por si necesitas explotar más la información
- No, déjenlo así - y colgué

En realidad no necesitaba investigar más, en cuanto vi la screenshot mi imagen empezó a relacionar todo de golpe, y pude ver toda una serie de acciones, que en efecto, eran indicios de mentiras, complicidades, más mentiras y juegos. Cachanillos, creo que eso es genético.

Llegó mi jugo de naranja, y le pedí a la aeromosa que le pusiese un chorro de vodka, otra de las enseñanzas de Charles Bukowski es que estar borracho las 24 horas, ayuda bastante a olvidar.

Cuando estaba a punto de quedarme dormido de nuevo, recibí el primer signo de vida de Janey:

- Belindoooooooooo, Belindoooooo, ayudaaaaaame - la desesperación la estaba haciendo perder el control
- Ya estoy en eso, estoy rumbo a Costa Rica para ir a soltar tehuacanazos - esperaba que mi pasividad le trajese calma, pero no
- Estos tipos están bien locos, están armados, son como cien, ayudameeeeee me van a matar si no hackeo un banco
- ¡Relaaaajate!, respira profundo, 1, 2, 1, 2, inhala, exhala... todo va a estar bien, ¿cuando te he fallado?
- Ayudaaaaaaaaaaaaaaaaaame
- ¡Janey!, metete unas cachetadas reaccionadoras, ahorita arreglamos todo
- Oki, pero te apuras
- Shi, shi, shi...

¡Ay caramba!, cien tipos rudos contra mi; esto se va a poner feo. No pensé que fuese a extrañar en ese momento a Lalo y Lalo 2. De nuevo me hice bolita para poder dormir; y entonces otra vez el celular comenzó a sonar.

- Dicen que voy a llegar a Costa Rica y cien tipos rudos me esperan, necesito dormir para estar listo para la acción
- ¿Cómo estas? - su tono de voz era diferente al de hace un momento, estaba preocupada
- Hum... no importa... - intente decirse lo más alegre posible, al igual que todos estos días que intentando evitar que se den cuenta como realmente me siento
- Puedes decirme
- No puedo, no porque no quiera, sólo no puedo, no sé que decir
- No te escuchas bien, no como siempre... y no tengo mucho de conocerte, pero; no estas feliz como siempre
- Hum... ¿cómo vas?, ¿ya lista para producción?
- Estamos en eso... 
- Vamos, vamos.. es momento de brillar, son la esperanza de esta H. Organización Turbia e Ilegal
- Cuidate, si necesitas contarle a alguien, estoy conectada
- Gracias.

Al fin me hice bolita y me quedé dormido. Y al cerrar los ojos, nuevamente estaba allí; en la jardinera, con mi mano llena de formas de ETS.

Al aterrizar al aeropuerto me contactó Señorita RH, para decirme que ya sabían que había venido en misión para salvar a Janey; y habían hecho mi reservación de hotel. Oh rayos… me hospedaron en el Florencia.

Bueno, podría ser peor; como cuando fui a Lima. Janey me volvió a contactar, ya estaba mas tranquila, aunque seguía secuestrada y estaba intentando hackear desesperadamente un banco.  Sin embargo, me comentó sobre los riesgos de estar tan lejos de la H. Organización; al parecer este año el golpe de estado se vislumbraba, si no regresaba con Janey viva, sería mi fin. Eso me hizo comprometerme más con la causa.

Esperé mi maleta, caminé hacía fuera del aeropuerto y miré hacía todos lados buscando a Don R, que pensé habría ido a recogerme al aeropuerto. Sin embargo no lo vi, entonces en ese momento la vi, la regía más chaparra que he conocido, y los ojos azules tan claros que siempre le he dicho que parece drogadicta en fase terminal.

- ¡Augusto!
- Estefania
- ¿Andas buscando raid? - me dijo mientras me mostraba su licencia de piloto
- ¿Qué haces aquí? - podría ser agradable, pero eso no evitaba que desconfiase de ella
- R me mandó por ti, te voy a llevar a Antigua para que cenes con él
- ¿Por qué no está en Costa Rica?
- Ya te platicará él, pero las aguas andan agitadas, y quiere estar lejos de todo; tiene que ver con quienes secuestraron a tu amiga
- Demonios, se escucha peligroso
- Si, son muchos y bien armados
- No, me refería a ti pilotando un helicóptero
- Idiota, dame un abrazo - y estallamos en risas

Querido Diario…

Caminamos al helipuerto y estaba “La wonder woman”, uno de los helicópteros de la empresa del papá de Estefania, amarré con el cinturón de seguridad mi maleta, no quería quedarme sin calzoncillos limpios en una isla tropical. Y me subí en el asiento del copiloto. Y despegamos.

Teníamos de no vernos más de año y medio, desde que los dos estuvimos en un curso; y nos sentamos juntos en la misma banca. Quién pensaría que nos convertiríamos en secuaces turbios e ilegales en esta ocasión. Cuando empezó a preguntarme sobre como me iba, entre en un loop, donde simplemente quise bloquear todo, para no responder. No podía explicar como estaba, ni todo lo que pensaba.

- ¿Sabes? - rompí el silencio por un momento - si todo sale bien, deberíamos de ir a una posada
- ¿Una posada?, si genial, me encantan los villancicos
- Bueno, es una posada un tanto diferente; se habla de hacking, exploits, shellcodes, vulnerabilidades... es el Viernes 6 de Diciembre, en las oficinas de Platzi México, un Meetup llamado NoTrustSec: https://www.meetup.com/es/NoTrustSec/
- Hum... suena a una posada rara, lo consideraré
- No puedes faltar, no estaré yo para firmar autografos... pero te gustará
Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *