Viernes, 8 de Junio de 2018: De barrio… pero fina

Querido Diario…

El día de ayer fuimos al Spa Canino para que la vacuna de Shellcode.

- Hola
- Hola chilango
- Ya le toca vacuna
- ¿No quiso bajar? - preguntó la muchacha
- No, ya ves que apenas huele aquí y le entra el miedo... algo me dice que tu no eres buena persona
- ¡Calla!, vamos por ella

Salimos hacía la calle y apenas Shellcode la vio se hizo bolita en la parte trasera del coche y no quería salir. Yo creo que los perros se traumatizan con ciertos lugares. Saben que allí algo malo les va a pasar.

Por más que ella intentó no la puedo sacar, y al final yo tuve que sacarla terminando todo rasguñado.

- Hola terrorista cibernético
- Hola señorita de pelo de algodón de azucar
- ¿Por qué tu perrita no se mueve de allí? - preguntó señalando a Shellcode que seguía arriba del coche sin querer moverse
- No le gusta pisar la tierra, supongo que siente que se ensucia
- ¿Qué clase de perro no le gusta jugar en la tierra?
- A ella
- Que rara
- Somos citadinos

Querido Diario…

La señorita de pelo con forma de cupcake me dijo algo raro, en dos años de conocerme, jamás me ha visto sonreír, o no lo recuerda.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *